Una detección precoz de la enfermedad aumenta las probabilidades de tratarla con éxito. Aunque muchas veces los síntomas son por una causa distinta al cáncer de pulmón, algunas señales ayudan a diagnosticarlo a tiempo. 

En AXA Health Keeper tienes oncólogos que podrían asesorarte si lo necesitas. Regístrate aquí.

 El 17 de noviembre se celebra el Día Internacional de la Lucha contra el Cáncer de Pulmón, el tercero con mayor incidencia en hombres y mujeres en nuestro país, según datos de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM).

En 2020 se detectaron casi 30.000 nuevos casos de este tumor, que presenta el mayor índice de mortalidad a nivel mundial. La prevención y un diagnóstico temprano pueden mejoran la eficacia del tratamiento.

Primeros síntomas del cáncer de pulmón

La mayoría de los síntomas son por una causa distinta al cáncer de pulmón. Consulta con tu médico si tienes algunos de estos:

  • Tos que no desaparece o empeora
  • Tos con sangre o esputo (saliva o flema)
  • Dolor en el pecho que empeora al respirar profundamente, toser o reírte
  • Ronquera
  • Pérdida del apetito
  • Pérdida notable de peso
  • Dificultad para respirar
  • Cansancio o debilidad
  • Infecciones como bronquitis y neumonía que no desaparecen
  • Silbidos en el pecho

Además de estos síntomas comunes, si el cáncer de pulmón se ha extendido a otras regiones del cuerpo, puede presentar estos signos:

  • Dolor de huesos. Normalmente, en la espalda o las caderas
  • Dolor de cabeza, mareos o problemas de equilibrio
  • Ictericia (coloración amarillenta de la piel y los ojos)
  • Hinchazón de los ganglios linfáticos

Causas del cáncer de pulmón 

Determinados hábitos y enfermedades pueden predisponer a desarrollar cáncer de pulmón.

  • Tabaco. Es la principal causa de este tipo de tumor, así como de distintas enfermedades respiratorias y cardiovasculares. Los índices de riesgo se mantienen varios años después de dejar de fumar.
  • Tabaquismo pasivo. Ha habido un aumento del cáncer de pulmón en no fumadores, que ya representa el 20% del total, según el Grupo Español de Cáncer de Pulmón (GECP).
  • Factores ambientales. La contaminación y la exposición a productos químicos (amianto, arsénico, níquel) y a gases presentes en el aire influyen en el desarrollo de este tumor.
  • Enfermedades pulmonares. Quienes padecen fibrosis pulmonar o enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) tienen mayor riesgo de sufrir cáncer de pulmón.

Radiografía de pecho

Tratamiento del cáncer de pulmón 

La detección precoz de este tumor es esencial para poder tratarlo. El diagnóstico puede llevarse a cabo mediante distintas pruebas. Estas son las más habituales:

  • Radiografía de pecho. Es la primera prueba para detectar la enfermedad. Si aparecen áreas anormales en los pulmones, el médico llevará a cabo otras pruebas.
  • Tomografía computarizada. Usa rayos X para tomar imágenes transversales del cuerpo. Muestra el tamaño, la forma y la posición del tumor y detecta ganglios linfáticos.
  • Citología del esputo. Muestra de mucosidad de los pulmones para determinar si hay células cancerosas. Suelen recogerse muestras de esputo la mañana durante tres días.
  • Biopsia. Pequeña muestra de la zona sospechosa que se obtiene con aguja. Permite extraer uno o más pequeños cilindros de tejido.
  • Toracocentesis. Se realiza si se ha acumulado líquido alrededor de los pulmones. Se extrae con una aguja hueca entre las costillas para drenar el fluido y examinarlo.

Una vez detectada la enfermedad, el especialista determinará el tratamiento a seguir. Estos son los más habituales:

  • Cirugía. Depende del tamaño, localización y extensión del tumor, se extirpará una parte del pulmón o todo el órgano.
  • Quimioterapia. Es un tratamiento adyuvante, que se aplica tras la cirugía, para evitar el elevado riesgo de reaparición de este cáncer.
  • Radioterapia. Se aplica para destruir las células tumorales, causando el menor daño posible a los tejidos sanos. Suele 2 – 7 semanas y puede combinarse con quimioterapia.

Como ves, el tabaco es el principal enemigo del cáncer de pulmón. Dejar de fumar es el primer paso para prevenirlo, así como llevar una alimentación rica en verduras y frutas, realizar ejercicio físico regular y acudir a las revisiones médicas de forma periódica.

¿Eres fumador? Descubre tu nivel 
de adicción a la nicotina en el Test de la App.

 Fuentes:

Los oncólogos detectan un aumento del cáncer de pulmón en no-fumadores, que ya representa el 20% del total. Noticias. Grupo Español de Cáncer de Pulmón (GECP). Noviembre 2014. https://www.gecp.org/los-oncologos-detectan-un-aumento-del-cancer-de-pulmon-en-no-fumadores-que-ya-representa-el-20-del-total/

17 de noviembre, Día Internacional de Cáncer de Pulmón. Noticias. 16 Noviembre de 2012. Sociedada Española de Oncología Médica. https://www.seom.org/otros-servicios/noticias/103939-17-de-noviembre-dia-internacional-de-cancer-de-pulmon