Covid-19-Ultimos-avances-en-su-tratamiento

COVID-19. ÚLTIMOS AVANCES EN SU TRATAMIENTO

Hay más de 500 ensayos clínicos en marcha con posibles tratamientos contra la COVID-19 en el mundo. De todos ellos, algunos muestran ya evidencias probadas, otros son muy prometedores y los más, meros ensayos de prueba. Recientemente se ha anunciado el éxito de los anticuerpos monoclonales en hacer la enfermedad menos grave y menos mortal desde el inicio de los síntomas.

Por el Dr. Pedro L. González, especialista en Medicina Preventiva y de Salud Pública y periodista científico

Mientras la atención de gobiernos e instituciones científicas se centra en conseguir la vacuna, nuevos fármacos o nuevos usos de otros antiguos podrían ayudar a doblegar la pandemia. Dado que estos fármacos se prueban en ensayos con pacientes, su desarrollo puede ser más rápido que el de las vacunas.

Una de la terapias más prometedoras es la de los anticuerpos monoclonales, obtenidos por cultivo en el laboratorio o a través de plasma de pacientes. Los últimos resultados internos de un ensayo de una compañía farmacéutica, muestran que una dosis de estos anticuerpos redujo los niveles de coronavirus y la probabilidad de necesitar hospitalización.

Muchos científicos creen que, aunque los anticuerpos monoclonales pueden ser tratamientos potentes y eficaces, a la vez son difíciles y caros de obtener.

Hasta ahora se ha realizado a cabo un ensayo clínico en el que se ha tratado a 450 pacientes de diagnóstico reciente. Al azar, se administró un placebo a la mitad de los participantes y a la otra mitad, los anticuerpos monoclonales. El 1,7% de los que recibieron el fármaco terminó siendo hospitalizado, en comparación con el 6% de los que recibieron el placebo, lo que representa una reducción del riesgo del 72%.

Adicionalmente, entre los pacientes tratados con anticuerpos se redujeron mucho los niveles de virus y tuvieron menos síntomas, comparados con el otro grupo que recibió una sustancia inocua.

En esta línea, la FDA (Food and Drug Administration) norteamericana ha autorizado, por el procedimiento de emergencia, el uso de plasma de pacientes que se han recuperado de la infección por coronavirus para el tratamiento de pacientes hospitalizados por la COVID-19.

Otras terapias prometedoras cuyos resultados se están conociendo utilizan las llamadas células centinela (MSC) que se encuentran en las válvulas venosas a lo largo del cuerpo. En estudios preliminares, dichas células han demostrado reducir la tasa de mortalidad.

Al parecer estas células eliminan el virus, calman la reacción inmunitaria llamada “tormenta de citrinas” y reparan el tejido pulmonar dañado. Según los expertos, este tipo de medicina regenerativa, si se consigue su uso seguro, puede ser tan revolucionario como lo fue en su momento la vacuna contra la polio.

Un artículo publicado el pasado julio en The Lancet daba cuenta del tratamiento con estas células de un grupo de pacientes con COVID-19 en estado crítico. Hubo una tasa de supervivencia del 85% y los linfocitos T subieron en todos ellos, al tiempo de se redujo la inflamación, lo que sugería que las células centinela pueden controlar la respuesta inmune.

Anticuerpos monoclonales

Diferentes vías de ataque al coronavirus

La pandemia a causa del coronavirus SARS-Cov2 es uno de los mayores retos a los que se enfrentan los médicos en el mundo. Muchos equipos buscan sin denuedo un tratamiento que permita hacer la infección menos grave para algunos tipos de pacientes e incluso prevenirla.

A continuación, se describen los tratamientos que hasta ahora han mostrado, de acuerdo al rigor científico de tener al menos un ensayo clínico aleatorio positivo, mejoras en los síntomas, en la gravedad y en la capacidad de recuperación.

- Fármacos que cuentan con evidencia y aprobación de las agencias internacionales: Bloqueadores del virus como Remdesivir

Remdesivir, ha sido el primer fármaco en obtener la autorización de emergencia. Interfiere en la replication del virus en el organismo. Originalmente se utilizó en el virus del Ébola y el de la hepatitis C pero con resultados mediocres.  Un ensayo clínico publicado en mayo concluyó que el fármaco redujo el tiempo de recuperación de la infección de 15 a 11 días. El ensayo no mostró ningún efecto sobre la mortalidad, aunque datos posteriores sugieren que podía reducirla.

- Fármacos con otros usos: Dexametasona y otros corticosteroides

Los esteroides suelen usarse para reducir la inflamación en trastornos como las alergias y el asma.  La dexametasona fue la primera en demostrar la reducción de las muertes por Covid-19. Este septiembre, se han publicado resultados de ensayos con distintos tipos de esteroides y, en general, concluyen que logran reducir el 30% de las muertes.

Los tratamientos que hasta el momento han demostrado algún tipo de eficacia se utilizan principalmente con packets hospitalizados. Aquellas personas con sintomatología menos grave (el 80% de los afectados) tendrán que seguir las recomendaciones generales, muy similares a las de la gripe.

Fuentes:

  • Lilly announces proof of concept data for neutralizing antibody LY-CoV555 in the COVID-19 outpatient setting
  • Spinner CD, Gottlieb RL, Criner GJ, et al. Effect of Remdesivir vs Standard Care on Clinical Status at 11 Days in Patients With Moderate COVID-19: A Randomized Clinical Trial. JAMA. 2020;324(11):1048–1057. doi:10.1001/jama.2020.16349
  • Association Between Administration of Systemic Corticosteroids and Mortality Among Critically Ill Patients With COVID-19 A Meta-analysis.The WHO Rapid Evidence Appraisal for COVID-19 Therapies (REACT) Working Group JAMA. Published online September 2, 2020. doi:10.1001/jama.2020.17023
  • Low-cost dexamethasone reduces death by up to one third in hospitalised patients with severe respiratory complications of COVID-19. Statement from the Chief Investigators of the Randomised Evaluation of COVid-19 thERapY (RECOVERY) Trial on dexamethasone, 16 June 2020. https://www.recoverytrial.net/news/low-cost-dexamethasone-reduces-death-by-up-to-one-third-in-hospitalised-patients-with-severe-respiratory-complications-of-covid-19

Los mejores deportes para niños según su edad

Los mejores deportes para un niño según su edad

El deporte infantil constituye una buena manera de promover la forma física. Pero no todos los niños son hábiles en las mismas cosas y, por tanto, en los mismos deportes. Cada uno debe encontrar la actividad que más se adecue a su forma física y a sus preferencias. ¿Qué deporte elegir para nuestros hijos para que, además de estar sanos, se diviertan?

En AXA Health Keeper tienes un amplio abanico de entrenadores que valorarán la condición de tu hijo y te aconsejarán. Haz ejercicio con nosotros. Regístrate aquí.

LOS MEJORES DEPORTES PARA UN NIÑO SEGÚN SU EDAD

La importancia de la actividad física en niños

Los niños, sea cual sea la edad, necesitan actividad física. El deporte es una forma divertida de que se mantengan activos, además de aprender nuevas habilidades. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), los niños de entre 5 y 17 años deberían realizar cada día al menos 60 minutos de actividad física de intensidad moderada a vigorosa. Hacerlo más tiempo, añade beneficios adicionales y reduce el riesgo de obesidad.

Para obtener el máximo rendimiento de la actividad física en estas edades, es importante tener en cuenta las habilidades de cada niño, y esto depende en gran medida de su edad. Por tanto, antes de empezar deberán tenerse en cuenta estos factores para que los resultados sean positivos. En algunos casos, incluso, pueden practicar deporte padres e hijos juntos.

Actividades deportivas para niños según la edad

Lo más probable es que cada niño ya tenga sus preferencias y habilidades naturales por determinados deportes o actividades. Un niño puede ser más hábil con una pelota que otro, o tener más facilidad para ir en bicicleta. Esto es importante tenerlo en cuenta porque, de lo contrario, los niños pueden frustrarse y no querer jugar. En función de todo ello, es recomendable:

De 2 a 5 años

Antes de los 6 años un niño no suele tener las habilidades motoras básicas para practicar deportes organizados: la capacidad de atención y el equilibrio son limitados. En esta franja de edad es recomendable optar por actividades que se centren en habilidades básicas como:

  • Correr
  • Nadar
  • Saltar
  • Lanzar y atrapar
  • Ir en bicicleta o triciclo

Lo más efectivo es hacerlo a través del juego activo ya que a esta edad el tiempo de atención es corto y aprenden mejor explorando y experimentando. Es recomendable evitar la competencia.

De 6 a 9 años

A partir de los 6 años los niños ya suelen tener más habilidades motoras básicas para realizar deportes organizados, aunque es posible que les cueste un poco comprender y recordar conceptos como el trabajo en equipo y estrategias. En esta franja de edad pueden practicar deportes como:

  • Correr
  • Nadar
  • Fútbol
  • Tenis
  • Artes marciales
  • Gimnasia
  • Esquí
  • Patinaje sobre ruedas

En el caso de deportes de equipo como baloncesto, balonmano o voleibol es posible que aún les cueste un poco porque requieren habilidades visuales y motoras más complejas. El deporte, como en el caso anterior, debe centrarse en aprender nuevas habilidades más que en ganar.

De 10 a 12 años

Los niños de estas edades ya están preparados para practicar deportes más complejos porque ya tienen desarrolladas las habilidades motoras y una mayor capacidad cognitiva. Debe tenerse en cuenta también que en estas edades se inicia la pubertad, momento en el que se reflejan más las diferencias físicas entre ellos, lo que puede marcar la diferencia en el tipo de deporte a elegir.

Los que inician la pubertad antes tendrán, en la mayoría de los casos, ciertas ventajas físicas que el resto. Por este motivo, para los que están en cierta desventaja, puede ayudarlos la práctica de deportes como la natación o artes marciales.

En definitiva, sea cual sea la edad y el deporte que se elija, la clave está en que los niños se diviertan haciendo actividad física. Para ello, los padres deben ayudarles primero a elegir el deporte correcto y después ser un modelo a seguir para ellos, tanto en deportividad como en compromiso.

¿Te gustaría conocer tu estado físico? Entra en la calculadora de la edad de tu salud de la app.

Fuentes:

  • Mayo Clinic.
  • Organización Mundial de la Salud (OMS).

Día Mundial del Alzheimer 2020. Últimos avances científicos

Día Mundial del Alzheimer 2020. Últimos avances científicos

El Alzheimer es la principal causa de demencia en todo el mundo. En España la padecen 800.000 personas. Desde hace unos años, los tratamientos se centran en ralentizar la progresión de la enfermedad y paliar los síntomas. Sin embargo, aún no hay ningún tratamiento efectivo. A continuación, te mostramos los últimos avances científicos sobre el Alzheimer coincidiendo con el Día Mundial del Alzheimer.

En AXA Health Keeper tienes neurólogos pueden ayudarte a encontrar herramientas para superar este tipo de sentimientos. Pregúntales registrándote aquí.

a Mundial del Alzheimer

Cada 21 de septiembre se celebra en todo el mundo el Día Mundial del Alzheimer. La fecha conmemora que Alois Alzheimer describió por primera vez en 1906 la enfermedad que más tarde llevaría su nombre. Más de cien años después todavía se está luchando contra el estigma asociado a la demencia y se siguen organizando campañas para conseguir mejores servicios y tratamientos para las personas con la enfermedad de Alzheimer. Así como para sus cuidadores.

Aunque el Alzheimer a día de hoy no tiene cura, la comunidad científica tiene puesto el foco en encontrar una manera de revertir esta pérdida cognitiva de las personas. En este sentido, cada año hay avances científicos que acercan a los pacientes de esta enfermedad a algún tratamiento efectivo. El Día Mundial del Alzheimer es buen momento para repasar los últimos avances científicos.

Tratamiento para el Alzheimer

El tratamiento para el Alzheimer aún no existe. Sin embargo, en 2020, aunque no ha sido un año excesivamente proclive para la investigación en casi ningún campo debido a la pandemia mundial del COVID-19, sí se han realizado investigaciones interesantes.

Para empezar, donde más se está avanzando es en la detección precoz de la enfermedad degenerativa. En 2019 el Journal of Clinical Medicine publicó un novedoso estudio en el que afirmaba que la retina de pacientes con Alzheimer en estadio leve sufría cambios que podían servir de marcador para detectar la enfermedad.

Este año, un equipo liderado por la Universidad Complutense de Madrid (UCM) ha descubierto que esos cambios en la retina también se dan en familiares de la persona que padece la enfermedad, con alto riesgo genético a padecerla también. Pero que no tienen por qué tener síntomas de pérdidas de memoria.

Las pruebas para detectar los cambios en la retina fueron llevadas a cabo a través de una tomografía de coherencia óptica (OCT). Así, de una forma rápida y sencilla, se puede saber si la retina sufre cambios. Además, según han apuntado desde el Instituto de Investigaciones Oftalmológicas Ramón Castroviejo (IIORC), es una prueba cuyo coste es bajo en comparación con otras técnicas de imagen como son la resonancia magnética o el TAC.

La investigación, publicada también en Journal of Clinical Medicine, supone un gran avance en uno de los mayores retos de las enfermedades neurodegenerativas: el diagnóstico precoz.

Últimos avances Alzheimer

Uno de los avances más recientes es un estudio publicado por The Lancet que apunta los mecanismos que llevan a desarrollar Alzheimer en personas con Síndrome de Down. El trabajo podría ser un primer paso para desarrollar terapias. Sobre todo para personas que padezcan este síndrome. Posteriormente, extrapolarlas al resto de la población en general.

Entre sus conclusiones, 'Clinical and biomarker changes of Alzheimer’s disease in adults with Down síndrome: a cross-sectional study', apunta que los tipos y la temporalidad de los cambios de la enfermedad de Alzheimer en el síndrome de Down son los mismos que los que se producen en la población general. Además, que los cambios en los biomarcadores cognitivos, bioquímicos y de imagen en los usuarios con síndrome de Down se extienden durante más de 20 años

Reciente es también un estudio que explica el papel de una proteína en el aumento del riesgo de Alzheimer. El Centro Max Delbrück de Medicina Molecular de la Asociación Helmholtz en Alemania, ha proporcionado una posible explicación de por qué la proteína ApoE4 representa un peligro tan grande para el cerebro en esta enfermedad. Este hallazgo puede proporcionar la base para una nueva estrategia para tratar el Alzheimer.

Por último, el uso de ultrasonidos en el cerebro está siendo foco de varias investigaciones en los últimos tiempos. Estás técnicas pueden ser una nueva vía para luchar contra esta enfermedad degenerativa. A finales de 2019, la Sociedad Radiológica de América del Norte (RSNA), presentó un estudio en el que recogía el ultrasonido como una forma segura y efectiva de dirigirse y abrir áreas de la barrera hematoencefálica. Este punto potencialmente permite nuevos enfoques de tratamiento para la enfermedad de Alzheimer.

Día Mundial del Alzheimer 2020. El fin del Alzheimer.El fin del Alzheimer

En estos momentos, a pesar de cientos de ensayos clínicos llevados a cabo en las últimas dos décadas, la realidad es que todavía no hay muchos tratamientos disponibles. Lo que sí está al alcance son bitos saludables que pueden reducir el riesgo de sufrir esta enfermedad neurológica.

La Academia Americana de Neurología ha publicado en 2020 un artículo interesante en su revista Neurology. En él, desvela que el riesgo de padecer Alzheimer es hasta un 60% menor entre aquellos con mayor número de comportamientos saludables, como fumar, consumo de alcohol leve o tener una dieta mediterránea.

En cualquier caso, cada vez son más amplias las nuevas vías que se abren para aumentar la detección precoz. También lo son para entender los mecanismos de la enfermedad con el objetivo de poder combatirla. El día mundial del Alzheimer es un gran llamamiento mundial para concienciarse sobre este mal.

¿Quieres saber si tienes un estilo de vida saludable? Puedes hacer nuestro test de estilo de vida saludable en nuestra App.

Fuentes:

  • Journal of Clinic Medicine
  • The Lancet
  • Universidad Complutense de Madrid (UCM)
  • WHO
  • RSNA

 

Mejor incluirlo como un enlace no??


Moringa que es y para que sirve

La moringa: qué es y para qué sirve

La moringa es un árbol subtropical, cuyo fruto posee un alto valor nutricional para nuestra salud. Destaca por sus propiedades medicinales, desde combatir la fatiga, el colesterol o procesos inflamatorios para evitar las infecciones. Su uso ha empezado a tener cierta repercusión, por lo que a continuación te ofrecemos algunas claves que debes conocer.

Si tienes dudas sobre tu dieta, pregunta a nuestros nutricionistas y endocrinos . Tan solo tienes que registrarte en AXA Health Keeper.

Qué es

La moringa ( moringa oleífera ) es conocida como marango en Latinoamérica, es un árbol de la familia de las moringáceas. Se ha cultivado en todo el arco subtropical del mundo, desde Asia sudoriental y Filipinas, hasta Centro y Sudamérica, pasando por África oriental y meridional. Su rápido crecimiento y su gran cantidad de proteínas, vitaminas y minerales son dos de sus características principales que le han dado fama de ser un "superalimento".

De hecho, por sus numerosos nutrientes , ha sido calificada por algunos estudios como una solución para terminar con las necesidades nutricionales de las poblaciones de países en desarrollo que están en riesgo de desnutrición. Por otra parte, también es percibida como medicina natural , por lo que su cultivo ha ido en aumento para muchos países, como estrategia de tener más recursos accesibles para poblaciones empobrecidas.

Hasta ahora, su uso ha sido prácticamente desconocido en Europa y en Estados Unidos. Sin embargo, debido a los beneficios de su uso dietético, este árbol ha empezado a ser afectado en el viejo continente y en América. De ahí su creciente frecuencia en los últimos años, ya que ha sido recomendado por nutricionistas y ya está disponible en algunos herbolarios.

Para qué sirve

La moringa sirve para llevar un estilo de vida más saludable. Tiene muchas vitaminas y minerales. De hecho, las hojas tienen 7 veces más vitamina C que las naranjas, y 15 veces más potasio que los plátanos. Además, aporta calcio, hierro, antioxidantes y aminoácidos.

Según uno de los portales sobre información médica más importantes del mundo existen evidencias de que la moringa tiene efectos positivos sobre el cuerpo humano. La gran parte de la investigación que se hizo sobre la moringa ha estado focalizado en animales. Sin embargo, algunos investigadores ya han descubierto como los extractos de esta planta afectados a las personas y una parte considerable de los beneficios que se le atribuyen están confirmados científicamente.

Moringa beneficiosBeneficios

Entre los principales beneficios que aporta la moringa al cuerpo humano, se encuentran los siguientes.

  • Actividad de reducción de glucosa en sangre. Los primeros estudios han detectado las proteínas similares a la insulina que se encuentran en la moringa pueden ayudar a reducir el azúcar en la sangre. Los químicos vegetales que se encuentran en las hojas pueden ayudar al cuerpo a procesar mejor el azúcar y puede afectar la forma en el cuerpo libera insulina.
  • Reducción del colesterol. Algunos estudios científicos han probado que la moringa sirve para controlar los niveles de colesterol.
  • Prevención del cáncer. En pruebas que están en fase de laboratorio, los extractos de hojas desaceleraron el crecimiento de las células de cáncer de páncreas y ayudaron a que la quimioterapia funcione mejor. Otros estudios de laboratorio que muestran las hojas, la corteza y las raíces de la moringa tienen efectos anticancerígenos que pueden conducir a nuevos medicamentos.
  • Inflamación  La moringa baja la inflamación, ya que contiene isotiocianatos que tienen propiedades antiinflamatorias.
  • Reduce la presión sanguínea. La quercetina, presente en alimentos como la cebolla, es además un antioxidante que ayuda a reducir la presión sanguínea.
  • Efecto antioxidante.  Basta una cucharadita de polvo de hoja para elevar los niveles de antioxidantes en sangre, gracias al contenido en quercetina y ácido clorogénico. En general, los antioxidantes ayudan a combatir la oxidación generada por los radicales libres que dan las células, asociados a los procesos de envejecimiento. La moringa, como la espirulina , es rica en ellos.
  • Memoria. Algunos expertos creen que los antioxidantes y otros químicos de plantas que promueven la salud pueden curar el estrés y la inflamación en el cerebro.

Actualmente se cree que la moringa puede ayudar a luchar contra la artritis, la hipertensión, el daño hepático causado por medicamentos, el asma, la colitis o la diarrea, entre otras cosas.

Es abortiva

Aunque también se recomienda comer hojas o vainas de semillas jóvenes, los extractos de hojas hechas de polvo y agua también pueden ser seguros. Sin embargo, aunque esta planta tiene muchas propiedades, puede ser peligroso comer corta o pulpa , especialmente para las mujeres embarazadas. Las sustancias químicas en la corteza pueden hacer que el útero se contraiga y provoque un aborto espontáneo, por lo que no se recomienda.

Por último, es importante destacar que la moringa no es un medicamento , por lo que hay que tenerlo en cuenta y no esperar ningún efecto milagro. Lo más recomendable es preguntar en una herboristería o consultar a un médico o un nutricionista para tener más información.

¿Quieres saber si tienes un estilo de vida saludable? Puedes hacer nuestro test de estilo de vida saludable en nuestra App.

Fuentes:

  • noticias de la BBC
  • Consultas web
  • ICRAF (Agroforestería mundial)
  • Noticias médicas hoy
  • MD web

consecuencias psicologicas de la covid 19

Atender las consecuencias psicológicas de la COVID-19

La mayoría de las personas que han estado en cuarentena refleja alteraciones en su salud emocional y psicológica, según un estudio de varias universidades españolas, realizado entre marzo y mayo de 2020. La atención a las señales psicológicas de cambio y el refuerzo de la capacidad de resiliencia son claves para evitar que las consecuencias psicológicas de la COVID19 afecten de forma grave a las personas y la sociedad.

Por el Dr. Pedro L. González, especialista en Medicina Preventiva y de Salud Pública y periodista científico

El 77,5% de las personas encuestadas señalaron que había aumentado en alguna medida su nivel de incertidumbre, y el 39,7% indicó que había experimentado un incremento alto. En segundo lugar, el 75,5% señaló que había aumentado su miedo a perder a un ser querido (35,1% indicó que había aumentado «mucho») y en tercero, aparecía la preocupación por padecer o contraer una enfermedad grave (coronavirus u otras), con un 67,9% de personas que informaron sentirse más preocupadas, y un 28,5% «mucho» más preocupadas.

El 52,8% de la muestra informó haber sufrido problemas de sueño. Respecto a las variables del espectro depresivo, los sentimientos pesimistas o de desesperanza, y soledad presentan un cambio porcentual a tener en cuenta.

Esta tendencia de cambio es mayor cuando consideramos a aquellos encuestados que tienen síntomas o han sido diagnosticados de la COVID-19, para aquellos que están pasando el confinamiento solos, en mujeres y conforme disminuye la edad, el nivel socioeconómico y la estabilidad laboral.

En general, los sentimientos de confianza y optimismo disminuyeron, siendo esta disminución mayor en mujeres, en las personas en las que ha empeorado la situación laboral y en los que han tenido sintomatología o diagnóstico de la COVID-19.

En los sentimientos de vitalidad y energía se observa también un empeoramiento para el total de la muestra, pero mayor en mujeres, conforme disminuye la edad, en los que no son grupo de riesgo (quizá mediado por la variable edad), en los que tienen síntomas con o sin diagnóstico por COVID-19, en función de la (peor) situación laboral, y en zonas más afectadas por la pandemia.

Se ha observado también un aumento de los sentimientos de irritabilidad y enfado, siendo este aumento ligeramente mayor en los grupos de menor edad, en las mujeres y en quienes tienen síntomas o diagnóstico de COVID-19.

Consecuencias psicologicas de la covid 19 comportamientoCambios de comportamiento por la pandemia de COVID-19

En general, los cambios de comportamiento se dieron más en mujeres, y conforme disminuye la edad, aumenta el nivel socioeconómico y más entre quienes no tienen un perfil de riesgo y los que han tenido síntomas con o sin recibir un diagnóstico. Los principales hallazgos han sido:

  • El 21% de los participantes había aumentado en algún grado su consumo de tabaco.
  • En cuanto al consumo de cannabis, en el 4,2% había aumentado, si bien un 7,9% había disminuido.
  • Se encontró que el 20,8% consumió más alcohol, respecto al 18,2% que redujo su consumo
  • El consumo de fármacos dirigidos a los problemas de salud física habían aumentado el 12,9%. El de psicofármacos había experimentado un aumento del 11%.
  • El 43% señaló que había aumentado el consumo de videojuegos, de los que el 14% informó de “mucho incremento”. El uso de redes sociales había aumentado en un 71% de la muestra (34% indicó “mucho incremento”).
  • La ingesta de de alimentos de alto contenido calórico, aumentó el 41% en la muestra
  • El 28% informó que había aumentado la práctica de ejercicio en algún grado, mientras que había disminuido la actividad física en alguna medida en el 46% de la muestra.
  • Por último, el tiempo de consumo de televisión mayoritariamente se había incrementado (67%), dándose mucho aumento en el 29% de los participantes y con descensos de con- sumo muy marginales.

Recomendaciones para evitar el daño psicológico por la pandemia

La mayoría de nosotros podemos reinventarnos y recrear nuestra vida lo mejor posible durante la cuarentena. Tenemos la fortaleza para convertirnos en la mejor versión de nosotros mismos, sin importar en la difícil situación en la que nos encontremos.

Además, podemos adquirir habilidades y capacitación para hacerlo aún mejor, como serían las siguientes:

  • Identificar señales que puedan indicar la necesidad de ayuda psicológica profesional porque ya no se puede funcionar normalmente en las rutinas diarias.:
    • sentirse más ansioso
    • presión en el pecho
    • falta de aire
    • no dormir bien
    • estar más irritable
    • volverse demasiado emotivo….
  • Saber cuándo necesitas hacer algo por tí. Para ello, se ha hecho una adaptación del puntaje APGAR, que normalmente se usa para el control de bebés pequeñ APGAR es el acrónimo de: apariencia, rendimiento, crecimiento, afectos y relaciones.
    • la apariencia es si ya no te ves tan bien porque no estás durmiendo o no te estás cuidando en este período.
    • el rendimiento puede ser bajo o alto y se da tanto en el trabajo como en el hogar.
    • el crecimiento es la capacidad y voluntad de adquirir nueva información.
    • el afecto tiene que ver con que puedes volverte más emocional, pero también puedes mostrar una respuesta más agresiva.
    • las relaciones tienen que ver con un cambio dramático en la forma en que te relacionas con otras personas. Puede ser que te vuelvas más solitario o busques a otras personas porque temas quedarte solo.

La regla es que si al menos dos de esos cinco denominadores dejan de funcionar bien y abruptamente en tu persona, tienes que buscar ayuda porque puede ser que sufras de estrés tóxico.

La duración de la cuarentena o el grado de confinamiento depende de lo que las autoridades sanitarias estimen necesario, pero la forma en que vivimos estas imposiciones, si está bajo nuestro control. Lo mejor es seguir un plan de hábitos de vida adaptado a la situación tan especial que estamos viviendo.

Fuentes:


¿Tengo la vista cansada? Los primeros síntomas de la presbicia

¿Tengo la vista cansada? Los primeros síntomas de la presbicia

La presbicia o vista cansada está provocada por la pérdida de elasticidad del cristalino, la lente natural del ojo que permite enfocar imágenes a diferentes distancias. El 90 % de las personas mayores de 45 años padecen algún grado de presbicia, es decir, tiene dificultad para ver de cerca con nitidez. ¿Cómo puede detectarse? ¿Por qué se produce? ¿Tiene cura?

Si tienes algún problema consulta con los oftalmólogos de AXA Health Keeper. Ellos sabrán aconsejarte. Puedes encontrarlos registrándote aquí.

Qué es la presbicia

La presbicia es la pérdida gradual de la capacidad de los ojos para ver de cerca de manera clara. Es muy típico el gesto que suelen hacer muchas personas cuando alejan una revista o un libro para poder leerlos con claridad, sobre todo a partir de los 40 años, y suele empeorar hasta alrededor los 65 años.

¿Por qué sucede esto? El ojo, para formar una imagen, usa la córnea y la lente para enfocar la luz que reflejan los objetos. Cuanto más cerca está el objeto, más se flexiona la lente. Esta, a diferencia de la córnea, es algo flexible y puede cambiar de forma con la ayuda de un músculo circular que la rodea.

Cuando miras algo a distancia, este músculo se relaja; cuando observas algo de cerca, el músculo se contrae, permitiendo que la lente se curve y cambie el poder de enfoque. La presbicia se produce por un endurecimiento de la lente del ojo, que aparece con el envejecimiento.

A medida que la lente se vuelve menos flexible, ya no es capaz de cambiar de forma para enfocar imágenes de primer plano, por tanto, estas aparecen desenfocadas y hablamos de un defecto asociado a la edad y al envejecimiento, que difícilmente puede prevenirse. Sin embargo,  hay algunas pautas que pueden seguirse como limitar el uso de dispositivos electrónicos con baja luz. Un examen ocular básico puede confirmar la presbicia.

Cuáles son los síntomas de vista cansada

La presbicia suele desarrollarse de forma gradual a partir de los 40 años con síntomas como:

  • Tendencia a mantener el material de lectura más alejado de los ojos para ver mejor las letras.
  • Visión borrosa a una distancia de lectura normal.
  • Fatiga visual o dolor de cabeza después de leer o hacer un trabajo.

Todos estos síntomas son más acusados si estamos cansados o nos encontramos en una habitación con poca luz.

Tratamiento de la presbicia.Tratamiento de la presbicia

Aunque no hay manera de detener o revertir el proceso normal de envejecimiento que causa la presbicia, sí puede corregirse con:

  • Gafas de lectura: siempre y cuando sea el único problema de visión y no haya miopía, hipermetropía o astigmatismo.
  • Bifocales, trifocales o lentes progresivas: las lentes bifocales son útiles tanto para la visión de cerca como la de lejos. Una línea, que puede ser visible o no, divide la lente. La parte inferior refracta la luz para una visión cercana y la superior refracta la luz para permitir ver objetos distantes. Los trifocales tienen tres áreas de lente para corregir la visión de primer plano, rango medio y lejano. Las lentes progresivas corrigen la visión como bifocales y trifocales, pero la refracción cambia gradualmente en la lente de arriba abajo.
  • Lentes multifocales: tienen varios anillos en distintas potencias, lo que permite usar visión cercana y lejana al mismo tiempo, pero el cerebro aprende a seleccionar automáticamente el enfoque correcto para lo que quiere ver.
  • Lentes de monovisión: estos corrigen un ojo para visión de lejos y el otro para visión de cerca. Este tipo de lentes exigen un tiempo de adaptación para entrenar el cerebro a ver de cerca.
  • Cirugía con láser: esta técnica permite remodelar la córnea para una visión lejana clara en un ojo y una visión de primer plano en el otro. Sería similar a usar lentes de contacto monovisión.
  • Implantes corneales: se implantan en la córnea, en la parte frontal del ojo, durante un procedimiento quirúrgico mínimamente invasivo, restaurando la visión de cerca.

En todos los casos, el oftalmólogo es el que debe valorar cuál es el mejor tratamiento para cada caso y, aunque, como hemos visto, la presbicia no puede prevenirse, sí puedes proteger tus ojos y tu visión sometiéndote a controles rutinarios, protegiendo los ojos del sol, seguir una alimentación saludable y siempre usar las gafas adecuadas.

¿Consideras que tienes buena salud? ¡Descubre la edad de tu salud en la calculadora de la APP!

Fuentes: 

  • Academia Americana de Oftalmología (AAO)
  • Mayo Clinic

Fases duelo amoroso como superar ruptura

Fases del duelo amoroso. Cómo superar una ruptura.

Cuando una relación se acaba, cada persona lo vive de una manera. La forma de superar esta adversidad y de digerir el trago de la ruptura suele ser un proceso, a veces largo, a veces más corto, pero que tiene diferentes momentos. Conocer las fases del duelo amoroso, y sobre todo superarlo, es la clave para recomponerse tras una ruptura.

En AXA Health Keeper nos importa tu bienestar y, por ello, si necesitas ayuda puedes contar con nuestros psicólogos. Para ello, regístrate aquí.

Qué es el duelo

El duelo amoroso no es otra cosa que un duelo tras una pérdida, pero en este caso, relacionado con los sentimientos de pareja. Normalmente, tras estar enamorado y vivir una ruptura posterior, hay un tiempo sentimentalmente complicado en el que las personas tienen que aceptar que la relación se ha acabado. En otras palabras, el duelo amoroso es un proceso de ajuste emocional a través del cual varias emociones compiten entre sí: tristeza, pena, rabia, nostalgia, bienestar, etc. El proceso incluye diferentes fases del duelo amoroso que vamos a explicar por separado. Sin embargo, estas fases pueden presentarse a la vez, solapándose unas con otras, lo que hace más difícil en ocasiones superar esta adversidad.

En cualquier caso, para superar el duelo amoroso hay que pasar por todas las fases. Una vez se han pasado, ya se puede decir que se ha superado la ruptura.

Etapas del duelo amoroso

Según diversos estudios publicados por especialistas, las fases del duelo amoroso se pueden unificar. Concretamente, David Kessler y Elisabeth Kübler-Ross publicaron en 2006 sus conclusiones sobre el duelo, definiendo cinco momentos clave.

FASE 1: Negación y Aislamiento.

En esta fase la persona niega la realidad y actúa como si no hubiera habido tal ruptura. Esta etapa suele ser la más breve de todas. De hecho, ocurre como protección del mismo individuo que, frente al impacto real de la ruptura, le cuesta tanto asimilarlo, que incluso puede llegar a negar los problemas de pareja. En esta fase aún no se ve la situación con claridad ni de manera objetiva, y en la mayoría de los casos el individuo que está en ella no es consciente de las emociones que siente.

FASE 2: Ira.

Tras ser consciente de la ruptura y dejar de negarla, el siguiente paso es sentir rabia e ira hacia la persona que ha dejado. Es el momento en que el negar la realidad deja paso a la frustración por lo que ha pasado y se culpa a la otra persona de lo sucedido. Normalmente suele ser así, aunque algunas personas suelen dirigir su rabia hacia terceros, o incluso, hacia la sociedad. Puede llegar incluso a tener problemas para controlar la ansiedad. Es la forma de canalizar interiormente la ruptura y empezar a asimilarla.

FASE 3: Negociación.

Dentro de ese proceso de asimilación está el proceso de negociación. Es el momento de intentar aceptar la situación, normalizarla, y si es posible, acercarse a esa persona con la que se ha roto de nuevo, para establecer un nuevo tipo de relación. Sin embargo, algo que parece tan sencillo puede ser muy complejo. De hecho, es la frase más peligrosa de todas porque puede ser que se cometa un error: intentar recuperar la relación. En este caso, se volvería al punto de partida con un panorama incluso peor.

FASE 4: Depresión.

Es la fase en la que la persona ya es consciente de lo que ha pasado y su mente empieza a pagar las consecuencias psíquicas. En fase del duelo amoroso la persona pierde la esperanza de recuperar a esa persona que realmente ha amado. Está deprimida. Ya sabe que no va a volver. Su mente también, por lo que es consciente de que no hay marcha atrás. En este punto, puede nacer una pena profunda por la pérdida, que dé lugar a un proceso depresivo.

FASE 5: Aceptación.

Es una de las fases del duelo donde los sentimientos pueden empezar a cambiar. Tras tristeza, pena y rabia, la persona comienza a dejar atrás el pasado y a mirar al futuro. Acepta que la relación se ha acabado, y lo que no pudo ser, ya no será. Su objetivo ya no es estar con la otra persona ni pensar en ella, sino que está abierta a nuevos retos. Ha aceptado todo lo que ha pasado.

Una vez superadas estas cinco fases, se puede decir que el duelo amoroso ya ha sido aceptado y la persona está lista para vivir nuevas experiencias amorosas. De hecho, la ciencia ya ha demostrado científicamente que una ruptura amorosa se puede superar.

Fases del duelo amoroso. Científicamente probadoCientíficamente probado

Según un experimento realizado y publicado en 2018 por el Journal of Experimental Psychology, se demostró que se puede reducir la respuesta emocional de algunas personas tras romper con ellas. En el estudio se abordaron diferentes estrategias con personas que habían roto recientemente. Estas estrategias se basaban en pensar en cosas negativas de la pareja, hacerse cargo de los sentimientos y distraerse tras la ruptura con otros pensamientos positivos. En las tres vías de estudio se redujo la respuesta emocional de las personas frente a los estímulos de sus ex parejas.

Duelo y depresión

Sin embargo, a pesar de este estudio, y aunque nuestra mente está totalmente preparada para superar estas fases en diferentes periodos de tiempo, hay personas que a veces son incapaces de lograr aceptar esa ruptura. En algunos casos, el dolor, la tristeza y el resto de sentimientos negativos dejan malas sensaciones constantes, incapaces de asimilar.

En este caso, la persona podía caer en algún tipo de trastorno psicológico, como la depresión o las adicciones, por lo que puede necesitar la ayuda de especialistas para que le ayuden a superar las fases del duelo amoroso.

¿Quieres saber si tienes un estilo de vida saludable? Puedes hacer nuestro test de estilo de vida saludable en nuestra app.

Fuentes:

  • Research Gate
  • Sobre el duelo y el dolor. Kübler-Ross, E. (2006).
  • Clarín

como abrirse de piernas paso a paso

Cómo abrirse de piernas paso a paso y sin dolor

No todas las personas tienen la misma capacidad para separar sus piernas: para unas es realmente fácil, pero para otras es mucho más costoso. Sin embargo, casi todo el mundo puede mejorar la técnica si se trabaja bien. Te explicamos cómo hacerlo paso a paso, sea cual sea tu edad o sexo.

En AXA Health Keeper tienes a tu disposición gimnasios donde podrás entrenar tu flexibilidad y entrenadores personales que te apoyarán. Regístrate.

 

La abertura de piernas, o lo que se conoce en términos deportivos como split, es un ejercicio en el que las piernas se estiran en dirección opuesta. Mientras se extienden, las piernas están alineadas entre sí y forman entre ellas un ángulo de 180º (o incluso más en algunos casos). Es común en actividades atléticas como la gimnasia rítmica, gimnasia artística, el patinaje artístico, el ballet, las artes marciales o la natación sincronizada.

Consejos para empezar a abrirse de piernas

Algunas personas tienen más flexibilidad y elasticidad que otras y, por tanto, con menos esfuerzo consiguen mucho. Otras, en cambio, necesitan mayor esfuerzo y entrenamiento para conseguir lo mismo. Sea cual sea el caso, lo más recomendable antes de intentar hacer el split es tener en cuenta estas consideraciones:

  • Estirar antes: al intentar abrir las piernas, es posible que se lesionen los isquiotibiales o los flexores de la cadera si no se hace con cuidado. Antes de empezar debes estirar, poco a poco, sin forzar los músculos, ya que podrían romperse si se estiran demasiado. Es importante estirar glúteos, isquiotibiales, cuádriceps y flexores de cadera, según el Instituto de Tecnología de Massachusetts.
  • Tómate el tiempo necesario: antes de empezar debemos ser conscientes que abrirse de piernas no se consigue de un día para otro. Debes tener paciencia y darte el tiempo necesario para que el cuerpo cambie lentamente.
  • Calentar: es recomendable hacer un poco de ejercicio antes de empezar a hacer estiramientos estáticos. Esto ayudará a calentar el cuerpo y facilitará el movimiento de las articulaciones, reduciendo el riesgo de posibles lesiones.

Debes tener en cuenta que cuando estiras sentirás dolor, pero este no tiene que ser agudo porque podrías lastimarte, advierte Clínica Mayo.

Ejercicios para conseguir la abertura de piernas

La flexibilidad es algo que puede aprenderse y trabajarse. Con práctica y dedicación regular, podrás conseguir una evolución clara e, incluso, puede que consigas hacer un split. Esto dependerá no solo de la práctica sino también de la anatomía ósea de tu pelvis. Pero sí puedes progresar hacia este objetivo. Algunos ejercicios que te ayudarán a avanzar son:

 

  • Rana: es simple y ayuda a calentar las caderas. Siéntate sobre las piernas, boca abajo, manteniendo los pies hacia atrás, separando las rodillas tanto como puedas. Las caderas deben caer hacia abajo y abrir los muslos. Algunas personas conseguirán acostarse completamente, otras no, en función de la apertura de sus caderas.
  • Mariposa: este ejercicio estira los muslos internos y hace que el área de la ingle sea más flexible. Para realizarla, siéntate y junta las plantas de los pies doblando las piernas. Empuja las rodillas hacia el suelo sin forzar, poco a poco. Puedes también coger los talones y llévalos hacia ti. Deja que las rodillas caigan hacia el suelo. Puedes inclinarte hacia adelante hasta que el pecho esté sobre tus pies para estirarte más.
  • Media sentadilla: ayuda a trabajar los músculos de los muslos internos y estira las caderas y las piernas. Con las piernas separadas, dobla la rodilla derecha para ponerte en cuclillas. Coloca las manos en el suelo mientras te inclinas hacia adelante. Mantén la mayor parte del peso en las manos si el estiramiento es demasiado intenso.
  • Piernas en la pared: con este ejercicio notarás más si evolucionas o no. Frente a una pared donde no haya obstáculos, túmbate con los glúteos pegados a ella, apoyando también las piernas estiradas hacia arriba. Con las lumbares pegadas al suelo, abre las piernas, sin separarlas de la pared, hasta que no puedas más. Mantén esta posición unos minutos, intentando relajarte. Poco a poco, las piernas se irán abriendo cada vez más y bajarán. Para volver a la posición inicial, debes cerrar las piernas despacio, sin prisas, sin perder la postura, para no hacerte daño.

Cuando hayas conseguido la apertura de piernas, ten en cuenta que debes seguir practicando; de lo contrario, perderás todo lo que has conseguido. Es muy importante que no te compares con los demás, todos somos distintos y llegamos a lugares diferentes. Haz según tus posibilidades.

Mejorar la flexibilidad es vital no solo para conseguir posturas concretas, sino también para mejorar la salud y el bienestar general, para prevenir molestias, dolores y lesiones. Anímate a practicar para sentirte mejor.

¿Quieres saber si tienes un estilo de visa saludable? Puedes hacer nuestro test de estilo de vida saludable en nuestra app.

 

Fuentes:

  • SportsRec
  • Instituto de Tecnología de Massachusetts
  • Clínica Mayo

el olfato se puede recuperar tras pasar por la covid 19

El olfato se puede recuperar tras pasar la Covid-19

Uno de los síntomas característicos de la COVID-19 es la pérdida del olfato o anosmia. Más del 60% de los afectados la han padecido de alguna manera. Entre los pacientes afectados , el 80% recupera el gusto y el olfato de forma espontánea, pero hay un 20% restante que no lo logra. Para ellos, existen abordajes terapéuticos que les ayudarán a recuperar el sentido del olfato.

Por el Dr. Pedro L. González, especialista en Medicina Preventiva y de Salud Pública y periodista científico

Según los estudios y datos no publicados hasta la fecha, uno de cada cinco afectados por el coronavirus recupera el olfato a la semana de empezar con los síntomas de la enfermedad. Una tercera parte lo recupera en un periodo de entre una y dos semanas. Finalmente, uno de cada cinco tardará de dos a cuatro semanas en recuperar el olfato tras la COVID-19.

Muchas otras infecciones virales afectan el gusto y el olfato, pero la COVID-19 ha afectado en frecuencia y gravedad de una forma mayor a otras infecciones. La razón por la que afecta más al olfato que otros virus, podría deberse a mecanismos combinados de inflamación local junto con degeneración del epitelio olfatorio, ya que hay unos receptores específicos descritos en la mucosa olfatoria para el SARS-CoV-2.

Estas neuronas se encuentran en un pequeño trozo de tejido dentro de la parte de arriba de la nariz. Estas células se conectan directamente al cerebro. Cada neurona olfativa tiene un receptor olfativo. Las moléculas microscópicas liberadas por estas sustancias en nuestro alrededor, ya sea el aroma del café o los pinos del bosque, estimulan receptores. Una vez que las neuronas detectan estas moléculas, envían mensajes al cerebro, y éste identifica el olor.

Las personas con trastornos del olfato pueden sufrir una pérdida en la capacidad de oler o cambios en cómo perciben los olores.

  • La hiposmia es una reducción en la capacidad de detectar olores.
  • La anosmia es la total incapacidad detectar para olores. En raras ocasiones, se puede nacer sin el sentido del olfato, lo que se llama anosmia congénita.
  • La parosmia es un cambio en la percepción normal de los olores, por ejemplo, cuando se distorsiona el olor de algo familiar, o cuando algo que normalmente le agradaba de repente se vuelve desagradable.
  • La fantosmia es la sensación de percibir un olor que en realidad no está.

La anosmia indica menor gravedad de la COVID19

Un estudio de la Universidad de California revela que los pacientes que experimentan anosmia o pérdida del sentido del olfato padecen una versión más leve de la enfermedad.

Al analizar la gravedad se ha observado que cuando la pérdida del olfato y del gusto ha sido más grave, se ha asociado a la población más joven y de mujeres. Además, han tenido con menor necesidad de ingreso hospitalario, menos neumonía y menor elevación de marcadores de inflamación.

Cuando se altera el sentido del olfato, algunas personas suelen cambiar sus hábitos alimenticios. Algunos pueden comer muy poco y comienzan a perder peso, mientras que otros pueden comer demasiado y comienzan a aumentar de peso. Ya que la comida se vuelve menos agradable, es posible que se agregue demasiada sal para mejorar el sabor de la comida. Esto puede ser un problema para las personas con riesgos de salud como la presión arterial alta o las enfermedades de los riñones. En los casos más graves, la pérdida del olfato puede llevar a la depresión.

Rehabilitacion del olfato para la anosmia por COVID 19Rehabilitación del olfato para la anosmia por COVID19

Existe una rehabilitación del olfato para aquellos pacientes que siguen sin recuperarlo. Para terminar el abordaje terapéutico ideal, lo primero que tienen que hacer es someterse a una olfatometría para cuantificar la pérdida y ver la capacidad que les queda.

En función de las respuestas que se miden de forma objetiva comparando el resultado con la media nacional, se establece una puntuación que define el nivel de hiposmia (leve, moderada, grave) o anosmia.

A partir de aquí, se hace lo que se conoce como entrenamiento olfatorio. Este entrenamiento consiste en oler de forma repetida distintas esencias como el limón, rosas, ajo y eucaliptos durante 20 segundos cada una y al menos dos veces al día en un período mínimo de tres meses (o mayor si fuera necesario).

Los estudios realizados al efecto han demostrado que el sentido del olfato mejora tras este tipo de entrenamientos. Además, esta aproximación terapéutica carece de efectos adversos y tiene un coste bajo.

En casos más graves se considera la administración de esteroides por vía oral o intravenosa pero no son el tratamiento de referencia. También se utilizó el nitrato de sodio intranasal, que se cree que modula la capacidad olfatoria de las neuronas intranasales. También se ha documentado el uso intranasal de vitamina A, que promueve la regeneración de las neuronas olfatorias y la administración oral de ácidos grasos omega-3 que se cree que actúa mediante mecanismos de reducción de la respuesta inflamatoria y de regeneración de las neuronas olfatorias.

La vitamina A los ácidos grasos omega-3 puede servir como complemento del entrenamiento olfatorio. No obstante, no se dispone hasta la fecha de evidencia científica suficiente para asegurar que estos tratamientos sean eficaces en la anosmia o hiposmia derivados de la infección por coronavirus.

Si la reducción en la capacidad para oler afecta a la calidad de vida y al bienestar lo recomendable es acudir al médico a por ayuda. Por seguridad, las personas con déficit olfatoria deben mantenerse alejadas del fuego y los aparatos a gas y evitar comer cualquier alimento caducado.

Fuentes:

  • COVID-19 está asociado con un deterioro severo del olfato, el gusto y la quimiosis, Chemical Senses`` bjaa041. https://doi.org/10.1093/chemse/bjaa041
  • Yan, CH, Faraji, F, Prajapati, DP, Boone, CE, DeConde, AS. Asociación de disfunción quimiosensorial y COVID - 19 en pacientes que presentan síntomas similares a los de la influenza. Int Forum Allergy Rhinol . 2020; 10: 806– 813. https://doi.org/10.1002/alr.22579
  • Whitcroft KL, Hummel T. Disfunción olfativa en COVID-19: diagnóstico y manejo. JAMA. 2020; 323 (24): 2512-2514. doi: 10.1001 / jama.2020.8391

Como superar un ataque de ansiedad

Cómo superar un ataque de ansiedad

Un ataque de ansiedad es la aparición abrupta de un miedo intenso que alcanza su punto máximo en minutos y que puede provocarnos palpitaciones o temblor, entre otros muchos síntomas. Ser conscientes de que estamos sufriendo un ataque de pánico nos ayudará a superarlo mejor.

En AXA Health Keeper nos gusta cuidar de tu bienestar. Pregunta a nuestros psicólogos. Puedes registrarte aquí.

La ansiedad es una parte normal, aunque desagradable, de la vida. Puede afectarnos a todos de distinta manera y en diferentes momentos. La ansiedad, a diferencia del estrés, que va y viene en función del factor externo que lo provoca, es algo que puede persistir si la causa es clara.

En la mayoría de los casos, la ansiedad hace que una persona vea que las cosas son peores de lo que realmente son y, por tanto, es difícil que se enfrente a sus miedos.

Qué es un ataque de ansiedad

Un ataque de ansiedad es una repentina y exagerada respuesta de miedo intenso que alcanza su punto máximo en cuestión de minutos. Esta aparición temporal y aislada de miedo o malestar intenso suele ir acompañada de cuatro o más de los siguientes síntomas, según la Sociedad Española para el Estudio de la Ansiedad y el Estrés (SEAS):

  • Psicológicos: preocupación, miedo, inseguridad, dificultad para concentrarse, pensamientos negativos, insomnio, miedo a morir, etc.
  • Físicos: sudoración, temblores, palpitaciones o elevación de la frecuencia cardiaca, sensación de ahogo o falta de aliento, sensación de atragantarse, mareo, sofocos y escalofríos, dolor de cabeza, abdominal y en el pecho; entumecimiento u hormigueo o molestias gastrointestinales.
  • Conductuales: lloro, tartamudeo, movimientos repetitivos, etc.

Debe tenerse en cuenta que no todas las personas sufren los mismos síntomas ni con la misma intensidad y que esta crisis de ansiedad puede producirse en distintas situaciones.

Qué hacer ante un ataque de ansiedad

Un ataque de ansiedad genera, como hemos visto, un malestar intenso. Los expertos aconsejan actuar de la siguiente manera:

  • Mantener la calma: frente a una persona con un ataque de ansiedad la clave es mantenerse tranquilo para que se relaje.
  • Facilitar intimidad a la víctima y alejarla de la gente.
  • Hacer respiraciones lentas, profundas y repetidas, tomando el aire por la nariz y expulsándolo por la boca.

Causas de los ataques de ansiedad

Aunque no está del todo claro cuáles son las causas que provocan un ataque de ansiedad, Mayo Clinic apunta como posibles factores de riesgo:

  • Traumas: presenciar una situación traumática aumenta el riesgo de manifestar un trastorno de ansiedad en algún momento de la vida.
  • Estrés por enfermedad: tener un problema de salud o enfermedad grave puede generar preocupación sobre aspectos como el tratamiento.
  • Acumulación de estrés: la muerte de un familiar, estrés en el trabajo o preocupaciones continuas por la situación actual que estamos viviendo, la situación económica, mudarse de casa, divorciarse, someterse a una operación, etc. Todo ello puede provocar un exceso de ansiedad.
  • Ciertos tipos de personalidad son más propensas que otras a sufrir trastornos de ansiedad.
  • Otros trastornos mentales: a menudo, una persona que sufre otro trastorno mental, como depresión, es más susceptible de sufrir un ataque de ansiedad.
  • Tener antecedentes familiares: los trastornos de ansiedad pueden ser hereditarios.
  • Alcohol o drogas: el consumo de alcohol y drogas y la abstinencia pueden provocar o empeorar la ansiedad.

Cómo prevenir los ataques de ansiedad

Aunque es difícil prever cuándo aparecerá un ataque de ansiedad, sí se pueden tomar medidas para reducir el impacto de los síntomas:

  • Cambios en el estilo de vida: mantener una vida activa y saludable, hacer ejercicio, seguir una alimentación sana y equilibrada y estar en contacto con otras personas puede aliviar la sensación de ansiedad.
  • Ejercicios de relajación: una respiración profunda, la meditación, técnicas para aliviar la tensión muscular y el promover la calma nos ayudan a prevenir los ataques de ansiedad.
  • Pedir ayuda: si no se trata como es debido, la ansiedad, igual que otros trastornos mentales, puede ser más difícil de tratar. Consulta con un especialista siempre que tengas dudas.
  • Psicoterapia: la terapia cognitivo-conductual y la terapia de exposición pueden ayudar a replantear el pensamiento ansioso distorsionado porque los pensamientos influyen en los sentimientos y las acciones. La terapia de exposición ayuda a las personas a tolerar y calmar la ansiedad exponiendo, de forma gradual, a una persona a situaciones u objetos que teme bajo la supervisión de un terapeuta.

En la situación actual, debida la pandemia, es importante controlar el estrés y la ansiedad. No dudes en consultar con un psicólogo si crees que lo necesitas. Él evaluará la situación y te ayudará a afrontar los problemas.

¿Quieres conocer tu nivel de estrés? Puedes hacerlo con nuestro test 
de estrés aquí.

Fuentes:

  • Sociedad Española para el Estudio de la Ansiedad y el Estrés (SEAS)
  • Mayo Clinic
  • Harvard Medical School