El dolor de cabeza más común se denomina cefalea tensional y es producido por la tensión de los músculos del cuello y de los hombros. ¿Sabes por qué se produce este dolor de cabeza por tensión y cómo evitarlo?

En AXA Health Keeper nos preocupa tu salud por eso ponemos a tu disposición fisioterapeutas y traumatólogos que te van a enseñar a aliviar estas molestias. Regístrate y conócenos.

El dolor de cabeza tensional: Causas, síntomas y remedios

Las contracciones en el cuello y en la musculatura de los hombros se deben tanto al estrés, como a malas posturas. Al dormir,  o al trabajar durante horas sin apenas movernos, forzamos la posición natural de los músculos de la zona y termina apareciendo una contracción que resulta dolorosa. También es posible que una mala praxis deportiva, produzca contracturas cervicales que terminen dando cefaleas tensionales de diversa importancia.

El dolor de cabeza tensional comienza en la zona de atrás de la cabeza y se va extendiendo hacia delante, hasta la frente. En ocasiones se instala en los ojos o como una banda que aprieta el contorno de la cabeza. También puede llegar a producir vértigos y mareos.

La zona cervical abarca un gran número de músculos que al estar relacionados con el nacimiento de los hombros precisan de movilidad y estabilidad. En la base del cráneo están los músculos posteriores de la cabeza como el recto mayor y menor, los oblícuos, importante para las rotaciones, extensiones y estabilidad. Además en la misma zona encontramos músculos que unen las cervicales como el interespinoso, los esplenios de la cabeza y el cuello, el angular de la escápula o el romboide para sujetar el omóplato y el trapecio, imprescindibles tanto en el movimiento de los hombros como en el de la cabeza.

Esto significa que hay muchas fibras musculares que se pueden contraer, elongar, estirar y lesionar y producir dolor de cuello y dolor de cabeza intenso, si no se cuidan y se estiran correctamente.

Soluciones para eliminar la cefalea tensional

Los ejercicios destinados a descontracturar la musculatura de la zona cervical son muy efectivos pues rebajan la tensión y permiten aliviar el dolor. Son ejercicios básicos, fáciles y que se pueden realizar en apenas diez minutos. Pon atención.

  1. Flexión isométrica.
    Un ejercicio isométrico hace referencia a una misma distancia, es decir a que no haya movimiento. El músculo se contrae pero no hay desplazamiento. Este ejercicio consiste en intentar flexionar el cuello hacia delante mientras con la mano en la frente se hace oposición hacia atrás. Repite diez veces, respirando y lentamente.
  2. Extensión isométrica.
    La idea es la misma. Procurar una contracción del músculo sin que haya movimiento. En este caso intenta echar la cabeza hacia atrás, pero posiciona las dos manos cruzadas en la parte de posterior de la cabeza, para que el movimiento no sea posible. Repite diez veces, lentamente y sin dejar de respirar.Ejercicios cefalea tensional: etensión isométrica
  3. Isométricos laterales.
    Realiza una inclinación lateral de la cabeza pero coloca la mano para crear un tope. Si inclinas hacia la derecha, coloca la mano derecha en la sien para que obstaculice el movimiento. Repite cinco veces, respirando profundo y de forma muy pausada y cambia de lado.Ejercicios cefalea tensional: ejercicios isométricos laterales.
  4. Rotaciones.
    Primero realiza rotaciones normales, es decir, círculos con el cuello hacia la derecha y hacia la izquierda, muy despacio y manteniendo los hombros abajo. Después realiza el mismo movimiento pero obstaculizándolo con tu mano.
  5. Hombros.
    Para descontracturar los hombros debes ser consciente de no acercarlos continuamente a la orejas. A veces es un movimiento involuntario y no nos damos cuenta. Procura mantener los hombros abajo, relajados, tanto si estás sentado, como si caminas, corres, o duermes. El ejercicio consiste en subirlos y bajarlos de forma consciente. Inspira, sube los hombros, espira e inspira varias veces manteniéndolos arriba y baja despacio. Repite 10 veces.
  6. Hombros con pesas.
    Ahora, realiza el mismo ejercicio pero con dos mancuernas, de kilo y medio en cada mano, o una pesa rusa. Recuerda, debes subir y bajar muy lento, para no dar tirones. Repite diez veces. Al finalizar, deja las pesas y haz rotaciones hacia delante y hacia atrás para relajar la zona.Ejercicios cefalea tensional: hombros con pesas

Pregunta a tu entrenador personal si tienes dudas, pero verás como si al levantarte y al acostarte repites esta rutina, mejorarás ostensible mente ese dolor de cabeza que no sabes cómo eliminar, y no tendrás que recurrir al ibuprofeno con tanta asiduidad.

En AXA Health Keeper nos encanta que te cuides de forma sana y natural.