El Síndrome del Intestino Irritable (SII) es un cuadro crónico que afecta al intestino y que produce problemas en el ritmo intestinal que pueden ser realmente molestos. No se conoce una causa única que produzca este síndrome, por lo que el tratamiento consiste básicamente en un tratamiento natural que palíe los síntomas para que modifiquen lo menos posible la vida del paciente.

En AXA Health Keeper queremos ayudarte con nuestros especialistas, para que aprendas a comer bien y que continúes haciendo ejercicio. Aquí puede registrarte.

Colon irritable: síntomas y tratamiento natural

Síntomas característicos

  • Dolor abdominal, tipo cólico.
  • Distensión abdominal y gases.
  • Períodos de estreñimiento y de diarrea.
  • Pirosis, náuseas e incluso vómitos.
  • Sensación de evacuación incompleta.
  • Mucosidad en las deposiciones.

Tratamiento natural para el colon irritable

  • Evita el estrés y la ansiedad. Es muy fácil decirlo y a veces difícil de solucionar, ¿verdad? Intenta relajarte con terapias alternativas como meditación o con disciplinas como Yoga o Pilates que te ayudan a liberar tensiones.
  • Come más veces menos cantidades. Así tu intestino recibirá menos alimentos en cada proceso digestivo y la posibilidad de irritación se reducirá.
  • Mastica bien los alimentos. Ya sabes que la digestión comienza en la boca y cuantas más facilidades le des al tubo digestivo menos problemas aparecerán.
  • Mantén un horario fijo en las comidas. Así tu cuerpo se acostumbrará a los momentos de más trabajo.
  • Procura llevar también un horario de evacuación. Si consigues entrenar al intestino evitarás las emergencias. Mejor a primera hora por la mañana, quizá tras el desayuno, cuando llevas más horas seguidas en ayuno. Para estimular el metabolismo y la limpieza a nivel intestinal, bebe un vaso de agua tibia con un buen chorro de limón nada más levantarte. Y añade fruta y fibra en el desayuno.
  • Evita el sedentarismo. No facilita el tránsito intestinal y aumenta la sensación de molestia y de evacuación incompleta. Realiza actividad deportiva de forma regular. El ejercicio cardiovascular, que acelera el pulso y la respiración y que tiene impacto contra el suelo, como el running, el senderismo, el baile o el aeróbic, pueden ser buenos aliados.

Además es recomendable mantener una musculatura abdominal fuerte para controlar los movimientos espasmódicos, con abdominales hipopresivos que regulan la respiración y realizar ejercicios que te ayuden a eliminar los gases.

  • No utilices laxantes, ni medicación para cortar la diarrea sin consentimiento médico. Las consecuencias pueden arruinar la “inicial” solución.
  • Procura llevar una dietario de los alimentos que ingieres, así identificarás aquellos que más daño te hacen y podrás restringirlos en tu dieta.

síntomas y tto

Alimentos para el colon irritable.

  • Busca la fibra soluble en alimentos como: avena, legumbres, naranja, manzanas, ciruelas, zanahorias, pepino, puerros, o semilla de lino. Consiguen aumentar el volumen de las heces y evitan el estreñimiento. Reduce sin embargo la fibra insoluble, que puede irritar el colon y que encuentras en tubérculos, cereales integrales, frutos secos, guisantes, verduras verdes, kiwi, piña o fresas.
  • No abuses de las frutas. Puede que el exceso de azúcar te haga daño. Con dos o tres raciones al día es suficiente.
  • Evita las comidas muy grasientas, con grasas saturadas y trans, esto es embutidos, alimentos procesados, carnes rojas y salsas.
  • No tomes bebidas gaseosas, ni refrescos azucarados y limita el alcohol y las bebidas estimulantes como el té y el café.
  • Bebe al menos litro y medio de agua al día.
  • Cuidado con los alimentos muy flatulentos, como la coliflor, la berza o las alubias. Mejor si los tomas en puré.

Colon irritable dieta:

Desayuno: Copos de arroz con leche vegetal, y trocitos de fruta. O bien un zumo de naranja, un café con leche desnatada y una tostada de centeno con queso fresco.

Comida: Macarrones con carne picada y tomate natural y una manzana. O una sopa de fideo más salmón en papillote con verduritas y un pera.

Cena: Un ensalada de canónigos y tomatitos con atún y una tortilla francesa, o una crema de verduras y bacalao al horno. De postre un yogur desnatado o vegetal.

A media mañana o a media tarde puede tomar un lácteo desnatado (puede ser sin lactosa si lo digieres mejor) o una pieza de fruta o una tortitas de arroz.

Recuerda que debes consultar al médico siempre que tengas dudas, o si el cuadro empeora. En Axa Health Keeper estaremos siempre para apoyarte y animarte.