Levantarse en mitad de la noche para ir al baño puede ser molesto y hacer que estemos más cansados al día siguiente. A veces, reduciendo el consumo de líquidos a la tarde podemos evitarlo. Otras, en cambio, puede indicar una dolencia más seria. Averigua si es tu caso.

En AXA Health Keeper contamos un amplio cuadro médico que puede dar respuestas a cualquier problema de salud. Regístrate.

Tener ganas de orinar mucho por la noche (lo que se conoce médicamente con el término de nicturnia) puede esconder alguna anomalía en el organismo. Pero, no siempre.

Investigaciones recientes apuntan que podría tratarse de un síntoma de hipertensión. También puede ser una producción excesiva de orina a la noche o tener la vejiga con poca capacidad.

No obstante, a veces, cambiando algunos hábitos de nuestra rutina podemos evitar despertarnos para tener que ir al lavabo. Tomar más agua a la mañana que a la noche, reducir el café o hacer más actividad física son algunos remedios que pueden acabar con la nicturnia.

Nicturnia o nocturia, ¿qué es?

La nicturnia o nocturia se define como la interrupción del sueño una o más veces por la noche para orinar, de acuerdo con la Sociedad Internacional de Continencia. No se trata de una afección sino de un síntoma (o no) de que algo no funciona bien en el organismo.

Aunque es relativamente poco común entre los adultos jóvenes, a los 80 años de edad, la prevalencia aumenta del 80 al 90% tanto en hombres como en mujeres.

Al interrumpir el sueño, la nicturnia puede provocar somnolencia diurna, síntomas depresivos, disfunción cognitiva y una menor sensación de bienestar y calidad de vida. Además, se asocia con un mayor riesgo de morbilidad e incluso mortalidad.

Me levanto muchas veces por la noche a orinar

Levantarse para orinar con frecuencia durante la noche podría indicar un problema de salud.

Según un estudio de la Asociación Europea de Cardiología, la ingesta de sal y la presión arterial alta (hipertensión) pueden estar relacionadas con un mayor número de viajes al baño para miccionar cuando se debería estar durmiendo.

Cuando se consume sal en exceso, el cuerpo puede retener líquidos. Esta retención puede estar asociada con la presión arterial alta y acarrear tener que orinar más en mitad de la noche.

No obstante, la hipertensión no es la única causa potencial de la nicturnia. Existen tres posibles causas más por las que se puede pasar tiempo en el baño cuando se debería estar en la cama.

Ejercicio para el sueño

Posibles causas de la nicturnia

  1. Poliuria nocturna. Es decir, producir más orina por la noche. Es un síndrome en el que se altera la proporción habitual de producción de orina entre el día y la noche, según la Sociedad Estadounidense de Nefrología. Los pacientes con poliuria nocturna producen más del 33% de su producción diaria de orina por la noche.

La insuficiencia cardíaca, las enfermedades neurológicas (Parkinson y Alzheimer), la enfermedad renal y la apnea obstructiva del sueño pueden provocar poliuria nocturna.

  1. La vejiga no puede retener la cantidad de orina. La capacidad de la vejiga nocturna es baja. Las infecciones y la inflamación pueden hacer que sea necesario vaciar la vejiga con frecuencia por la noche. Además, una vejiga hiperactiva puede causar baja capacidad vesical nocturna.

Un informe de la Revista Médica Británica subraya que muchas personas con nicturnia se ven afectadas, tanto por poliuria nocturna, como por baja capacidad de la vejiga nocturna. En ambos casos se les diagnostica nicturnia mixta.

  1. No dormir profundamente. Algunas personas orinan a menudo por la noche porque se despiertan más veces de las que deberían. Esto no tiene nada que ver con la salud de la vejiga. En estos casos, no es la necesidad de orinar lo que las despierta, sino un trastorno del sueño.

Tratamiento de la nicturnia

Hablar con un médico. Si crees que puedes tener nicturnia, consulta con un médico. Puede ser que te pida un diario de micciones (registro de lo que bebes y orinas) para averiguar la causa.

Reducir el consumo de sal. Si la presión arterial alta está causando la nicturnia, el médico podría recomendarte vigilar el consumo de sal y practicar más deporte.

Limitar el alcohol. Si no hay una afección subyacente que abordar, reducir el consumo de alcohol cuando es casi la hora de acostarse puede ayudar a aliviar la nicturnia.

Beber agua a la mañana. Tratar de beber más agua durante la mañana que por la noche podría ayudar. También, reducir el café podría ser suficiente porque la cafeína irrita la vejiga.

Como ves, levantarse para ir al baño varias veces cuando deberíamos estar descansando no tiene por qué ser síntoma de una enfermedad.

A veces, cambiando algunos de nuestros hábitos de vida podemos acabar con la nicturnia de forma natural. Sin embargo, antes de sacar tus propias conclusiones, lo más conveniente es preguntar a un médico.

Fuentes:

Trips to the toilet at night are a sign of high blood pressure. ESC Press Office.  European Society of Cardiology. 30 Mar 2019. https://www.escardio.org/The-ESC/Press-Office/Press-releases/Trips-to-the-toilet-at-night-are-a-sign-of-high-blood-pressure

Nocturia. Author: Jane Meijlink. International Continence Society. June 2018. https://www.ics.org/committees/standardisation/terminologydiscussions/nocturia

Chapter 19: Nocturia in Elderly Persons and Nocturnal Polyuria. Dean A. Kujubu. American Society of Nephrology. https://www.asn-online.org/education/distancelearning/curricula/geriatrics/Chapter19.pdf

Managing nocturia. Serge P Marinkovic, Lisa M Gillen and Stuart L Stanton. BMJ. 2004 May 1; 328(7447): 1063–1066. Doi: https://dx.doi.org/10.1136%2Fbmj.328.7447.1063