Si te gusta el movimiento, el baile y estar en forma, existe una nueva práctica deportiva que te va a entusiasmar. En ocasiones las clases dirigidas te resultan aburridas, porque son muy repetitivas y te cansas rápidamente. Puede que el Body Jam sea la solución. Además vas a quemar grasas y por fin podrás lograr bajar tripa, qué ¿te apetece?

En AXA Health Keeper estamos concienciados con el deporte y la salud. Regístrate y compruébalo.

¿En qué consiste el Body Jam?

Esta nueva disciplina deportiva consiste en un ejercicio aeróbico intenso coordinado con una sesión de baile coreografiado, que combina varios estilos de baile, desde ritmos africanos, caribeños, funk, tecno, hip-hop y música electrónica. Es una clase que pueden practicar personas de cualquier edad y condición y no es necesario saber bailes, ya que el monitor va introduciendo los pasos uno a uno.

La clase comienza con un calentamiento aeróbico, para ir subiendo pulsaciones y aumentando la frecuencia respiratoria, al tiempo que elevas la temperatura corporal. Después comienza la coreografía, paso por paso, que se repite completa en varias ocasiones. Tras ello se bajan pulsaciones poco a poco y se permite una relajación parcial y se continúa con otra subida a ritmo e intensidad intensa de nuevo.
Se finaliza con una música más lenta, para ir relajando sin dejar de moverse y realizar ejercicios de estiramiento, por grupos musculares concretos, en especial los que hayas ejercitado más. En una sesión de danza del vientre, por ejemplo, habrás ejercitado los abdominales sobre todo, aunque hayas movido todo el cuerpo. Si has realizado un baile flamenco, habrás movido más los brazos y hombros y si has practicado funk, tendrás más fatiga en el tren inferior.

salto-baile-body jam

Beneficios del ejercicio cardio

  1. Es un ejercicio que quema calorías, hasta 500 por sesión. Movimientos aeróbicos donde movilizas los depósitos de glucógenos y conseguirás consumir grasas y bajar tripa.
  2. Es un ejercicio cardiovascular, que mejora tu circulación sanguínea y el bombeo del corazón. Similar a las rutinas de crossfit de los que te hemos hablado en AXA Health Keeper.
  3. Mejoras el tono muscular porque mueves todos los grupos musculares.
  4. Mejoras la fuerza y resistencia de las articulaciones.
  5. Mejoras la coordinación y la agilidad al tener que seguir un ritmo y una coreografía.
  6. Mejoras la capacidad de concentración al tener que estar atento para no perder el compás.
  7. Liberas endorfinas lo que te ayuda a eliminar el estrés y la ansiedad y a disminuir el riesgo de depresión.
  8. Es un ejercicio motivador que te engancha y te hace tener ganas de volver.

Desde luego hasta que no lo pruebes no sabrás si te gusta. ¿Te atreves?

En AXA health Keeper puedes encontrar entrenadores personales que te asesoren y gimnasios donde practicar éstas y otras disciplinas. Búscanos.