Cómo hacer ejercicio en la playa

Estar de vacaciones no significa dejar de hacer deporte. Es más, si tienes más tiempo libre, no hay excusa para no sacar un rato, ejercitarte y seguir en forma. Aprovecha los días en la playa y ejercita todo tu cuerpo bajo el sol y sobre la arena.
Si pasas tus vacaciones en zona de costa, tienes un escenario estupendo para realizar actividad física y mantener todo tu cuerpo en óptimas condiciones.
Si realizas ejercicios estáticos sobre la arena puedes hazlo descalzo. Notar la arena entre los dedos o el agua del mar en la orilla, te conecta con el entorno y fortalece el arco plantar. Además este terreno refuerza los tobillos, sin que se resienta la espalda.
Si vas a practicar deporte de contacto, fútbol o voley playa, o vas a hacer una sesión larga de running, es mejor que te calces. Evitarás riesgo de cortes, lesiones y caídas.

¿Qué ejercicios puedes hacer en la playa?

  1. Correr por la arena seca. La intensidad exigida a tus músculos es mayor y según la costumbre que tengas de hacerlo, tú decides si puedes correr descalzo o con unas zapatillas que protejan tus tobillos, que van a sufrir continuas rectificaciones de equilibrio. En la orilla, puede que haya desnivel. Ten cuidado con ello o te resentirás la cadera. La brisa del mar alivia el calor del sol y la humedad mejora tu respiración.
  1. Andar con el agua por la rodilla. El agua hace de freno y te exige que hagas más fuerza en los cuádriceps para andar, pero al mismo tiempo te protege si hay caídas. Con cinco o diez minutos habrás hecho un calentamiento perfecto.
  2. Zancadas adelantadas, laterales y sentadillas.
    Sobre la arena seca lanza el paso hacia delante, doblando la rodilla y manteniendo el equilibrio, aguanta y cambia de pierna. Repite 10 veces.
    Después hacia un lado, con la pierna estirada y doblando la contraria. Espalda recta, los hombros atrás, la cabeza alta. Cambia de lado y repite 20 veces.
    Para las sentadillas abre un poco las piernas y agáchate con la espalda recta como si te fueras a sentar en una silla. Repite 50 veces.
  1. Abdominales.
    Los puedes hacer en el agua, manteniéndote a flote, sin tocar el fondo, subiendo y bajando las piernas juntas, mientras aplaudes por debajo o abriendo y cerrando las piernas hasta cruzarlas. Siempre en equilibrio.
    Si lo haces en la arena, que no sea arena totalmente seca, para endurecer el piso, y alísala, antes de tumbarte.

Recuerda protegerte la piel con cremas con filtros solares, los ojos con gafas de sol, para evitar deslumbrarte con el reflejo de la arena, e hidratarte adecuadamente.  ¡¡Disfruta de la sensación de estar a orillas del mar!!
Con Health Keeper by AXA registra tu actividad física sincronizando tus apps y consigue Fitpoints  para canjear por servicios de salud y bienestar a precios especiales.
Cuidarte tiene premio. Descárgate nuestra app aquí