Las altas temperaturas influyen en la manera en que nos alimentamos. El calor invita a hidratarnos más, por lo que las frutas y verduras de temporada nos hidratarán y aportarán nutrientes de calidad. Te ofrecemos una serie de recetas deliciosas, rápidas de preparar, económicas y, sobre todo, sanas.

En AXA Health Keeper tenemos endocrinos y nutricionistas que pueden ayudarte a seguir una alimentación saludable, según tus necesidades. Regístrate.

Qué comer en verano

 Los cambios de estación vienen acompañados de reajustes en los hábitos alimentarios. En verano, las elevadas temperaturas provocan en el organismo una mayor pérdida de agua y el riesgo de deshidratarse aumenta.

Nuestro cuerpo necesita un mayor aporte de agua, por lo que conviene apostar por las frutas y verduras de temporada. Nos ayudarán a mantener los niveles de energía y de hidratación que necesitamos.

Las principales frutas ricas en agua y minerales que se encuentran en su mejor momento durante los meses estivales son la sandía, el melocotón, el melón, las naranjas y los tomates. En el caso de las verduras están el apio, la lechuga, la espinaca, el pepino o el calabacín. Todos estos alimentos nos ayudarán a:

  • Refrescar el cuerpo.
  • Combatir el calor propio de estos meses.
  • Llevar una alimentación saludable.
  • Mantener a raya nuestro peso.

Recetas fáciles de verano

 Las opciones para crear deliciosos y nutritivos platos en verano son muy variadas. Solo necesitamos un poquito de tiempo y habilidad para combinar de forma adecuada los diferentes ingredientes. El resultado será exquisito y muy agradable. Compruébalo con estas cinco comidas fáciles que te mostramos a continuación:

1. Crema fría de calabacín

  • Limpia 1 calabacín y córtalo en trozos grandes sin pelarlos.
  • Pela 1 cebolla en trozos pequeños y 1 patata en láminas.
  • Coloca la patata en una cazuela con agua y un poco de leche y cuécela durante 15 minutos.
  • Añade al conjunto el calabacín y 2 trozos de queso.
  • Cuécelo todo durante 10 minutos. Puedes añadir un poco de pimienta y nuez moscada.
  • Una vez cocido, tritúralo hasta conseguir un puré muy fino.

 

5 recetas frescas para el verano Crema calabacín

 

2. Gazpacho

  • Escoge 1 tomate rojo y maduro que le aporte al gazpacho ese color rojo anaranjado tan característico. Trocéalo y añádele aceite de oliva. Le aportará un sabor intenso.
  • Añade vinagre (la cantidad dependerá del gusto de cada uno).
  • Agrega otras hortalizas como pimiento, pepino y ajo y, si se quiere, cebolla. La medida será al gusto.
  • Añade agua, sal y pan desmigado que le aportará consistencia.
  • Mezcla bien todo el conjunto y tritúralo. Puedes pasarlo por el colador chino hasta conseguir una textura homogénea.
  • Sírvelo bien frío.

 

 

3. Ensalada de lentejas con tomate, cebolla y pimiento

  • Cuece 225 g de lentejas a fuego suave durante 25 minutos. Cuélalas y déjalas enfriar.
  • Pela 1 cebolla y córtala en juliana.
  • Lava 2 tomates y trocéalos en dados.
  • Lava 2 pimientos (uno rojo y otro verde), retira las semillas y córtalos en dados.
  • Mezcla las lentejas con todas estas verduras y añade sal, pimienta negra, un poco de vinagre y aceite de oliva. También puedes añadir un poco de perejil.

 

5 recetas frescas para el verano Ensalada de lentejas

 

4. Cazuela de tomate y judías verdes

  • Cuece 300 g de judías junto con 2 patatas medianas peladas y cortadas a dados.
  • Pica 1 diente de ajo y 1 cebolla y pocha el conjunto en una sartén unos minutos. Remueve de vez en cuando y añade 1 tomate cortado a dados.
  • Añade el sofrito a la cazuela donde están las judías y las patatas. Cuécelo unos minutos para que se mezclen bien los aromas.

 

5 recetas frescas para el verano Judías verdes

 

5. Macedonia de fruta con zumo de naranja

  • Pela y corta en trozos muy pequeños 1 plátano, 1 porción de melón, 1 manzana, 1 kiwi, 1 melocotón y 3 fresas.
  • Exprime 2 naranjas y mezcla el zumo con la fruta troceada.
  • Sírvelo bien frío.

 

5 recetas frescas para el verano Macedonia

 

Como ves, el verano nos ofrece una amplia gama de alimentos refrescantes con los que crear sabrosas recetas. Disfrutemos de la gastronomía estival a la vez que hidratamos nuestro cuerpo y le ofrecemos nutrientes de calidad. Y, si lo complementamos con ejercicio al aire libre, los beneficios se multiplican. ¡Cómete el verano!

¿Quieres saber si tienes un estilo de vida saludable? Puedes hacer 
nuestro test de estilo de vida saludable en nuestra app.

FUENTES:

  • Best Health Magazine
  • Eatingwell