Los investigadores del departamento de biología de la Universidad del Estado de Georgia han descubierto que, infectando a los ratones de su laboratorio con el coronavirus a través del conducto nasal, se produce una enfermedad COVID-19 grave y que el virus persiste en el cerebro, incluso cuando los pulmones ya han eliminado el virus.

Por el Dr. Pedro L. González, especialista en Medicina Preventiva y de Salud Pública y periodista científico

El coronavirus puede permanecer en las personas infectadas y provocar recaídas en muchos de los que piensan que se han recuperado por completo, según el estudio publicado en la revista Viruses.

Una vez infecta al cerebro puede afectar a cualquier órgano, porque el cerebro es un órgano muy sensible y procesador central del organismo. Ello explica muchos de los síntomas neurológicos que se observan en algunos afectados y otros síntomas que se mantienen a largo plazo como la pérdida de olfato o el gusto.

Otro estudio, realizado con autopsias a pacientes fallecidos y publicado el pasado noviembre en Nature Neuroscience, informaba de que el coronavirus podría entrar en el cerebro de las personas a través de la nariz.

Desde el principio de la pandemia, los estudios con ratones se centraron en los pulmones de los animales y no evaluaron si el virus había invadido el cerebro. El equipo de investigación de Georgia ha visto ahora que el virus se encuentra en el cerebro de los ratones a un nivel 1.000 veces superior al de cualquier otra parte del cuerpo.

De hecho, otro estudio reciente publicado en Cancer Cell, revela que se puede encontrar SARS-Cov2 en el líquido cefalorraquídeo de los pacientes, semanas después de haber pasado la infección.

La carga viral en los pulmones de los ratones de Georgia comenzó a disminuir después de tres días, pero permanecieron altas en el cerebro el quinto y sexto día después de la infección, que es cuando los síntomas de la enfermedad grave se hicieron evidentes, como dificultad para respirar, desorientación y debilidad.

«Si bien los pulmones de los ratones y los humanos están diseñados para defenderse de las infecciones, el cerebro está mal equipado para hacerlo. Una vez que infecta el cerebro, puede afectar cualquier cosa”, explican en el estudio.

Muchas personas piensan que ahora están fuera de peligro al haberse recuperado de la COVID-19, pero no parece que sea así exactamente. En espera de que estos hallazgos queden confirmados por otros estudios, se recomienda estar alerta y seguir las normas de lavado manos y mascarilla para evitar más contacto con el virus.

Mujer protegida con mascarilla paseando a su perro por la calle

La vida tras una infección por COVID-19

Cuando se ha tenido una infección por coronavirus con síntomas moderados o graves, es importante elaborar un plan de recuperación con el médico para hacer un buen seguimiento, según recomiendan los programas educacionales en Estados Unidos.

La COVID-19 todavía es una enfermedad nueva, por lo que no se sabe exactamente cómo afecta con el tiempo, quién tendrá efectos a largo plazo o síntomas persistentes y cuánto tiempo durarán. Si bien la mayoría de las personas se recuperan con bastante rapidez de la COVID-19, hay hasta un 30% de afectados en los que persisten los síntomas.

La gravedad de los síntomas no predice cómo es la recuperación posterior. Puede haber síntomas muy variados y distintos según las personas. Para tener un plan eficaz, lo ideal es personalizarlo con:

  • Un registro de cualquier síntoma que persista o regrese, incluso los que aparecen y desaparecen,
  • Anotar en el mismo diario las fluctuaciones en el estado de ánimo.

Fuentes:

Neuroinvasion and Encephalitis Following Intranasal Inoculation of SARS-CoV-2 in K18-hACE2 Mice. Mukesh Kumar, et al. Viruses 2021, 13(1), 132; https://doi.org/10.3390/v13010132

Olfactory transmucosal SARS-CoV-2 invasion as a port of central nervous system entry in individuals with COVID-19. Meinhardt, J., Radke, J., Dittmayer, C. et al. . Nat Neurosci 24, 168–175 (2021). https://doi.org/10.1038/s41593-020-00758-5

Inflammatory Leptomeningeal Cytokines Mediate COVID-19 Neurologic Symptoms in Cancer Patients. Jan Remsik, et al.  Cancer Cell, Published:January 16, 2021 DOI:https://doi.org/10.1016/j.ccell.2021.01.007

Life After COVID-19: A Guide for Patients and Families. WebMD education programs January 2021