En un artículo anterior os comentamos los numerosos beneficios del ejercicio físico que obtenemos a nivel cardio-respiratorio, locomotor y físico.

En esta ocasión vamos a centrarnos en la relación directa que según numerosos estudios científicos y la OMS, existe entre la realización de ejercicio y el equilibrio psíquico.

En AXA Health Keeper encontrarás entrenadores personales  y fisioterapeutas a quienes preguntar todas tus dudas. Regístrate.

¿Cuáles son los beneficios psicológicos del ejercicio físico?

  1. Mejora el rendimiento en el trabajo. Al contrario de lo que parece, cuando realizas ejercicio físico, liberas la mente y el cuerpo del cansancio físico y emocional acumulado, por lo que estas más dispuestos a trabajar y eres más productivo.
    Por ello, si realizas ejercicio a primera hora del día, te cargas de energçia positiva para superar la jornada, si haces algo de ejercicio al mediodía (procurando después hidratarte correctamente, y tomar un almuerzo a base de  hidratos de carbono), lograrás que tu trabajo por la tarde sea más rentable y satisfactorio, y si es al final de la tarde, te liberarás del cansancio acumulado y dormirás mejor.
  2. Aumenta la autoestima, porque al sentirnos mejor físicamente tendrás más seguridad y confianza en tí mismo, y te verás más atractivo.
  3. Te libera del estrés y la ansiedad, y en personas propensas a sufrir ataques de pánico, les relaja y tranquiliza.
  4. El ejercicio libera endorfinas, que son unas sustancias químicas, que funcionan como neurotrasmisores, capaces de producir sensación de tranquilidad, felicidad y relajación.
    Cualquier tipo de ejercicio es válido, desde una caminata a una sesión de spinning, según los gustos y costumbres de cada persona.
    Puede además ayudarte a salir de una depresión o estado melancólico, con un éxito similar al que consigue la medicación que se prescribe para estos casos.
  5. Las personas que realizan ejercicio sufren, por la misma razón que acabamos de apuntar, menos dolores difusos como los que aparecen en las fibromialgias.
  6. Previene el deterioro cognitivo, ya que las sustancias químicas que se liberan en el cerebro, protegen el hipotálamo y previenen su degeneración.Además, el ejercicio precisa de concentración y eso mejora la capacidad de reacción, y la memoria.
  7. Mejora el desempeño de ciertas funciones cognitivas.
    Estudios recientes aseguran que la realización de ejercicio físico aumenta los niveles de una proteína denominada BDNF o Factor Neurotrófico derivado del cerebro. Al parecer esta proteína influye en procesos de aprendizaje y memoria y en la formación de nuevas neuronas. Por eso el ejercicio aeróbico mejoraría tu capacidad intelectual.
  8.  Colabora en que se mantenga una vida sexual plena, porque estarás más eufórico, activo y descansado.
  9. Evita el insomnio y los trastornos del sueño.
  10. Te puede ayudar a liberar el mal genio, la ira y la frustración.
  11. Previene de la aparición de hábitos perjudiciales como la drogadicción o el alcoholismo, ya que las personas que se preocupan por hacer ejercicio quieren estar sanos y evitan las conductas inadecuadas para la salud.
  12. Además te socializa, te hace sentirte parte de un grupo y te obliga a tener el compromiso de cumplir con un horario y de ponerte metas y objetivos.

No necesitas ser un deportista de élite para conseguir todos estos beneficios, basta con elegir la práctica deportiva que más se adecue a tus gustos, a tus horarios y posibilidades.

¡¡¡¡Es así de sencillo !!!  ¡¡¡¡¡ Mueve tu cuerpo y activarás tu mente!!!!!

Con  AXA  Health Keeper podrás registrar tu actividad física y conseguir muchos beneficios.