Desde la aparición de la COVID-19 los enfermos de asma han tenido una gran preocupación por saber si son un grupo vulnerable frente al nuevo virus. China y Estados Unidos han sido los primeros países en publicar estudios sobre la relación del Asma y la COVID-19. A través de este artículo te contamos la relación entre esta enfermedad respiratoria y el virus.

En AXA Health Keeper tenemos médicos que te ayudarán en todo lo que necesites. Regístrate y conócelos.

Asmáticos, ¿en riesgo?

Durante los primeros meses de la pandemia del coronavirus, una de las muchas incógnitas que se presentó fue si tener asma era un factor de riesgo para contraer la COVID-19. Era una preocupación grande, sobre todo en personas con edades avanzadas. Para empezar, los síntomas respiratorios de la COVID-19 podrían ser una amenaza para los enfermos de asma. Más que nada porque el asma inflama las vías respiratorias y dificultan la respiración. De inicio, se pensó que las personas con asma moderada o grave podrán tener mayor riesgo de enfermar que el resto. Pero no existía ningún estudio que avalara esta tesis.

Además, los primeros informes sugirieron que alguna medicación para pacientes asmáticos o con bronquitis asmática  contraindicada en pacientes con enfermedad de COVID-19, lo que aumentó el desconcierto.

Baja morbilidad

Sin embargo, en junio de 2020 la revista Journal of Allergy and Clinical Immunology publicó una investigación que sugería que tener asma no aumentaba el riesgo de hospitalización por la COVID-19. En este estudio, los investigadores no encontraron ninguna diferencia significativa en las probabilidades de hospitalización entre las personas con y sin asma.

Además, el prestigioso medio The Lancet publicó un estudio en el que se aseveraba que el asma no estaba entre los principales factores de riesgo de la COVID-19, como si lo estaban la obesidad mórbida, la diabetes y la enfermedadca crónica, entre otras.

De hecho, el New York Times publicó un artículo, dependiente en datos del Departamento de Salud de Nueva York, en el que apuntaba las principales comorbilidades de COVID-19. Estás eran: hipertensión, diabetes, colesterol alto, enfermedad de las arterias coronarias, demencia y fibrilación auricular y una afección cardíaca. La enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) era la séptima con más índice de morbilidad, por delante de la enfermedad renal, el cáncer y la insuficiencia cardíaca congestiva. Pero esta enfermedad pulmonar se considera otra enfermedad respiratoria y posee una demografía más antigua que el asma. Así que el asma como tal no aparecía entre el top ten.

asma y covid factor de riesgo menorAsma y COVID-19: riesgo menor del que se creía

Según la American Academy of Allergy Asthma Inmunology, lo más importante para un paciente asmático en materia de prevención es primordialmente mantener su asma bajo control. Así, los pulmones estarán mejor preparados en caso de tener cualquier afección o que un alérgeno externo pudiera provocar una exacerbación de su asma.

Por otra parte, desde los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC), se ha dejado claro que un día de hoy hay pocos datos publicados que respaldan “un mayor riesgo” de infección por coronavirus o de una reacción grave al virus para las personas con asma. Según explica el Dr. Mitchell H. Grayson, director de Alergia e Inmunología y profesor de Pediatría en Nationwide Children’s Hospital y Ohio State University, los números suger que “las personas con asma no contraen el coronavirus con más frecuencia que las personas sin asma” .

Cómo controlar el asma y alejar al COVID-19

En definitiva, y como resumen, el asma no implica un riesgo añadido para contraer la COVID-19. Los enfermos con asma deben seguir tomando su medicación tal y como lo estaban haciendo, mantener su enfermedad controlada e informar a su médico de cualquier nuevo síntoma que desarrollen. Esta es la mejor prevención para evitar riesgos derivados de la enfermedad que ha provocado la pandemia.

Las personas con asma deben vivir tal y como si fueran una persona sana y hacer lo que haría una de ellas. Grayson aconseja » practicar el distanciamiento físico, usar una mascarilla en público y limitar el número de veces que salen de casa «, como mejores medidas de prevención y para evitar cualquier riesgo.

¿Te gustaría conocer tu estado físico? 
Entra en la calculadora de la edad de tu salud en nuestra APP?

Fuentes:

  • Academia Estadounidense de Alergia, Asma e Inmunología (AAAAI)
  • New York Times
  • The Lancet
  • Pub Med