Beneficios de la manzana Axa Healthkeeper

 

La manzana es una de las frutas más conocidas en todo el mundo, con decenas de variedades distintas, que van desde las más ácidas a las más dulces y desde las más secas a las más jugosas. Se puede consumir los 12 meses del año y tiene gran versatilidad en la cocina, puesto que se puede tomar, cruda, en ensalada, en puré, en compota, asada, caramelizada, en tartas o como parte de un plato salado. Pero lo más interesante sin duda son los beneficios de la manzana para tu salud. ¿No los conoces?

En AXA Health Keeper queremos darte información sobre alimentación saludable, para que aprendas a comer bien. Además tienes a nuestros endocrinos y nutricionistas que pueden resolver todas tus dudas. Regístrate y conócenos.

¡No te lo pierdas!

tipos de manzana

  1. Contiene un 80% de agua.

Esto significa que te hidrata y te quita la sed, por eso a pesar de que es una fruta muy típica en invierno, en la época de calor, una manzana es un sano y refrescante picoteo.

  1. Contiene pectina.

La pectina es una fibra soluble que hace aumentar el volumen de las heces y mejora el tránsito intestinal. Esto hace que la manzana  sea recomendable tanto en casos de diarrea como de estreñimiento. Si se come cruda y con piel acelera el tránsito y evita el estreñimiento y en puré o rayada ayuda a mejorar los síntomas de diarrea.

  1. Ayuda en el control de la diabetes.

Aunque contiene fructosa como todas las frutas, se asimila de forma lenta en el organismo, así que es una fruta recomendable para las dietas diabéticas.

  1. Reduce la tensión arterial.

Gracias a que es diurética y a su contenido en potasio ayuda al equilibrio hídrico y controla los niveles de presión arterial.

  1. Previene la aparición de algunas enfermedades.

Tiene efectos antiinflamatorios gracias a la histidina, por lo que es beneficiosa para casos de gastritis y además contienen metionina que ayuda a eliminar el colesterol malo, por lo que previene enfermedades de tipo cardiovascular.

  1. Es un gran antioxidante.

Es rico en fitoquímicos como las catequinas o la quercetina que evitan el envejecimiento prematuro de las células y contribuyen a lucir una piel sana y un cabello brillante.

  1. Ayuda a controlar el peso.

La fibra es saciante por lo que si se toma a media mañana o a media tarde se llegará a la siguiente comida con menos apetito. Además al acelerar el metabolismo de las grasas contribuirá a conseguir un peso adecuado. ¿Hay algo mejor que adelgazar comiendo? Comiendo sano, se entiende. 😉

Ya sabes lo que dicen: “Una manzana al día saca al médico de casa”. Además es una fruta que gusta a todo el mundo, ¿verdad?

Pregunta a los profesionales de AXA Health Keeper si te queda alguna duda. Ya sabes que sólo por registrarte tiene consulta médica telefónica las 24h del día. ¡Anímate!