Las articulaciones son los componentes de nuestro esqueleto que permiten nuestro movimiento, como las bisagras de las puertas y ventanas, y si se ven afectadas, limitan en gran medida nuestra funcionalidad. Están formadas por dos huesos unidos a través de la cápsula articular, dentro de la cual hay un líquido (llamado líquido sinovial) que evita la fricción entre las partes. Cuando el cartílago se lesiona puede producir inflamación, dolor, rigidez y limitación del movimiento.

En AXA Health Keeper tienes cientos de consejos para cuidar tu salud. Regístrate aquí.

Consejos para cuidar tus articulaciones

  1. Haz ejercicio de manera regular. Al movilizar los huesos y los músculos consigues fortalecer los ligamentos y mejorar la resistencia articular. Aumentarás la flexibilidad y así se reducirá la posibilidad de lesiones y roturas.
  2. Mantén un peso adecuado. El sobrepeso aumenta el trabajo que debe soportar todo el sistema locomotor, lo que a la larga incide directamente en las estructuras óseas más débiles. Sobre todo cadera, rodillas, pies y toda la espalda, desde las cervicales a las lumbares.
  3. Descansa las horas necesarias. Tan importante como la actividad es el descanso para la recuperación de tus músculos y huesos. Esto sirve también para el trabajo. Después de un esfuerzo importante en el que se hayan visto implicadas tus articulaciones debes descansar, estirar la musculatura y recuperarte.
  4. Si debes transportar peso hazlo con precaución. Dobla las rodillas para agacharte a recogerlo y así no arquear la espalda y utiliza carros para transportar elementos muy pesados. Si necesitas utilizar muñequeras o tobilleras para sentirte más seguro puedes hacerlo. Así no forzarás esas articulaciones.
  5. Reeduca tu postura. Tanto sentado ante el ordenador mientras trabajas, como cuando salgas a practicar running, como cuando debas planchar o cuando vayas a dormir. Todos los sobreesfuerzos y la tensión que acumules en las articulaciones, podrá pasarte factura en un futuro.
  6. Apuesta por una alimentación variada y equilibrada. Consume proteínas que puedes encontrar en carnes, pescados, huevos y legumbres y no olvides los lácteos que además de proteínas son la principal fuente de calcio. Aumenta la ingesta de frutas y hortalizas con vitamina C, D y A, que son antioxidantes y evitarán el envejecimiento prematuro de los tejidos.
  7. Evita el alcohol y el tabaco. Estos hábitos perjudican al corazón y a los pulmones, pero además reducen la densidad ósea y envejecen las fibras musculares que se vuelven más quebradizas.

cuidar  las articulaciones

Ejercicios físicos para proteger tus articulaciones

Todos estos consejos deportivos, te pueden servir como calentamiento, como gimnasia de mantenimiento o incluirlos en tu tabla de estiramientos.

  • Apoyado en una pared, balancea la pierna con la rodilla semiflexionada por delante del cuerpo desde dentro hacia fuera. Abre la ingle lo más que puedas. Repite 10 veces con cada pierna.
  • A continuación, y sin dejar de apoyarte en la pared, lanza la pierna hacia delante y hacia atrás, igualmente con la rodilla algo flexionada. Repite 10 veces y cambia de pierna.
  • Ponte de cara a la pared y lanza la pierna lo más fuerte que puedas hacia atrás. No dejes el tronco rígido para no hacerte daño en los lumbares. Repite 10 veces con cada pierna.
  • Realiza rotaciones del tobillo hacia dentro y hacia afuera, con la puntera del pie apoyada en el suelo. Repite 20 veces con cada pierna.
  • Con los pies juntos, rodillas flexionadas y manos apoyadas en ellas, realiza rotaciones de las dos rodillas a la vez hacia la derecha y hacia la izquierda. 20 de cada.
  • De pie, piernas separadas. Manos en jarras sobre la cintura. Haz rotaciones de cadera. 20 hacia la derecha y 20 hacia la izquierda.
  • Gira el brazo estirado haciendo círculos hacia delante y hacia atrás. 20 con cada brazo. Después gira los dos brazos al tiempo pero en sentidos contrarios.
  • Finalmente haz giros del tronco. Empieza elevando los brazos por la derecha hacia arriba y dejándolos caer por el lado izquierdo al tiempo que inclinas el tronco. 10 veces y cambia de sentido.

Encuentra en Axa Health Keeper el mejor especialista que te aclare tus dudas y descubre con nosotros el mundo de los ganadores.