No te desmotives porque hace frío o llueve. Te ayudamos para que no se te haga tan duro.

Durante los meses de invierno, muchos corredores bajan en su frecuencia de entrenamiento debido a las condiciones meteorológicas. Pero salvo condiciones muy extremas, no debes ponerte excusas para continuar con tus entrenamientos, pues si lo haces perderás la forma física y después será más difícil recuperarla.

Atento a estos consejos para correr en invierno:

  • Si está lloviendo, los pies son los primeros que sufren. Comprueba que tus zapatillas son impermeables y que la suela no está dañada o rajada. Si se filtra el agua y se te mojan los calcetines deberás parar.
  • Elige bien la ropa que lleves:

-Utiliza calcetines especiales de invierno. Mantienen la temperatura corporal y así no sentirás el frío en los dedos.

-Si llueve lleva un impermeable que no te llegue a empapar la ropa de debajo.

-Si hace frío, utiliza ropa térmica y transpirable para que tus músculos no se  enfríen y te produzcan rigidez. Hoy en día puedes encontrar cientos de marcas deportivas que tienen ropa especial para invierno.

-La ropa debe ser cómoda y no excesivamente apretada.

-Utiliza prendas con cremallera. Así si sientes calor podrás abrir un poco la cremallera y refrescarte.

-No olvides los guantes. Es muy incómodo correr con los dedos de las manos fríos y una vez fríos no entrarán en calor. Igualmente protégete el cuello y la garganta con prendas que no te agobien.

No te pases tampoco con la ropa: Recuerda que va a estar haciendo ejercicio luego no necesitas abrigarte tanto como si fueras de paseo. En cuanto comiences a mover los músculos y a activar la circulación tu temperatura subirá.

  • Si puedes, sal a correr por la mañana. En invierno a las cinco de la tarde ya no hay luz, así que durante la semana puede que no tengas más remedio que correr de noche. Si es así, busca circuitos bien iluminados para minimizar el riesgo de caídas. Los fines de semana, si puedes sal por la mañana. Siempre hará algo menos de frío que por la noche y es más agradable correr con luz natural.
  • Busca compañía. En cualquier época del año, salir a correr acompañado te hace esforzarte más y evita que flaquees, pero en invierno, cualquier excusa te sirve para escaquearte. Haber quedado con alguien te obligará a cumplir y se te hará menos duro.
  • Calienta bajo techo. Si hace mucho frío puedes empezar a estirar los músculos y a calentar en algún sitio techado. Así la sensación de frío será menor.
  • Evita peligros como suelos deslizantes, o zonas expuestas al viento.
  • Comprueba si el tiempo es peligroso. Una cosa es que haga frío o que llueva porque en invierno es lo que toca, y otra es que vayas a salir a correr en medio de una ciclogénesis explosiva. Infórmate, y si hay riesgo quédate en casa y haz alguna tanta de abdominales, o musculación con mancuernas, o ve al gimnasio y haz un rato en la cinta andadora.

¿Y que debes hacer al llegar a casa?

  • Si estás mojado quítate inmediatamente la ropa y el calzado.
  • Date una ducha caliente y unas friegas con aceite aromático.
  • Repón los líquidos con bebidas calientes.

No tienes excusa. En invierno puedes salir a practicar running con total tranquilidad. Toma mucha vitamina C para reforzar tus defensas y evitar resfriados y respira siempre por la nariz para que el aire se caliente y no te irrites la garganta.

Y disfruta. Ya sabes, a mal tiempo, buena cara…

Con Health Keeper by AXA podrás registrar tu actividad física sincronizando tus apps favoritas o usando el tracker de nuestra app, así conseguirás Fitpoints y obtendrás precios especiales para servicios de salud y bienestar. ¿Todavía no estás registrado?

Solicita ahora tu invitación aquí.