Nunca es tarde para aprender a practicar surf. Este deporte de agua ayuda a tonificar el cuerpo, refrescar la mente y aporta una buena dosis de adrenalina. Si quieres iniciarte como rider y surcar las olas este verano, sigue los pasos que aquí te detallamos.

En AXA Health Keeper nos encanta que aproveches el verano para hacer deporte. Pregunta a nuestros entrenadores y no te quedes con dudas. Regístrate.

Aprender a hacer surf

El surf es un deporte completo, animado y apto para cualquier edad. Es un deporte con miles detalles, técnicas y trucos (como el sandboarding) que requiere potencia, fuerza en el tronco, equilibrio y coordinación.

Aprender a surfear es un proceso desafiante, pero agradable a la vez. Cuantas más olas atrapemos, más rápido aprenderemos. Es aconsejable iniciarnos a través de la mano de un experto o en una escuela de surf.  A medida que avancemos, podremos ir mejorando la técnica y corregir errores.

Cómo elegir la tabla de surf

Iniciación al surf

A pesar de que se practica en el mar, el surf requiere una preparación física concreta. No solo podemos perfeccionar este deporte en el agua, sino que un entrenamiento fuera de ella nos ayudará a optimizar la práctica de surf.

  • Entrenar músculos: pectorales, dorsales y brazos están directamente implicados con la remada. Fortalecer las piernas también nos ayudará a ganar equilibrio. Podemos realizar flexiones, abdominales o sentadillas.
  • Trabajar la flexibilidad: el surf es un deporte físico, por lo que la elasticidad es aún más importante. Podemos hacer ejercicios de estiramientos como tocarnos los dedos de los pies con las manos, o practicar técnicas de yoga o pilates.
  • Entrenar la fuerza: una de sus partes más exigentes es el remo; antes de conseguir la ola, debemos balancearnos sobre la tabla y remar con los brazos para avanzar. Aquí es donde los niveles de resistencia se ponen a prueba, sobre todo, tras 1 hora en el agua.
  • Ejercicios pliométricos: dar salto y rebotes durante períodos cortos pero intensos de tiempo pueden ayudarnos a ganar velocidad y movimiento sobre las olas.
  • Natación: entrenar y nadar permite trabajar los principales grupos musculares.
  • Ejercicio aeróbico: correr, ir en bici, bailar, crossfit, etc. son ejercicios cardiovasculares o aeróbicos que elevan la frecuencia cardiaca y disminuyen lo presión arterial.
  • Mejorar el equilibrio: los ejercicios involucrados en este entrenamiento también fortalecen cuádriceps, isquiotibiales y articulaciones, lo que mejorará el remo.

Cómo elegir la tabla de surf

Elegir la tabla correcta puede condicionar nuestra forma de aprender y nuestra experiencia con este deporte. No se trata de tener la más innovadora, sino de tener la tabla adecuada.

  • Volumen: es fundamental fijarse en el volumen (longitud, anchura y grosor) de la tabla. Si somos principiantes, mejor más volumen. A medida que vayamos evolucionando, podremos usar tablas más pequeñas y finas.
  • Espuma: para principiantes lo ideal es una tabla de espuma y grande, ya que flota bien y tiene la punta redondeada, lo que facilita la estabilidad.
  • Preparación física y constitución: nuestra condición física es importante para elegir una buena tabla. No es lo mismo una tabla para alguien de 60 kg que para alguien de 80 kg. Cuanta más fuerza y potencia tengamos, más pequeña podrá ser la tabla.

Recordemos que la tabla será nuestro transporte en el agua. Debemos cuidarla y mantenerla en buenas condiciones. Una de las cosas que nos facilitará surfear es aplicarle parafina, una especie de cera que se echa encima para evitar resbalones.

Además de la tabla, el traje de neopreno también es básico, puesto que nos protege de las bajas temperaturas, los golpes y posibles rascadas.

Como ves, el surf puede ser una oportunidad para ejercitar el cuerpo, disfrutar de la naturaleza al aire libre y refrescarte este verano. Déjate aconsejar por los profesionales, práctica un poco en la arena y súbete a la tabla, el mar te está esperando. ¿Te atreves?

¿Te gustaría conocer tu estado físico? 
Averígualo en la calculadora de la edad de tu salud de la App.

FUENTES: 

  • Escuela de Surf de Boston
  • Surfertoday