Beneficios de strong by zumba, tu nueva rutina HIIT - AXA Healthkeeper

Si te encanta bailar, eres fan de clases dirigidas (tipo zumba) o eres un adicto del deporte, esta nueva disciplina fitness te interesa.

En AXA Health Keeper tienes entrenadores personales a los que preguntar si tienes dudas sobre cuál es el tipo de entrenamiento que más te conviene. Regístrate.

Qué es strong by zumba

Strong by zumba es un nuevo programa de entrenamiento HIIT (High Intensity Interval Training) o entrenamiento en intervalos de alta intensidad, que combina ejercicios al máximo esfuerzo con períodos de descanso activo, al ritmo de canciones cañeras y pegadizas.

Las rutinas que propone incluyen saltos y numerosos desplazamientos por toda la sala, factores clave para lograr picos de alta intensidad con el propio cuerpo. La música marca las pausas y las aceleraciones para realizar cada movimiento: la idea es dejar de contar repeticiones y entrenar al compás.

A diferencia del zumba, esta disciplina resulta mucho más exigente y se aleja de los ritmos latinos y del reggaeton para zambullirse en el mundo del entrenamiento físico integral.

Strong by zumba. Beneficios

  1. Tonifica los músculos: ayuda a endurecer abdominales, piernas, glúteos y brazos, a la vez que se realizan ejercicios como sentadillas, planchas o burpees. En resumen, se trata de una preparación física eficaz para todo el cuerpo.
  1. Maximiza la quema de calorías: esta modalidad combina un entrenamiento de alta intensidad (con ejercicios aeróbicos) y el acondicionamiento muscular, lo que ayuda a estimular una mayor quema de calorías durante la sesión y hasta 48 horas después (lo que se conoce como ‘afterburn’).
  1. Se gana fuerza y potencia: la mezcla de ejercicios pliométricos sincronizados ( el músculo se contrae rápidamente para conseguir mayor potencia), como rodillas altas, burpees o jumping jacks, con movimientos isométricos (sentadillas, estocadas o kickboxing) consigue que se gane más fuerza y potencia corporal. Strong by zumba
  1. Trabaja el torso: las rutinas planteadas con el propio peso corporal requieren el uso del torso en muchos ejercicios. En cada sesión se sugiere un cuadrante pensado para movimientos en el suelo, en los que se trabajan especialmente los diferentes músculos de la zona del tórax.
  1. Resultados rápidos: cada minuto cuenta. La música, creada con técnicas de ingeniería inversa, hace que nos esforcemos más y se alcancen resultados más rápidamente.
  1. Contra la monotonía: la música guía cada sentadilla, estocada y burpee para ayudar a hacer hasta la última repetición. Igualmente, los instructores cambian la música y las coreografías a menudo para motivar a los alumnos y retarlos al máximo.

Asimismo, un estudio publicado en la Biblioteca Nacional Médica de Institutos de Salud de Estados Unidos concluyó que practicar zumba dos veces por semana durante ocho semanas mejoraba en un 20% la resistencia cardiovascular, reducía en un 3% el porcentaje de grasa corporal y mejoraba el equilibrio dinámico en un 11%.

“Olvídate de lo que no puedes hacer, porque puedes hacerlo todo”, Strong By Zumba.

Busca en AXA Health Keeper donde relajarte tras un entrenamiento tan duro. Estamos para cuidarte.

Comparte el artículo con tus amigos