Qué son los adaptógenos, ¿funcionan realmente?

Qué son los adaptógenos, ¿funcionan realmente?

Los adaptógenos son una serie de componentes vegetales que tienen como objetivo ayudarnos a reducir los efectos adversos provocados por el estrés y aportar energía al organismo. ¿Hasta qué punto es cierto?

En AXA Health Keeper tenemos endocrinos y nutricionistas que pueden ayudarte a despejar algunas de las dudas que puedas tener. Regístrate.

Todos podemos pasar temporadas con más estrés que otras. Los motivos pueden ser varios: por el trabajo, una enfermedad o una situación personal delicada. Ante este escenario, algunos compuestos de hierbas se promocionan por su capacidad para ayudar al cuerpo a responder o recuperarse del estrés físico o psicológico, así como para reforzar la inmunidad y el bienestar general. Los adaptógenos son algunos de ellos.

Qué son los adaptógenos

Los adaptógenos son una clase de ingredientes a base de hierbas y plantas, que pueden ayudar a nuestro cuerpo a adaptarse al estrés. El concepto se basa en parte en una teoría del estrés llamada “síndrome de adaptación general”. Según esta, el estrés hace que el cuerpo pase por tres etapas:

1.- Prepararse para luchar o huir

2.- Adaptarse al estrés

3.- Agotarse si el estrés perdura en el tiempo

Asimismo, los adaptógenos son una especie de tónico restaurador general que contrarrestra los efectos del estrés, normaliza las funciones corporales y ayuda al cuerpo a recuperarse.

Sin embargo, la Agencia Europea de Medicamento declaró en un documento de reflexión de 2008 que, si bien numerosos estudios de investigación durante más de cinco décadas han intentado infructuosamente demostrar la existencia y efectividad de los adaptógenos, la investigación ha sido deficiente en sus metodologías y no respalda la conclusión de que los adaptógenos funcionan como se afirma y, por lo tanto, el término «adaptógeno» no puede ser utilizado para la comercialización en la UE.

Adaptógenos naturales

Adaptógenos naturales

Los adaptógenos pueden proceder de plantas, hierbas u hongos, que se han utilizado durante miles de años, sobre todo, en la medicina oriental. Algunos populares son:

Ginseng. Es una de las hierbas más investigadas. Los estudios realizados indican que el ginseng contiene compuestos activos con propiedades antiinflamatorias, antioxidantes e inmunomoduladores. Además, se le atribuyen propiedades para prevenir desde resfriados, diabetes, problemas digestivos, de memoria, etc.

Rhodiola. Se ha usado durante años para tratar dolores de cabeza, ansiedad y depresión leve. Según investigaciones hechas en animales, la rhodiola posee propiedades antioxidantes y anticancerígenas. Su ingrediente activo, la rodosina, inhibe una enzima que descompone los neurotransmisores, lo que se relaciona con sus efectos como antidepresivo.

Ashwagandha. Varios análisis muestran que la raíz de esta planta tiene propiedades antiinflamatorias y neuroprotectoras. Además, ayuda a controlar el azúcar en sangre y estimula el sistema inmunológico. La Revista de la Sociedad Internacional de Nutrición Deportiva ha publicado que las personas que han tomado esta planta pueden tener un aumento significativo de la fuerza muscular.

Eleutero. Contiene eleuterósidos, unos compuestos con efectos neuroprotectores y estimulantes del sistema inmunológico. Un estudio publicado en Journal of International Medical Research ha concluido que las personas que toman esta hierba tienen mayores mejoras en el sueño, la fatiga, la depresión y otros factores relacionados con el estrés.

Astrágalo. A la raíz de la planta, que suele estar disponible en cápsulas, extractos líquidos y polvos, se le atribuyen propiedades antiinflamatorias, antioxidantes, estimulantes del sistema inmunológico y cardioprotectoras.

¿Qué dice la ciencia sobre los adaptógenos?

La ciencia no es concluyente sobre la mayoría de estos adaptógenos, porque numerosos estudios han analizado únicamente los efectos a nivel celular o animal. Como ocurre con la mayoría de las hierbas, hay pocos estudios en humanos que sean definitivos sobre el uso de los adaptógenos.

En 2010, por ejemplo, Cochrane apuntó que no hay evidencia científica de que el ginseng tenga un efecto en la mejora cognitiva en personas sanas o con problemas de memoria o demencia. Tampoco que pueda tratar o prevenir la fatiga o la presión arterial alta.

En otra revisión publicada en BMC Complementary and Alternative Medicine, y tras revisar 11 estudios sobre rohodiola para tratar la fatiga física o mental, los expertos concluyeron que casi todas las investigaciones tenían problemas metodológicos y que los resultados eran inconsistentes.

Los estudios, la mayoría de ellos realizados en China o India, donde estas plantas llevan años utilizándose, a menudo usan una mezcla de hierbas (no una sola), de ahí que sea muy difícil saber cuál es el efecto exacto que tiene cada una de ellas. Hay que tener en cuenta que no todas las partes de la planta (raíz, hoja, tallo) tienen las mismas propiedades biológicas ni todas se procesan de la misma manera. De ahí la dificultad para establecer afirmaciones.

Si te encuentras un poco decaído, lo mejor es que sigas una alimentación saludable, realices ejercicio de manera regular e intentes contarle tus emociones a alguien de confianza.

¿Quieres saber si tienes un estilo de vida saludable? 
Realiza nuestro test de estilo de vida saludable.

Fuentes:

PubMed

Journal of International Medical Research

Cochrane

BMC Complementary and Alternative Medicine


Rutina de ejercicios con saco búlgaro

Rutina de ejercicios con saco búlgaro

Los sacos búlgaros eran en sus orígenes sacos que se llenaban de arena para poder golpear y aumentar, así, el esfuerzo en el ejercicio. Actualmente son un accesorio idóneo para completar tus entrenamientos. Si no tienes, te explicamos cómo hacerte uno.

En  AXA Health Keeper  tienes un amplio abanico de entrenadores  que valorarán tu condición física y te aconsejarán. Haz ejercicio con nosotros. Regístrate aquí 

Más allá de las pesas y las máquinas de gimnasia hay una amplia gama de equipos y objetos que pueden ayudarte a desarrollar fuerza y mejorar tu condición física. El saco búlgaro puede ser tu nuevo compañero para hacer más divertido tu entrenamiento.

Saco de arena para entrenar

El saco búlgaro puede ser el complemento perfecto para un entrenamiento de cuerpo completo. Puedes presionarlo, girarlo, ponerte en cuclillas, levantarlo, etc. Tiene varias asas que permiten hacer una amplia gama de ejercicios, incluidos agarres laterales y trabajar la fuerza del antebrazo. Estas particularidades lo hacen ideal para un entrenamiento funcional y para uno de intervalos de alta intensidad (HIIT).

El saco búlgaro puede ser de distintos tamaños y pesos, en función del tamaño de la persona y el nivel físico que tenga. Puede ir de los 3 a los 38 kilos, de esta manera tanto los profesionales como los aficionados pueden entrenar con él.

Entrenamiento con saco búlgaro

El saco búlgaro mejora la fuerza, la resistencia y el sistema cardiovascular. Además, permite entrenar movimientos específicos de forma más efectiva. Algunos de los ejercicios más habituales con saco búlgaro son:

Lanzamiento lateral. Sujeta el saco por las asas principales y colócalo sobre el hombro derecho, apoyándolo en el omoplato izquierdo, con las asas lo más juntas posible. Con la pierna derecha, haz una ligera estocada lateral, gira el cuerpo y cambia el saco de lado. Usa el núcleo para desacelerar el impulso del saco.

Lanzamiento lateral

Movimiento del core. Colócate con los pies separados, un poco más abiertos que el ancho de los hombros para permitir que el saco pase por entre las piernas. Sostén el saco por las asas principales, balancéalo a través de las piernas y acelera usando los isquiotibiales y glúteos para balancear el saco detrás de la cabeza. El saco tiene que golpear un poco en los hombros. Vuelve a coger el saco como si fueras a tirarlo al suelo, pero deja que pase entre las piernas y repite el movimiento.

Movimiento del core

Swing rotacional. Agarra el saco por las asas y gíralo frente a ti en un círculo, flexionando ligeramente las rodillas a medida que el saco pasa por delante. Mantén un ritmo constante y cambia de dirección tras 15 segundos. Este ejercicio trabaja los oblicuos y los hombros en un movimiento de lado a lado.

Swing rotacional

Estocadas laterales. Coloca el saco sobre los hombros, sujetándolo de las asas. Da un paso hacia un lado, manteniendo el torso lo más erguido posible. Dobla la rodilla derecha y baja un poco, con las plantas de los pies en el suelo y los dedos apuntando hacia adelante. La pierna izquierda permanece recta. Repite el movimiento con la pierna izquierda.

Estocadas laterales

Abdominales. Acuéstate boca arriba mientras sostienes la bolsa sobre el pecho con los brazos rectos. Siéntate y presiona la bolsa hacia arriba hasta que quede sobre tu cabeza. Vuelve a bajar a la posición inicial controlando la bajada.

Abdominales

Hacer este tipo de movimientos mejorará también tu fuerza de agarre, a menudo una de las menos trabajadas.

Cómo hacer un saco búlgaro casero

Si te animas a entrenar con un saco búlgaro, pero no quieres gastar, puedes hacerlo fácilmente en casa. Solo necesitas una bolsa de deporte de nylon que ya no utilices, de las que tienen forma alargada y redondeada, unas bolsas de plástico y piedras pequeñas.

A continuación, coloca las piedras en las bolsas de plástico y añádelas a la bolsa, de manera que el peso quede lo más equilibrado posible. Recuerda poner el peso con el que puedas trabajar bien. Por último, acaba de llenar la bolsa de nylon con bolsas de plástico para evitar que el peso se mueva cuando realices los ejercicios.

Si quieres, puedes añadir alguna asa más a la bolsa, aunque estas bolsas deportivas suelen tener ya varias: las del centro más pequeñas y la más larga para usar como bandolera.

¿Te gustaría conocer tu estado físico? 
Entra en la calculadora de la edad de tu salud de la App.

Mujer vacunándose del Covid-19

Las personas vacunadas contra la COVID19 pueden seguir contagiando

El primer objetivo de las vacunas es prevenir la enfermedad en las personas que se contagian y eso es lo que los ensayos clínicos de las vacunas contra la COVID19 han estudiado en primer lugar. Sin embargo, aún no se dispone de datos suficientes para saber si también impiden el contagio de unas personas a otras. Aunque estén vacunadas.

Por el Dr. Pedro L. González, especialista en Medicina Preventiva y de Salud Pública y periodista científico

Las razones por las que no se sabe si la vacuna sirve para prevenir la transmisión son de dos tipos.

La primera es porque se necesita tener un número suficiente de personas inmunizadas para saber qué ocurre. La segunda, se debe a la complejidad del sistema inmune humano.

Aún quedan muchas dudas por resolver en cuanto a cómo se generan los anticuerpos inducidos por las vacunas. Por ejemplo, se acaba de ver que la variante británica del virus no afecta a la capacidad de la vacuna para inducir respuesta inmune.

Las vacunas funcionan porque engañan al organismo, haciéndole creer que está frente a una infección real, de modo que activa sus mecanismos de defensa. Pero lo normal es que una vacuna no induzca exactamente la misma respuesta inmune que el agente infectivo completo.

Se ha visto que las vacunas de Pfizer y Moderna inducen una buena respuesta de anticuerpos IgG, que se mantienen en el interior del cuerpo e impiden la replicación del virus y, por tanto, protegen de sus efectos adversos.

Sin embargo, en una infección normal, se producen anticuerpos IgG, pero también IgA. Los IgA están las mucosas y en la saliva y se encargan de impedir que una persona que supera la enfermedad, al menos por un tiempo deje de ser contagiosa. Pero, hoy por hoy, no está claro que las personas vacunadas produzcan IgA.

A medidas que las personas vacunadas reciben su segunda dosis y, una vez transcurran dos semanas para alcanzar un grado óptimo de inmunidad, los epidemiólogos podrán observar si se reduce también la transmisión del virus.

Mientras no tengamos más datos, las personas vacunadas deben seguir manteniendo las mismas precauciones para prevenir el contagio: mascarilla, lavados de manos y distancia de otras personas. Sería muy triste que la vacunación aumentara el número de asintomáticos que transmiten la enfermedad sin ser conscientes de ello.

Dos personas hablando con mascarillas en un parque Covid-19

Israel asegura que con su vacunación contra COVID19 se han reducido los contagios

El alto y rápido nivel de vacunación que se está produciendo en Israel ha proporcionado la primera evidencia de que la vacuna impide a los vacunados transmitir la infección a otros.

La investigación, de la que se han hecho ecos los medios internacionales, ha sido realizada entre 200.000 personas de más de 60 años algunas vacunadas contra la COVID19 y otras no. Han visto que hay una reducción del 33% en la transmisión del virus 14 días de administrar la primera dosis de la vacuna.

Esta reducción en la transmisión no fue observable hasta el día 14 tras la primera inyección, lo que implica la necesidad de mantener precauciones, aunque uno haya sido vacunado.

Todavía se desconoce qué ocurre después de la segunda inyección, pero los expertos israelíes creen que los datos muestran una bajada significativa en la diseminación del virus.

Los científicos esperan probar en las próximas semanas que la vacuna también ayuda a reducir los casos serios de hospitalización a causa de la COVID19. No obstante, hay que tener en cuenta que los resultados preliminares no demuestran que hay una protección total contra la enfermedad después de vacunarse.

Fuentes:

Pfizer-BioNTech COVID-19 Vaccine Frequently Asked Questions. FDA

Neutralization of N501Y mutant SARS-CoV-2 by BNT162b2 vaccine-elicited sera

Xuping Xie, Jing Zou, et al  bioRxiv 2021.01.07.425740; doi: https://doi.org/10.1101/2021.01.07.425740

IgA dominates the early neutralizing antibody response to SARS-CoV-2

BY DELPHINE STERLIN, et al  SCIENCE TRANSLATIONAL MEDICINE20 JAN 2021

Pfizer vaccine may prevent transmission of coronavirus to others, Israeli study suggests.  The Telegraph


Cómo regular el tránsito intestinal lento

Cómo regular el tránsito intestinal lento

El estreñimiento o tránsito intestinal lento afecta a nuestra salud. Cambiando algunos hábitos podemos lograr ir al baño a diario y sin esfuerzos. Recopilamos los consejos más efectivos para regular el tránsito forma natural y sin recurrir a laxantes agresivos.

En AXA Health Keeper contamos con especialistas del aparato digestivo que te asesorarán en caso de que sufras malestar. Consúltales.

Las digestiones demasiado largas y el movimiento débil (o nulo) de los intestinos son un síntoma de lo que los expertos llaman estreñimiento de tránsito lento.

Aunque no se considera una enfermedad, puede provocar dolor a la hora defecar, así como náuseas y hemorroides, por la dureza de las heces.

Tránsito intestinal, ¿qué es?

El tránsito intestinal es el proceso de expulsión de alimentos que realiza el organismo, de manera regular, a través del intestino y el recto. Una buena salud digestiva engloba una correcta digestión de los alimentos, la absorción de los nutrientes necesarios y la defecación del sobrante en forma de heces.

De acuerdo con la Fundación Española del Aparato Digestivo (FEAD), se considera un tránsito o ritmo intestinal normal hacer de tres deposiciones al día a tres deposiciones semanales. Por el contrario, se define estreñimiento cuando la persona va tres veces o menos al baño en una semana. En este caso, las heces suelen ser duras y secas, y evacuarlas puede resultar doloroso.

El estreñimiento afecta en torno al 16-17% de la población adulta en Europa, según la Organización Mundial de Gastroenterología. Es un trastorno dos veces más frecuente en mujeres que en hombres, en personas con vida sedentaria y en mayores de 65 años.

Causas de un tránsito lento

Alimentación. Una dieta inadecuada suele ser la causa más frecuente de estreñimiento, debido a una baja ingesta de frutas, verduras y legumbres, un alto consumo de carnes y una ingesta de líquidos de menos de un litro al día.

Falta de actividad física. El sedentarismo y algunos fármacos (antiinflamatorios, antitusivos, diuréticos, ansiolíticos) también lo provocan. Revisa tu mediación.

Aguantarse. No ir al baño cuando tenemos ganas puede desajustar la musculatura del ano y modificar su capacidad para relajarse. Además, provocamos que las heces se endurezcan. 

Tratamiento natural para un tránsito lento

1. Más agua. La deshidratación provoca estreñimiento. Toma lo recomendando, entre 1 y 2 litros al día. Así, ayudarás a humedecer el bolo fecal, con lo que facilitarás su salida.

2. Café. Hay personas que notan mejoría con el café. La razón podría estar en sus fibras solubles y en que estimula los músculos de la zona intestinal.

3. Fibra. Un estudio de la Universidad de Suzhou ha concluido que la ingesta de fibra aumenta la frecuencia de las deposiciones. Búscala en legumbres, frutos secos, verduras y frutas.

4. Pro y prebióticos. Fortalecerán tu sistema inmune y mejorarán la salud de tu microbiota y de todo el tracto digestivo. Están, sobre todo, en yogures, tempeh, miso, plátanos y manzanas.

5. Haz ejercicio. El deporte puede combatir el estreñimiento porque ayuda a movilizar los intestinos. Basta con una caminata al día de 30 minutos a buen ritmo.

6. Posición. Colocarse en cuclillas o apoyar los pies en una banqueta facilita la evacuación. Las rodillas deben quedar más altas que la cadera. Es la postura fisiológicamente más adecuada.

7. Pon una hora. Ir al baño siempre a la misma hora (incluso sin ganas) es una manera de ‘reeducar’ al cerebro. Un buen momento puede ser después de comer (reloj gastrocolónico).

Porridge de avena y manzana

Remedios caseros para un tránsito lento intestinal

El tratamiento natural para el estreñimiento o para acelerar un tránsito lento pasa por cambiar algunos aspectos de la alimentación. Si esto no funciona (y para casos más difíciles) podemos echar mano de laxantes naturales, pero siempre sin abusar.

Porridge de avena y manzana.  Pon 1-2 cucharaditas de avena y una manzana a trocitos en un tazón de leche (mejor vegetal) o agua. Un desayuno ideal para regular el tránsito.

Lino. Pon 2 o 3 cucharaditas de semillas de lino en agua y déjalas macerar con ciruelas secas toda la noche.  A la mañana, tómatelo todo, agua incluida.

Zaragatona. Gracias a su fibra soluble es un laxante natural suave que no irrita las mucosas. Puedes tomar de 10 a 30 g al día (en polvo o semillas) con abundante agua.

Masajes. Amasa la parte inferior del abdomen de forma suave y profunda en forma de círculos y en sentido a las agujas del reloj. La Biblioteca de Medicina de USA ha publicado que el masaje disminuye el malestar y estimula la peristalsis (movimiento natural de los intestinos).

Tamarindo. En 1 litro de agua hierve 15 minutos la pulpa de 15 vainas de tamarindo, sin las semillas. Filtra y endulza ligeramente la infusión.

Agar agar. Puedes usar esta alga en sopas o salsas, como espesante o para hacer preparados. Mezcla 30 g de agar agar con líquido (caldo, zumo…) o remoja un poco y añádela al plato.

Dos tazas de llantén. Calienta una cucharada de sus semillas en un litro de agua hasta que hierva, tritura y deja reposar. Bebe las dos tazas en diferentes momentos del día.

Si no resulta nada de lo anterior, consulta con tu médico. Sobre todo, evita utilizar supositorios de glicerina o laxantes más fuertes, ya que pueden irritar el intestino y a la larga pueden provocar más estreñimiento.

Evalúa tu estilo de vida con el Test Estilo de Vida 
y mejóralo para estar más sano. 

Fuentes:

Base de datos científica PubMed

Organización Mundial de Gastroenterología

Fundación Española del Aparato Digestivo (FEAD)


Cómo aprender a meditar desde cero

Cómo aprender a meditar desde cero

Meditar es una práctica sencilla, beneficiosa y apta para todos. Basta con sacar unos minutos al día para aislarte, cerrar los ojos y respirar conscientemente. En pocos días mejorará tu concentración y te sentirás más sereno. Te enseñamos cómo hacerlo, paso a paso.

En AXA Health Keeper existen psicólogos que pueden ayudarte a encontrar la solución, si te sientes nervioso, perdido o desilusionado.

La palabra ‘meditar’ significa en realidad ‘pensar en algo profundamente’. Sin embargo, cuando las prácticas contemplativas orientales fueron importadas a la cultura occidental se cogió este término para definirlas.

Hoy en día, la meditación se refiere a una técnica de desarrollo personal, que utiliza varios ejercicios de relajación para enfocar la atención en el ‘aquí’ y el ‘ahora’. Se estima que entre 200 y 500 millones de personas meditan en todo el mundo.

¿Qué es meditar y cómo se hace?

La meditación es un ejercicio mental que implica relajación, concentración y conciencia. Es para la mente lo que el ejercicio físico es para el cuerpo. La práctica se suele realizar de forma individual, en posición inmóvil y con los ojos cerrados.

En psicología, la meditación se define como “una serie de prácticas de entrenamiento mental que están diseñadas para familiarizar a la persona con tipos específicos de procesos mentales”.

Para meditar es necesario anclar la atención en un punto (suele ser la respiración), dejar pasar los pensamientos sin juzgarlos y estar presente (percibiendo las sensaciones del cuerpo). Este proceso implica calma mental e introspección ("mirar hacia adentro").

Es, por tanto, algo diferente a otros ejercicios de desarrollo personal o espiritual, como la visualización, la oración o el pranayama (respiración en yoga).

¿Para qué sirve meditar?

Hay decenas de beneficios de la meditación científicamente probados. Los estudios confirman que esta técnica de desarrollo personal ayuda a prevenir numerosas enfermedades, favorecer nuestra capacidad de concentración y mejorar nuestro bienestar emocional.

Favorece el corazón. La meditación podría reducir un 48% el riesgo de miocardio, accidente cerebrovascular y enfermedad coronaria, según la American Heart Association.

Mejora la concentración. Investigaciones recientes han demostrado que, durante y después de meditar, estamos más concentrados, especialmente en tareas repetitivas y aburridas.

Disminuye la percepción del dolor. Se ha descubierto que, recibiendo la misma cantidad de dolor, las personas que meditan perciben (en su mente) menos daño.

Reduce el estrés. Meditar de forma regular ayuda a reducir la densidad de materia gris en áreas del cerebro relacionadas con la ansiedad y el estrés.

Aumenta la autoestima. Se ha comprobado que las personas con bajo estado de ánimo que se someten a la práctica de meditación, experimentan mejoras en su bienestar psicológico.

Ayuda a tratar la depresión. Se ha observado que esta práctica puede mejorar los síntomas de la ansiedad y la depresión cuando no se manifiestan de forma grave.

Fortalece las defensas. La Revista Psychosomatic Medicine publicó en 2003 cómo la meditación podía aumentar el número de anticuerpos que produce el sistema inmunitario.

Cómo meditar paso a paso

Cómo meditar paso a paso

Antes de empezar a meditar, busca un espacio para sentarte a la misma hora todos los días. No importa dónde lo hagas, siempre y cuando sea difícil que te interrumpan.

  1. Acomódate. Siéntate (en una silla, cojín o suelo) con las manos sobre tu regazo. Mantén la espalda recta o apóyate en el asiento. Relaja el cuello y baja la barbilla hacia el pecho.
  2. Cierra los ojos. Desenfoca los ojos mirando a media distancia. Haz 5 respiraciones profundas, inhalando por la nariz y exhalando por la boca. En la última, cierra los párpados.
  3. Escanéate. Repasa tu cuerpo de la cabeza a los pies, observando cualquier tensión. Nota como cada parte se relaja con cada exhalación. Si surgen pensamientos, déjalos pasar.
  4. Respira. Cuenta 1 al inhalar y 1 al exhalar, 2 en la siguiente inhalación, y así sucesivamente, hasta 10. Si tu mente ‘se va’ redirige tu atención en la respiración.
  5. Percepciones. Toma conciencia de las sensaciones físicas: de la silla, de tus pies sobre el suelo, tus brazos, de lo que oyes y hueles… Cuando estés listo, abre los ojos lentamente.
  6. Llévatelo contigo. Traslada esta consciencia a la próxima actividad. A lo largo del día, busca pequeños momentos para recordarte a ti mismo lo que sentiste al tener la atención enfocada.

Como ves, la meditación es una práctica más sencilla de lo que parece en un principio. Tan sólo tienes que encontrar tu rincón de calma, cerrar los ojos y dejarte llevar.

Empieza con 5 minutos, luego sube a 10, 15 hasta 30. Con solo 4 días de práctica mejorará tu capacidad de concentración y te sentirás más calmado y en paz.

¿Quieres saber si estás estresado? 
Haz el Test de estrés en la app.

Fuentes:

Live & Drave

Science Daily

PubMed

Psychosomatic Medicine


La cepa británica del COVD-19 refuerza la necesidad de prevención

La nueva cepa británica del COVID-19 refuerza la necesidad de seguir las medidas de prevención

Las autoridades sanitarias del Reino Unido informaron a principios del pasado diciembre de una nueva variante del coronavirus denominada B117. Esta mutación, si bien no es más mortífera que otras, sí muestra mucha mayor capacidad de transmisión, hasta el punto de que representa más del 50% de las nuevas infecciones en Gran Bretaña. Las medidas de prevención se hacen, si cabe, aún más necesarias.

Por el Dr. Pedro L. González, especialista en Medicina Preventiva y de Salud Pública y periodista científico

La variante B117 se originó en el Reino Unido entre finales de verano y principios de otoño de 2020. Los expertos han determinado que la transmisión de esta variante es entre el 50%y el 74% mayor que las predominantes hasta ahora. Así se concluyó en un estudio preliminar realizado por el Centro de modelos matemáticos y enfermedades infecciosas (CMMID) en el que se señala a una proteína que, al mutar, facilita la entrada en la célula humana.

Otros equipos trabajan con la hipótesis de que el alto número de contagios se deba a la carga viral. Varios estudios revelan que el 35% de las muestras de pacientes infectados con la cepa B117, tenían altos niveles de virus, en comparación con solo un 10% de los pacientes de las otras variantes.

Por esta razón, algunos países están urgiendo a sus ciudadanos a reforzar las medidas de prevención y a abandonar las mascarillas de tela, incluso las quirúrgicas, y a sustituirlas por las tipo FFP2 o N95 que tienen mayor capacidad de filtrar el virus.

Según otro estudio del Imperial College en Londres, tampoco revisado, la variante británica está afectando con mayor frecuencia a menores de 20 años, aunque no se sabe si es porque en los últimos meses las escuelas británicas han estado abiertas, en contraposición de las actividades de los adultos, más restringidas.

Existe controversia sobre si la nueva variante produce mayor mortalidad y, aunque aún se debe confirmar, los primeros datos apuntan a que produce una mortalidad el 30% mayor. Es decir, que si hasta ahora 10 de cada mil infectados de 60 años, morían, con la nueva variante serían entre 13 y 14 los fallecidos.

Varios países europeos han detectado ya casos de esta nueva variante y en más de uno se sabe que se está produciendo transmisión entre personas, como es el caso de Francia y España. De momento, solo se han detectado en menos del 5% de los contagios, pero los expertos calculan que a mediados de marzo podría ser la cepa dominante.

Al mismo tiempo, se han detectado otras variantes en Sudáfrica (la 1.351) y en Brasil (la P.1) que son independientes de la variante hallada en Reino Unido, pero comparten algunas de sus mutaciones.

Lavado de manos

La mutación en el SARS-CoV-2 no afecta a las vacunas

Un estudio preliminar publicado a principios de enero en bioRxiv reportaba que el suero de 20 personas vacunadas era capaz de neutralizar al coronavirus con una de las mutaciones de la variante detectada en el Reino Unido. De esta manera, las compañías fabricantes de las vacunas Pfizer y Moderna han comunicado que la vacuna sigue siendo efectiva contra el virus con la variante B117.

No obstante, algunos expertos señalan que si la variante británica está tomando el control habrá que vacunar a casi el 90% al 95% de la población, mientras que con la variante actual podemos quedarnos contentos con un 70% a 80% de población vacunada.

La vacuna se hace ineficaz cuando el virus cambia, por lo que esquiva el efecto de la vacuna y continúa infectando a las personas. Y el virus cambia cuanto mayor sea su transmisión y dispersión entre la población. Este puede ser el elemento más preocupante de lo que está sucediendo con el virus.

Si el virus llegase a mutar en exceso, nos colocaría en una posición similar a la de la gripe, donde las vacunas deben actualizarse periódicamente. Afortunadamente, las vacunas que tenemos son muy fáciles de modificar.

Para evitar esta altísima transmisión y mutaciones, hay que utilizar mascarillas, seguir una adecuada higiene de manos y mantener la distancia social. Son las medidas preventivas que deben acompañar el día a día en tiempos de la COVID19.

Fuentes:

Estimated transmissibility and severity of novel SARS-CoV-2 Variant of Concern 202012/01 in England. CMMID Working Group Status: Paper under peer review | First online: 23-12-2020 | Last update: 31-12-2020

Report 42 - Transmission of SARS-CoV-2 Lineage B.1.1.7 in England: insights from linking epidemiological and genetic data MRC Centre for Global Infectious Disease Analysis. Imperial College

Establishment and lineage dynamics of the SARS-CoV-2 epidemic in the UK

BY LOUIS DU PLESSIS, et al. PUBLISHED ONLINE08 JAN 2021 DOI: 10.1126/science.abf2946

Documento del Gobierno Británico. NERVTAG note on B.1.1.7 severity To be completed by SAGE Secretariat

Authors: Peter Horby, Catherine Huntley, Nick Davies, John Edmunds, Neil Ferguson, Graham Medley, Andrew Hayward, Muge Cevik, Calum Semple

Neutralization of N501Y mutant SARS-CoV-2 by BNT162b2 vaccine-elicited sera

Xuping Xie, et al bioRxiv 2021.01.07.425740; doi: https://doi.org/10.1101/2021.01.07.425740

This article is a preprint and has not been certified by peer review


Cuánto tiempo se debe descansar entre series al entrenar

Cuánto tiempo se debe descansar entre series al entrenar

Un buen entrenamiento cuenta con un tiempo para que el cuerpo se recupere. Uno de los puntos esenciales del ejercicio (ya sea quemar grasa o ganar músculo) es descansar entre series. Te explicamos cuánto tiempo de reposo debes dejar según el entrenamiento.

En AXA Health Keeper tienes un amplio abanico de entrenadores que valorarán tu condición física y te aconsejarán. Haz ejercicio con nosotros. Regístrate aquí.

Cuando se trata de optimizar un programa de entrenamiento hay muchas variables que debes tener en cuenta. El tiempo para descansar entre series es una de las más importantes, aunque a menudo suele ser una de las que suele pasarse por alto.

El descanso muscular

Cuando entrenamos, el descanso es importante no solo para recuperar el aliento y poder hacer más ejercicios, sino también porque permite que los músculos se repongan. Estos obtienen energía de una sustancia llamada fosfato de creatina. Tras una serie de ejercicios, los niveles de esta sustancia pueden tardar unos segundos en volver a la normalidad.

Según el American Council on Exercise, el tiempo de descanso entre ejercicios o series depende de factores como la cantidad de peso que levantes y del objetivo del entrenamiento. Si el intervalo de descanso es muy corto puede aumentar el riesgo de que aparezcan lesiones.

Cuánto tiempo se debe descansar entre series al entrenar. Agua

Tiempo de descanso entre ejercicios

A la hora de crear un plan de entrenamiento debemos tener una idea de lo que queremos lograr y cuánto tiempo necesitaremos. Cuanto más claros tengamos los objetivos, mejor procesaremos la información y mejor podremos seguirla. Esfuerzo y descanso (o tiempo de recuperación) van de la mano en todos los entrenamientos, desde las primeras sesiones a las últimas.

  • Series de fuerza. Este entrenamiento incluye actividades físicas que ayudan a incrementar la fuerza muscular absoluta, la resistencia, la hipertrofia y la potencia muscular. Para que el entrenamiento sea efectivo, además de tener en cuenta aspectos como la intensidad, el número de series o la velocidad del ejercicio, también influye el intervalo de descanso entre series.

Un análisis de 35 estudios realizado en la Univresidad de Río de Janeiro concluyó que en un entrenamiento con cargas de entre 50-90% de una repetición, el descanso de 3-5 minutos permite mayores repeticiones en varias series y produce un aumento de la fuerza absoluta. En el caso de las series de potencia muscular en series de 3-5 minutos, un descanso de 1 minuto entre series también aumenta la potencia. Para el entrenamiento de hipertrofia muscular, un descanso de 30-60 segundos entre series de intensidad moderada puede ser efectivo.

  • Series de running. El entrenamiento de repetición puede ayudarte a mejorar la velocidad y la resistencia y, por tanto, los tiempos de carrera. La recuperación que tienes que hacer entre cada repetición es crucial porque, cuanta más recuperación tengas, más rápido podrás ejecutar las repeticiones y tu velocidad mejorará.

Los tiempos de recuperación varían en función de si hacemos series más largas o más cortas: no es lo mismo correr 400 metros que 1.000 metros. El control de la frecuencia cardíaca es muy importante y la que nos puede marcar el ritmo de las series y los descansos. Aunque en la mayoría de los entrenamientos suele fijarse el tiempo en minutos (uno o dos entre series), otra manera de hacerlo más individualizado es contar las pulsaciones. Es recomendable bajar entre 40-50 pulsaciones antes de volver con la siguiente serie: si terminamos con 180 pulsaciones, empezaremos de nuevo con 140-150 pulsaciones.

  • Series HIIT. El entrenamiento de intervalos de alta intensidad (HIIT) es un método de entrenamiento que alterna series de ejercicios de alta intensidad y descansos de recuperación. Durante el ejercicio, el cuerpo usa la energía anaeróbica y el esfuerzo es del 100%. Durante los periodos de descanso debes tener tiempo para la recuperación muscular, mantener la técnica y el ritmo.

Las sesiones de entrenamiento por intervalos suelen durar menos de una hora, incluidos los periodos de descanso. Las variables del entrenamiento HIIT son múltiples. Alguna de ellas puede ser trabajar 40 segundos y descansar 20 segundos o trabajar 20 minutos y descansar 40 segundos. El trabajo más largo generalmente ayuda a mejorar la resistencia, mientras que el más corto mejora la potencia.  Si el objetivo es trabajar la capacidad aeróbica, los intervalos de ejercicio tienen que ser superiores a los 20 segundos, con un descanso de entre 2 y 3 minutos, de acuerdo con el Instituto Ciencias  de la Salud y  la Actividad Física (ISAF).

Ten en cuenta que cada tipo de ejercicio requiere un descanso específico. Solo te beneficiarás de todo ello si lo acompañas de una alimentación y un estilo de vida saludable. No olvides consultar con un entrenador físico si tienes dudas.

¿Te gustaría conocer tu estado físico? 
Entra en la calculadora de la edad de tu salud de la app.

Fuentes:

  • PubMed
  • American Council on Exercise (ACE)
  • Instituto Ciencias de la Salud y  la Actividad Física (ISAF)

Batidos verdes detox: las mejores recetas para depurar tu cuerpo

Batidos verdes detox: las mejores recetas para depurar tu cuerpo

Ahora puede ser el momento para hacer limpieza del organismo. Para ello, necesitamos ingerir más verduras y frutas con alto poder diurético y depurativo. Tomar batidos verdes puede ayudarnos a consumir las vitaminas y los minerales que el hígado necesita para eliminar toxinas. Aquí tienes las mejores bebidas para reequilibrar tu cuerpo.

En Axa Health Keeper contamos con excelentes nutricionistas y dietistas que evaluarán tu dieta y te ayudarán a mejorarla.

Depurar el cuerpo es el proceso de desintoxicación que realiza el hígado regularmente, y que sirve para eliminar tóxicos (como el alcohol, el tabaco o los medicamentos). Una dieta detox, a base de productos frescos y naturales, facilitará la digestión, estimulará la pérdida de peso y nos aportará más energía y vitalidad.

Si lo que buscamos es desintoxicar el organismo, combatir la hinchazón o eliminar líquidos, los batidos detox pueden ayudarnos. Ya que están hechos a base verduras y frutas, que contienen importantes propiedades diuréticas y depurativas.

Los expertos señalan que estos smoothies pueden tomarse de manera habitual, pero nunca en sustitución de comidas. Tampoco debemos tratar de comer las 5 raciones de fruta y verdura diarias a la vez y en un solo batido. Así, lo único que lograremos será que la fructosa de las piezas de frutas eleve bruscamente el nivel de azúcar en sangre.

Batidos verdes detox

Cuando hablamos de batidos verdes detox nos referimos a  bebidas cremosas, elaboradas especialmente con hortalizas frescas, de hoja verde, ricas en antioxidantes, calcio y ácido lipoico (un componente útil por sus cualidades desintoxicantes).

Los green smoothies nos pueden ayudar a depurar, hidratar y nutrir el organismo. Permiten obtener una buena dosis de energía en forma de hidratos de carbono, grasas saludables, vitaminas, minerales, antioxidantes y enzimas.

Este tipo de batidos son más espesos que los zumos (hay que añadirles agua), necesitan menos ingredientes porque aprovechan el 100% de la fruta o la verdura y contienen más fibra, al incluir la piel y la pulpa.

Recetas de batidos verdes

Aunque no existe base científica sobre la eficacia de estas bebidas, sin duda, pueden ser una ayuda muy saludable para nuestro bienestar. Y es que, según la Escuela de Medicina de Harvard, nos posibilitan consumir fácilmente vitaminas, minerales y fibra, componentes que escasean en dietas poco cuidadas.

  1. Batido de espinacas y manzana. Mezcla un puñado de espinacas, 4 manzanas (sin piel), 1 trozo de jengibre, 1/4 de aguacate, 800 ml de agua templada y una pizca de sal. Es una receta idónea para tomar como aperitivo o tentempié.
  2. Batido de piña y perejil. Bate 250 g de piña, 1 puñaditos de hojas de perejil y 1/2 cucharada de cúrcuma. Gracias al poder diurético de sus ingredientes, este smoothie te ayudará a deshincharte, además de favorecer a depurar a tu organismo.
  3. Batido de apio, manzana y limón. Tritura 1 puñado de berros, 1/2 limón pelado, 1 manzana (Granny Smith) y 1 trocito de apio. Esta es una buena inyección de vitaminas A, K y C y ácido fólico, que ayudará a mejorar tu tránsito intestinal.
  4. Batido de espinacas y manzana. Mete en la batidora 1/2 manzana roja, 1 trozo de apio, 1 puñado de espinacas, 1 chorro de limón, 1/2 aguacate, 1 cucharadita de jengibre y hojas de menta. Este festival de sabores ayuda a fortalecer las defensas, frente a los refriados y la gripe.
  5. Batido de kale y cilantro. Bate 6 hojas de col kale, 1 rama de apio con hojas, 1/2 aguacate, el zumo de 1/2 limón, 1 cucharadita de chía y 7 hojas de cilantro. Además de propiedades depurativas y remineralizantes, este batido es un antídoto contra el estreñimiento.
  6. Batido de uvas y pera. Mezcla en la batidora 1 puñado de uvas, 1 pera y 3 hojas de kale. Esta receta puede ser un desayuno ideal, si lo acompañas con una tostada de pan integral con queso fresco, atún, hummus, huevo o jamón ibérico.

Batidos verdes para la piel

Las frutas y verduras de hoja verde son una excelente fuente de antioxidantes y bioflavonoides. Estas moléculas ayudan a retrasar el envejecimiento prematuro, nos previenen de dolencias y estimulan el flujo sanguíneo, mejorando la salud de la piel.

Aguacate. Sus vitaminas D y E estimulan la formación de colágeno de la piel y sus ácidos grasos ayudan a cicatrizar heridas. A nivel interno, es un remedio útil para suavizar las arrugas.

Tritura 1/2 aguacate, 1 taza de leche, 1/2 plátano y 1/2 manzana. Este batido es un chute de energía, sobre todo, para deportistas y jóvenes.

Kiwi. Mejora el tránsito intestinal y evita la acumulación de toxinas que causan impurezas en la piel, por su contenido en vitamina C y A.

Mezcla 1 kiwi, 1 rodaja de piña, 1/2 aguacate, 1 rama de apio con hojas, 1 puñado de espinacas y 1/2 vaso de agua. Esta receta detox te aportará un plus de belleza, porque ayuda a lucir una piel más sana, joven y sin imperfecciones.

Prepara estos green smoothies a tu gusto con semillas de girasol, de calabaza o lino y las especias que más te motiven, como cúrcuma, canela o cilantro. Si quedan muy densos, añade agua o una bebida vegetal. Eso sí, intenta usar una batidora de mano, una americana o una especial para batidos, así conservarán toda la fibra y nutrientes de los vegetales.

Recuerda que antes de empezar a tomar batidos detox, lo primero es 'no intoxicar' más el organismo. Es decir, evitar fumar, tomar alcohol, el sedentarismo o comer en exceso, porque ninguna sustancia podrá contrarrestar estos efectos nocivos.

¿Te alimentas bien? 
Descúbrelo en el Test de Estilo de Vida de nuestra app.

Fuentes:

  • Harvard Medical School

Rosácea, ¿existen tratamientos naturales efectivos?

Rosácea, ¿existen tratamientos naturales efectivos?

La rosácea es una afección cutánea no contagiosa que suele aparecer en la cara. Suele manifestarse con un enrojecimiento de la nariz, mejillas, frente y mentón. Algunas cremas, y jabones pueden ayudar a tratarla de forma natural. ¿Son realmente efectivos?

En AXA Health Keeper tenemos especialistas en dermatología que te ayudarán en todo lo que necesites. Regístrate y conócelos.

El enrojecimiento esporádico de la cara es algo normal después de pasar un momento embarazoso o tras realizar ejercicio físico. Por lo general, esto no es un problema. Sin embargo, cuando el enrojecimiento es persistente y no desaparece por completo puede ser una señal de un problema médico. Podría tratarse de rosácea.

Según un estudio de recopilación de incidencia y prevalencia, publicado en el British Medical Journal se estima que el 5,66% de la población padece esta enfermedad. Unos 25 millones de europeos.

Aunque se han apuntado algunas terapias alternativas como el aceite de emú o el de orégano para tratar la rosácea, no hay evidencia científica que apoye su efectividad. Es importante que consultes con el dermatólogo antes de elegir alguna de estas terapias alternativas.

¿Qué es la rosácea?

La rosácea es una afección cutánea común que suele caracterizarse por el enrojecimiento de la cara. En general, aparece alrededor de la nariz y las mejillas, aunque puede extenderse al resto de la cara e incluso en el torso. El eritema persistente está causado por vasos sanguíneos dilatados, pequeñas protuberancias y manchas similares al acné. También puede aparecer una inflamación incómoda de la superficie de los ojos y los párpados.

La rosácea puede afectar, sobre todo, a personas de piel clara de 30 a 50 años, según la Academia Americana de Dermatología (AAD). Esta dolencia puede persistir durante mucho tiempo, aunque su gravedad puede fluctuar. Las mujeres son un poco más propensas que los hombres a contraerla, pero lo hacen de manera menos severa.

Los síntomas de la rosácea pueden variar de leves a severos e incluyen una mezcla de enrojecimiento y protuberancias, aunque el rubor crónico es uno de los signos más reveladores. En algunos casos puede haber algo de inflamación de la piel del rostro, sobre todo alrededor de los ojos.

Rosácea, ¿existen tratamientos naturales efectivos? Protección del frío

¿Cómo se trata la rosácea?

Para tratar la rosácea suelen recetarse diferentes tipos de medicamentos:

  • Medicamentos tópicos. En el caso de rosácea leve y moderada, se pueden administrar cremas o geles para reducir el enrojecimiento. La brimonidina y la oximetazolina reducen los vasos sanguíneos y, por tanto, se reduce el enrojecimiento.
  • Antibióticos orales. Para la rosácea de moderada a severa, con la presencia de protuberancias y granos, el médico puede recetar un antibiótico como la doxiciclina.
  • Fármacos orales. En los casos graves, que no responden a ningún tratamiento anterior, el médico puede considerar la necesidad de administrar isotretinoína, que ayuda a eliminar las lesiones de la rosácea provocadas por el acné.

Los brotes de rosácea pueden prevenirse y hay formas de controlarla, tratarla y reducir los brotes:

  • Encontrar los desencadenantes. La temperatura alta, el viento frío en la cara y la ingesta de alimentos picantes pueden ser factores de riesgo. Es importante conocer cuáles son los que causan el brote y evitarlos.
  • Proteger la piel del sol. Las personas con rosácea suelen ser muy sensibles al sol. Antes de salir a la calle, aplicar un protector solar de amplio espectro, evitar el sol de mediodía, usar gafas de sol y sombrero de ala ancha para protegerse.
  • Cuidar la piel. Muchos productos para el cuidado dermatológico pueden irritar la piel. Algunos hábitos, como frotarla, pueden provocar un brote. Deben evitarse el uso de toallas, esponjas faciales o exfoliantes. Usar productos suaves y masajear la cara a diario con los dedos en sentido circular puede ayudar a reducir la hinchazón.
¿Consideras que tienes buena salud? 
¡Descubre la edad de tu salud en la calculadora de la APP!

Fuentes:

  • Sociedad Nacional de Rosácea (NSR)
  • Academia Americana de Dermatología (AAD)
  • Mayo Clinic

Mujer de población de riesgo poniéndose la vacuna del COVID-19

Diez razones para confiar en las vacunas contra la COVID19

Toda vacuna genera dudas en su implantación en algún porcentaje de la población. Además, la rapidez con la que se han producido y autorizado las vacunas contra el SARS-CoV-2 ha contribuido a fomentar esas dudas. La gente se pregunta si los pasos no se han saltado a expensas de la seguridad y las normas habituales de la producción de medicamentos.

Tomado del Pr Adam Finn (pediatra en Bristol Children’s Vaccine Centre, Universidad de Bristol, UK) y publicado en The Guardian el 26 diciembre de 2020.

Los datos y el tiempo son los mejores aliados para apoyar las vacunas y la vacunación como una medida de primer rango en la medicina preventiva. Ahora disponemos de estos datos y conocemos todos los factores que confluyeron en el tiempo y forma oportunos, lo que permite comprender por qué disponemos de estas vacunas de forma eficaz y segura.

1. La ciencia estaba preparada. Varias empresas privadas e instituciones públicas, entre ellas BioNTech, Moderna y la Universidad de Oxford, habían estado trabajando durante varios años en nuevas técnicas para producir vacunas basadas únicamente en el código genético de los nuevos patógenos.

2. China identificó el SARS-CoV-2 muy rápidamente: Los investigadores chinos obtuvieron rápidamente el material genético del nuevo coronavirus responsable de la COVID19 e hicieron pública esta información. Esto permitió iniciar la investigación de vacunas sin necesidad de cultivar el virus.

3. Hubo una captación de fondos importante. Los desarrolladores de vacunas tuvieron inmediatamente acceso a los fondos necesarios para iniciar los estudios. La Coalición para las Innovaciones en la Preparación ante Epidemias (CEPI), fue creada para promover inmediatamente los proyectos más prometedores.

4. Los procesos de investigación se han acelerado. Los protocolos de los ensayos clínicos se redactaron con rapidez y se disminuyó el tiempo para obtener las autorizaciones de lanzamiento. Los comités técnicos de decisión dieron prioridad a los proyectos de respuesta a la pandemia priorizando los proyectos de vacunas.

5. Los ensayos con las vacunas no tardaron mucho en comenzar. En el Reino Unido ya había cuatro centros de investigación de vacunología listos para evaluar inmediatamente la vacuna de la Universidad de Oxford, bajo la coordinación del Instituto Nacional de Investigaciones Sanitarias, mientras que se identificaron 14 sitios adicionales para iniciar los ensayos de la fase 2-3.

6. Los datos se recogieron electrónicamente. Se utilizaron técnicas modernas de introducción de datos de búsqueda.

Científico realizando pruebas para el desarrollo de la vacuna del COVID-19

7. La participación en los estudios de vacunas fue inmediata y mayoritaria. Ha habido un apoyo público abrumador para participar en estudios de vacunas. Por lo general, el reclutamiento de voluntarios lleva meses, pero para estos estudios sólo se necesitaron unas pocas horas.

8. Los estudios rápidamente dieron resultados útiles. Para evaluar la eficacia de una vacuna, debe haber un período de circulación viral. La segunda ola ha sido un gran desafío para los sistemas de salud, pero ha permitido evaluar rápidamente la eficacia de las nuevas vacunas.

9. Los primeros ensayos de la vacuna funcionaron bien. Es más fácil y rápido evaluar una vacuna de alta eficacia que una de baja eficacia. Una vacuna 100% efectiva requiere sólo 20 casos de infección en el grupo de placebo y ningún caso en el grupo de la vacuna para concluir. Por el contrario, una vacuna de baja eficacia tarda más tiempo en demostrar que previene los casos.

10. Las evaluaciones se hicieron de manera continua. Las agencias de evaluación de fármacos han llevado a cabo un proceso continuado de análisis, mucho más rápido que los métodos tradicionales. Cuando salieron los resultados finales, todo lo demás ya había sido evaluado por las agencias de calificación. Sólo fueron necesarios unos pocos días para aprobarlos, en lugar de los meses que normalmente se requieren.

Si ahora estamos a punto de poder proteger a los más vulnerables de entre nosotros y a los que están más expuestos con las vacunas modernas, no es por haberse precipitado en las etapas de producción, sino por combinar un enfoque visionario de la vacunación, un importante esfuerzo de investigación (que comenzó mucho antes de la pandemia) y un poco de suerte.

Revisado por el Dr. Pedro L. González, especialista en Medicina Preventiva y de Salud Pública y periodista científico