El baile en barra ayuda a tonificar y flexibilizar el cuerpo. ¿Te apetece probarlo?
En AXA Health Keeper tenemos entrenadores personales  y gimnasios que te pueden ayudar a mejorar tu condición física. Regístrate.

Beneficios del Pole Dance. ¿Es lo mismo que el Pole Fitness?Qué es Pole Dance

El Pole Dance o baile en barra es una disciplina que nació durante los años 20 en Norteamérica, cuando algunas bailarinas empezaron a utilizar los postes de las carpas como parte de sus actuaciones. Pese a sus inicios eróticos, hoy día es considerado como una técnica de ejercicio reconocida y se incluye en numerosos centros deportivos.
Consiste en realizar coreografías aguantando el propio peso en una barra, con la ayuda de una extremidad del cuerpo. Es un entrenamiento que requiere un alto control de mente y cuerpo, y que ayuda a desarrollar gran fuerza vigorosa, coordinación y flexibilidad.

Pole Fitness y Pole Sport

La Unión de Artistas de Pole entiende el Pole dance  o danza como la unión de movimientos de manera armoniosa alrededor de una barra y al ritmo de una melodía. De ella nacen diferentes estilos y expresiones:

Pole Fitness: cuando el objetivo del baile es una mejora de la salud, sin ninguna intención de competir o presentar una actuación. Quien lo realiza es un ‘practicante’, y no un bailarín o un competidor.

Pole Sport: es un término que nació en 2008, cuando se fundó la Fundación Internacional de Pole Sport, que transformó esta actividad en un deporte y competición internacionales.  Su elemento central es la precisión técnica, las acrobacias y la ejecución.

Beneficios del Pole Dance

Quema calorías: una clase de 90 minutos puede suponer un desgaste energético de entre 500 y 600 calorías, lo que favorece la sudoración, la eliminación de toxinas y el mantenimiento de un peso saludable.

Tonifica el cuerpo: realizar piruetas, inversiones, subidas y acrobacias en la barra fortalece brazos, glúteos y piernas.

Sube la autoestima: quienes lo practican aseguran que el pole es un buen método para ganar seguridad en uno mismo y cultivar la autoestima.

Trabaja la flexibilidad: los estiramientos al final cada sesión y sus numerosas figuras curvilíneas ayudan a conseguir mayor elasticidad en todo el cuerpo.

Creatividad: a medida que se avanza en la materia, verás que los movimientos te sugerirán otras ideas y te ayudarán a crear nuevas coreografías propias.

Pole Dance masculino

Aunque en sus orígenes era una disciplina femenina, hoy día el Pole Dance lo pueden practicar tanto hombres como mujeres. Eso sí, con un peso máximo de 80 kg.
Se estima que en 2011 el 95% de los deportista de Pole eran niñas y mujeres. En 2017, se ha incrementado la participación de niños y hombres en más del 70%.
Aunque puede adaptarse a cualquier nivel, es un ejercicio de intensidad alta. Por eso, antes de practicarlo, consulta con un profesional.