Cómo cuidar un tatuaje recién hecho en verano - AXA Healthkeeper

Cómo cuidar un tatuaje recién hecho en verano

Si te has hecho un tatuaje recientemente es conveniente tomar algunas precauciones para evitar riesgo de infección este verano.

En AXA Health Keeper tenemos dermatólogos por si necesitas algún tratamiento especial y servicios de bienestar para que te cuides por dentro y por fuera. Regístrate.

Tatuaje

Cuánto tarda en curarse un tatuaje

Un tatuaje es una herida por abrasión, en la que se inserta tinta en la dermis. Aunque la Academia Española de Dermatología y Venereología asegura que estos pigmentos de color no ocasionan perjuicios en la salud, tenemos que prestar atención a cómo cicatriza.

Y es que un tatuaje recién hecho requiere de unos cuidados concretos y una higiene adecuada para que se cure fácilmente y sin problemas. Generalmente, la piel tatuada se recupera entre cuatro y seis semanas.

Sin embargo, debemos extremar las precauciones en verano ya que el sol, el calor y la humedad pueden degradar el dibujo, dañar la zona y causar infecciones.

Cómo cuidar un tatuaje recién hecho

Los cuidados específicos tienen que ser una constante, ya que nos ayudarán a mantener la piel hidratada, sana y cuidada.

1. Desinfectar la zona: tras realizar el tattoo, el profesional debe limpiar la zona con un antiséptico o pomada antibiótica y luego protegerlo con una venda.

2. Mantenerlo tapado: debe permanecer vendado durante las 24 horas siguientes. Cuando retires el apósito, lava el tatuaje con agua y jabón hipoalergénico, sécalo dando pequeños golpecitos con una toalla limpia.

3. Pomada antibiótica: es necesario aplicar una crema antibiótica o antiséptica y cicatrizante que te haya recomendado el profesional, durante una o dos semanas. Normalmente hay que ponerse varias veces al día, después de limpiar la zona.

4. Crema hidratante: después del periodo de curación, hidrata la zona tatuada después de limpiarla. Esto evitará que la piel pierda elasticidad. cómo cuidar un tatuaje

Tatuajes en verano. Precauciones

Al margen de los recomendaciones explicadas, si tenemos un tatuaje recién hecho los expertos aconsejan esperar al menos dos semanas para ir a la playa o a la piscina:

- Evitar los baños: hasta que el tatuaje no cicatrice, intenta no sumergirlo en el mar, lago, piscina o jacuzzi (el agua caliente es peor). Los agentes químicos, la contaminación y las bacterias podrían infectar la herida.

- No exponerse al sol: no es aconsejable tomar el sol, ya que la fotoexposición podría desarrollar tumores en la zona tatuada. Igualmente, los rayos propician la disminución de la pigmentación del dibujo en la piel.

- Usar protector solar: cuando el tatuaje no es nuevo, tenemos que aplicarnos crema solar con filtro de amplio espectro (FPS de 30-50) para resguardar el área de los rayos solares y prevenir quemaduras solares. Es importante también no exponerse al sol de 12h a 16h, colocarse en lugares de sombra y llevar ropa ligera y transpirable.

- Protegerse del sudor: el calor puede favorecer la transpiración, lo que podría macerar la herida y perjudicar su cicatrización. De esta manera, es conveniente salvaguardarlo del polvo, el viento y la suciedad, y mantener una higiene correcta.

Comparte el artículo con tus amigos

tags