Cómo eliminar la mucosidad en garganta y pecho - AXA Healthkeeper

Cómo eliminar la mucosidad en garganta y pecho

El otoño es la época propicia para coger resfriados y gripes, que te produzcan mucosidad. También procesos alérgicos como la rinitis, conlleva una acumulación de mocos en exceso.  Hoy queremos ayudarte a llevarlo mejor y prevenir complicaciones con estos remedios naturales y consejos que te ayudarán a eliminar la mucosidad.

En AXA Health Keeper tienes médicos generales para todo tipo de patologías leves, y si tu problema es más serio puedes encontrar neumólogos, otorrinos, alergólogos o fisioterapeutas para que te ayuden. Regístrate.

Mocos en la garganta, mocos en el pecho. Riesgos

  • Tos productiva, más exagerada por la noche, al acostarse.
  • Congestión y embotamiento.
  • Sinusitis.
  • Sobre infecciones bacterianas oportunistas (neumonías, bronquitis…).
  • Respiración superficial.
  • Saturación de oxígeno baja.
  • Cansancio y fatiga ante el más mínimo esfuerzo.
  • Afonía.

Cómo eliminar la mucosidad de forma efectiva

La fisioterapia respiratoria, te puede enseñar a toser y movilizar las secreciones para aliviar tu malestar y optimizar tu oxigenación. Pregunta a tu médico. Él te enseñará. Además, puedes seguir una serie de consejos y remedios naturales para liberarte del exceso de mucosidad.

Consejos para explusar la mucosidad

  1. Humidifica el ambiente. Así tus secreciones serán más fluidas.
  2. Bebe mucho líquido. Te ayudará a expulsar las flemas.
  3. Utiliza gotas para la nariz naturales, como el agua de mar. Al limpiar las vías nasales respirarás mejor. Cuidado con los inhaladores de farmacia “para respirar mejor”. Suelen llevar vasoconstrictores, que pueden generar adicción y producir tener efecto rebote. Por ello deberían siempre ser prescritos por el médico, estableciendo la temporalidad de uso.
  4. Haz vahos con agua y sal. Abrirá las vías altas y te ayudará a despegar la mucosidad de las paredes.
  5. Ventila tu casa o tu centro de trabajo. Un aire cargado y caliente es más denso y te provocará tos. Limpia el aire cinco minutos al día.
  6. Respira aire limpio. Ya sabemos que hace frío. Pero si es posible, sal a la calle y respira profundo unas cuantas veces. Por la nariz para que el aire se caliente y se filtre.
  7. Acuéstate con la cabeza algo levantada. Con dos almohadas o una toalla bajo el colchón.
  8. Aprende a toser. Si lo haces muy flojo sólo despegarás pequeños trozos de mucosidad que te harán toser el doble.
  9. Evita el humo del tabaco. Por favor. ;)
  10. Pregunta a tu farmacéutico o médico antes de tomar un jarabe descongestionante o antitusivo por tu cuenta. Ellos te asesorarán con criterio y evitarás reacciones alérgicas que pueden ser graves.

Remedios para los mocos.

  1. Toma una infusión de jengibre y cardamomo. Es antiinflamtorio y descongestionante, incluso para las secreciones del pecho.
  2. Haz vahos con eucalipto. El agua hirviendo con sal también abre las vías, pero el eucalipto tiene un efecto balsámico extraordinario.
  3. Cebolla y ajo. Son antibacterianos, por lo tanto, refuerzan las defensas, pero además contribuyen a diluir la mucosidad por sus compuestos azufrados y reducen la tos.
  4. Infusión de Es diurético y expectorante.
  5. Coloca compresas tibias en tu rostro. En las zonas de los pómulos y los senos nasales. El calor actúa como dilatador y al abrir las vías la mucosidad saldrá más fácilmente. Esto es muy útil en embarazadas que no pueden tomar medicación. Si sufres sinusitis pregunta antes a tu médico. Podría no ser aconsejable.
  6. Prepara un jarabe casero contra la mucosidad. Hierve unos higos secos, una cebolla en trozos y un limón. Mantenlo a fuego lento hasta reducir el agua a la mitad. Cuela el resto de agua, añade miel y guarda en la nevera. Toma una cucharada 3 veces al día.
  7. Prueba una limpieza nasal yóguica. lota_nasal2. lavados nasales yoga
    Ya sabes lo importante que es la respiración para los yoguis. Cuando la mucosidad cierra tus vías no puedes respirar adecuadamente y practicar yoga se torna difícil. Para hacer los lavados nasales existen unos cuernos de lavado o una especie de tetera o Lota, que se deben llenar con una solución salina.
    Inclina el cuerpo y se ladea la cabeza. Se introduce el extremo de la lota o cuerno en la narina que quede más elevada y se vierte el agua. El líquido saldrá por el otro orifico de la nariz. Una vez vaciado todo el líquido se repite la operación inclinando hacia el otro lado. Se respira por la boca con normalidad.

Recuerda pedir ayuda si los síntomas se alargan demasiado en el tiempo o se complican con dolor en el pecho o sibilancias. En Axa Health Keeper tenemos muchos profesionales para ayudarte.

 

 

Comparte el artículo con tus amigos

categoriasBIENESTAR