“Hay que cenar ensalada para adelgazar”. Hacer una afirmación tan categórica, no sólo es errónea, sino que sería rebatida sin más, por la gran mayoría de los nutricionistas del mundo. Para adelgazar, o mantenerse en un peso adecuado, lo que es importante es realizar cenas ligeras, que se digieran con facilidad y que no interfieran en la conciliación del sueño. No es recomendable cenar todos los días lo mismo, y una ensalada, no es la única opción para cenar ligero.
Aún así, ciertamente es una buena opción para adelgazar, porque contiene alimentos que son beneficiosos, que pueden ser sumamente variados, y que aportan nutrientes esenciales, como vitaminas, minerales, fibra, agua, hidratos de lenta asimilación y pocas grasas. Además, a las ensaladas se les puede incorporar la proteína, y convertirlas así en un plato único y completo.

Recuerda que en AXA Health Keeper tienes endocrinos y nutricionistas que pueden hacerte un plan personalizado. Regístrate.

¿La lechuga engorda?

La respuesta es no. Lo que sucede es que dentro de las verduras y hortalizas que puedes tomar en ensalada es la menos recomendable para tomar por la noche.

¿Por qué? Porque la lechuga es muy rica en fibra insoluble, y puede producir gases e hinchazón abdominal. Consúmela mejor al mediodía.

¿Qué debo entonces cenar? Atento a estas recomendaciones:

  • La cena debe ser ligera, pero no ínfima. Si te quedas con hambre te levantarás a media noche o no dormirás bien. Y no te la saltes. Al menos algo de fruta y un yogur.
  • Debe contener algo de verdura y/o hortaliza, en ensalada (canónigos, tomates, berros, pimientos, cebolla, maíz, ….) asada (berenjenas, alcachofas…) o en puré (calabaza, calabacín, puerros…)
  • Debe contener algo de proteína, como pavo o pollo, o pescado al horno o a la plancha.
  • Puede contener algo de hidratos de lenta asimilación, como pan, o arroz integral o patata cocida.
  • De postre es recomendable un derivado lácteo, que induce al sueño, o algo de fruta.

Ensaladas consideradas cenas ligeras.

Para que tus ensaladas sean ligeras y constituyan una cena perfecta, procura que tengan una base de verdura verde y alguna hortaliza. Utiliza el aliño tradicional de aceite y vinagre, o limón, y no añadas salsas, ni picatostes, ni quesos grasos.

¡¡Toma nota!!

  1. Ensalada de canónigos, tomatitos cherry, pasas y queso fresco. Con aceite de oliva y vinagre manzana. ¡Toma una fruta de postre y listo!
  2. Ensalada de espinacas, cebolla roja, y pera, aderezada con aceite de oliva, mostaza de Dijón y unas gotas de zumo de limón. Un pescado al horno le viene estupendo!!
  3. Ensalada de pepino, tomate y espárragos verdes. Se espolvorea ajonjolí o sésamo y se adereza con una vinagreta con aceite y vinagre de Módena. Acompáñala con una tortilla francesa.
  4. Ensalada de escarola, granos de granada, un diete de ajo picadito, sal aceite y vinagre. ¡Perfecta para acompañar a un filete de pavo a la plancha!
  5. Ensalada de pechuga de pollo a la plancha troceado, con berros, pimiento verde, pepinillos, tomates maduros y guisantes. Aderezada con aceite de oliva, sal, pimienta y vinagre. ¡¡Con un yogur desnatado de postre ya tienes una cena completa!!

Para controlar el peso, recuerda lo que no debes cenar: bocadillos, platos con salsas, fritos, fiambres, pizzas, hamburguesas con pan, patatas fritas, alimentos precocinados, bollería, dulces, alcohol, y alimentos que te estimulen e impidan que duermas como refrescos con cafeína, café o té.

De todos modos ten en cuenta que no vale sólo cuidarse en la cena, para conseguir adelgazar. El resto de comidas deberán ser moderadas y compensadas en nutrientes y no olvides practicar algo de deporte todos los días.

En Health Keeper by AXA cuidarte tiene premio. Registra tu actividad con nosotros y consigue servicios de salud a precios especiales.