En la década de los ochenta casi todos los niños o pre-adolescentes tenían en su casa un “hula-hoop” y bailaban con él con total facilidad. Pero no unos segundos, sino durante horas, con un movimiento casi imperceptible de cadera y mientras hablaban o comían pipas. 30 años después, resulta que intentas bailar con el hula hoop y el dichoso aro no te da ni media vuelta a la cintura…¿será posible?

En AXA Health Keeper te vamos a enseñar a volver a utilizarlo, y verás cómo no sólo es divertido sino que es muy saludable. Regístrate con nosotros y deja que nuestros entrenadores personales te asesoren.

Los beneficios del Hooping

Para lo que tengan menos de treinta años, la explicación sobre lo que es un hula-hoop puede ser necesaria.

Es un aro de plástico de unos 37 cm de diámetro mínimo hasta un metro y de unos 400 gramos de peso los más ligeros y casi dos kilos los más pesados. Las versiones infantiles son siempre más livianas. Cada persona según su altura y su contorno estará más cómodo con un aro de diferente tamaño. Como referencia puedes poner el aro en el suelo y debe llegar más o menos a la altura de tu ombligo.

Los ejercicios con este aro, no son exclusivos para mujeres porque se trabaja no solo la tripa y la cintura sino prácticamente todo el centro del cuerpo. Los ejercicios consisten básicamente en hacer girar el aro, alrededor de la cintura, cosa que es más complicada de lo que parece,  e implica un control de la postura y concentración en el movimiento. Toma nota de todos estos beneficios:

  1. Trabajas sin duda la pared abdominal lo que se traduce en una mayor tonicidad y firmeza de la zona. O sea, te servirá para perder tripa. ¿Recuerdas cómo lo lograbas con el body Jam?
  2. Se fortalecen también los glúteos, que deben permaneces contraídos durante todo el movimiento.
  3. Tonificas las piernas, porque los cuádriceps e isquiotobiales dan el impulso y mantienen el movimiento.
  4. Reduces centímetros en la cintura. Lograrás una cintura de avispa. 😉
  5. Si se realizan ejercicios con el aro en los brazos también ayuda a tonificar bíceps y tríceps.
  6. Disminuye la presión arterial. Es un trabajo cardiovascular.
  7. Mejora la flexibilidad y la coordinación.
  8. Ayudas a eliminar líquidos.
  9. Evitas la acumulación de gases en el vientre.
  10. Es un ejercicio aeróbico que moviliza la circulación, acelera la respiración y quema calorías (unas 210 en 30 minutos).

A nivel psicológico, el “hula hoop dance” consigue:

  1. Mejorar la psicomotricidad.
  2. Aumentar la confianza y seguridad en la forma de movernos.
  3. Entretenernos y liberar el estrés, porque se practica como un juego.

Realiza una tabla de ejercicios dos veces a la semana. Es perfecto para combinar  con otro tipo de ejercicios como sentadillas, o ejercicios de tabla o clases de yoga o fitnnes. En apenas dos o tres meses los resultados pueden llegar a ser visibles si eres constante.

En el ejercicio básico el pecho no se mueve, solo la cintura que hace girar el aro. El movimiento de la pelvis es acompasado y los brazos deben estar en equilibrio. Es importante cambiar de vez en cuando el sentido del giro para optimizar el rendimiento.

Rutina de hula-hoop para bajar tripa, reducir cintura y tonificar glúteos

  • Aguanta cinco minutos con el aro a la altura de la cintura. Piernas separadas, rodillas flojas, espalda recta y cadera ligeramente adelantada. Puedes quedarte quieto o moverte mientras te ejercitas.
  • Otros cinco con el aro más arriba a mitad del tronco. Brazos elevados por encima de tu cabeza.
  • Dos minutos en cada brazo. Coloca los brazos en cruz, durante un minuto y mantén el aro por encima del codo. Los otros 60 segundos con el brazo por delante del cuerpo y el aro por debajo del codo.
  • Dos minutos en un pie y saltado con el otro y lo mismo con el otro pie.

No te olvides calentar antes de empezar y una vez que hagas 20 minutos sin parar, relaja y estira los músculos con elevaciones de pelvis en decúbito supino, sentadillas, tablas y respiraciones hipopresivas.

Pregunta en tu gimnasio y ponte en forma de manera divertida y con la música que más te guste. Registra tus retos y consigue Fitpoints. Podrás canjearlos por servicios de salud.