Cenas light “post Navidad”

Hace más de un mes que terminó la Navidad, y aún no te has puesto en serio a intentar recuperar la figura. Es duro, lo sabemos, pero si quieres llegar al verano en plena forma, no puedes esperar mucho más. ¿No te parece?
En otras ocasiones te hemos hablado de lo que debes cenar para adelgazar, e incluso te hemos propuesto cenas ligeras y rápidas. Hoy te vamos a dar unos ejemplos de cenas light, sencillas y deliciosas, para ayudarte a controlar el peso después de los atracones navideños.
Regístrate en AXA Health Keeper y encuentra a nuestros endocrinos y nutricionistas. ¡¡Están para ayudarte!!

  • Crema de calabacín, sin patata.

Rehoga una cebolla con un poquito de aceite. Cuando esté blanca añade el calabacín y rehoga todo junto. Añade agua y deja cocer hasta que esté blando. Sala ligeramente. Añade un quesito light y pasa todo por la batidora.
Completa la cena con una pechuga de pollo a la plancha y tres ciruelas Claudia.

  • Ensalada completa multicolor.

Para la ensalada pica muy finamente: Lechuga, canónigos y berros. Añade unos tomatitos Cherry cortados por la mitad. Incorpora también un huevo duro picadito y queso fresco desmigado. Aliña con una cucharada de aceite, vinagre y sal.
De postre yogur natural desnatado y tres nueces.

  • Gazpacho sin pan.

Para realizar un gazpacho suave debes poner en el vaso de la batidora, troceados: tres tomates maduros, un pimiento rojo o verde, medio pepino, un diete de ajo, 1 cucharada de vinagre de vino, 3 de aceite, agua y sal. Saldrá más ligero que si añades pan duro remojado en agua. Cuida también la cantidad de aceite.
Completa la cena con un filete de lenguado a la plancha y guisantes de guarnición. Termina con una infusión.
Cena ligera

  • Revuelto de champiñones con verduras.

Cuece 100 gramos de espinacas con un par de zanahorias medianas. Pica un diente de ajo y media cebolla. Saltea en una sartén con un poquito de aceite de oliva la cebolla y el ajo picados y añade una lata de champiñones laminados y escurridos. Cuando estén cocinados añade un huevo batido, las espinacas cocidas y escurridas y las zanahorias cocidas y troceadas. Revuelve bien para que se cuaje el huevo y no se peguen el resto de ingredientes. Sala ligeramente y consume caliente.
De postre un yogur desnatado de sabor.

  • Verduras al vapor con jamón.

Hierve en agua muy caliente una cebolla y un manojo de ajos tiernos. Reserva. Cuece al vapor dos zanahorias, un racimo de brócoli, una alcachofa, y un puñado de judías verdes. Coloca todas las verduras en un plato, sala ligeramente, añade una loncha de jamón ibérico troceado y unas gotitas de aceite de oliva virgen extra. Si le quieres dar un toque crujiente puede poner dos nueces.
De postre una manzana.

  • Ensalada de pasta integral con atún.

Corta en cubitos medio pimiento verde y medio rojo, una rama de apio, dos zanahorias, una cebolla morada y un puñadito de aceitunas verdes. Cuece 100 gramos de macarrones integrales. Mezcla todos los ingredientes y añade dos cucharaditas de maíz dulce y una lata de atún al natural (sin aceite). Aliña con aceite de oliva virgen extra, vinagre de manzana, sal y una pizca de mostaza de Dijon.
De postre una cuajada.

  • Consomé de pollo y merluza al vapor con verduritas.

Pon a calentar una olla con agua y añade troceadas una zahanoria, un puerro, un tomate maduro, un puñado de judías verdes, una patata pequeña y una cebolla. Además añade un muslo de pollo y dos alitas sin piel. Cuando hierva desespuma y déjalo cocer una par de horas, añadiendo más cantidad de agua si es necesario. Cuela el caldo. Rectifica la sal en el momento de servir.
La merluza cocínala al vapor y mientras se hace, saltea un puñado de guisantes cocidos, y la zanahoria troceada y las judías que has utilizado para el caldo con una punta de margarina. Sirve junto.
De postre un bol de frambuesas.
¡No me digas que con tantos ejemplos no lo vas a intentar!
En AXA Health Keeper te apoyaremos y premiaremos tus esfuerzos con servicios de salud y bienestar a precios especiales. ¡Anímate!