En muy poco tiempo hemos pasado de movernos por el campo o por la playa, de pasear o nadar, a pasar 8 horas en la oficina. Las malas posturas y falta de actividad ligadas a estar tanto tiempo sentados nos pasará factura si no hacemos algo. ¡Trata también de mantenerte activo en la oficina!

En AXA Healht Keeper encontrarás  los mejores servicios médicos que te ayudarán a tener una vida saludable día a día. Regístrate y empieza a cuidarte. Además te dejamos 4 pequeñas habilidades para engañar a tu cerebro y que tu cuerpo salga ganando:

  1. Ten la botella de agua a mano, pero vacía.Tener la botella a mano (de agua, por favor), te ayuda a recordar que tienes que beber. Pero mantenla vacía, así cada vez que quieras beber tendrás que levantarte a rellenarla. Te mantendrás hidratado/a y habrás estirado las piernas.
  1. No vayas al servicio de tu planta. Mantenerte hidratado/a tiene consecuencias, aprovéchalas. Ve al baño más lejano que puedas, no te pases, no vaya a ser que no llegues. Conocerás gente y puedes aprovechar para subir y bajar un piso, o varios, cada vez que vayas.
  1. No hables a gritos. Levántate, acércate a la persona con la que quieras hablar. Cada vez que te levantas de la silla y paseas estás activando la circulación de tus piernas y mejorando el retorno venoso. Te harás más sociable, cercano y molestarás menos al resto de tus compañeros.
  1. No guardes material de oficina en tu escritorio. Tendrás más incentivos para aprovechar el que tienes. Y además de ecológico y ahorrador, cuando necesites material de verdad, te tendrás que levantarte y caminar.

En cualquier caso, estos solo son unos sencillos consejos para mejorar tus hábitos, si te molesta la espalda, si te sientes decaído o tienes dolores posturales en el trabajo, busca ayuda profesional. Busca tu traumatólogo, tu fisioterapeuta o entrena tu higiene postural con un entrenador personal… A todos ellos los puedes encontrar aquí, en AXA Health Keeper con precios especiales y descuentos. Ya sabes, cuidarse tiene premio.