La Covid-19 suele cursar con fiebre, dolores musculares, tos y malestar general, síntomas que suelen desaparecer sin complicaciones en personas sanas. No obstante, hay grupos de población y con ciertas enfermedades que pueden padecerla de forma más severa.

En AXA Health Keeper tenemos médicos que te ayudarán en todo lo que necesites. Regístrate y conócenos.

La Covid-19 es una enfermedad que puede afectar los pulmones y las vías respiratorias. Está causada por un tipo de coronavirus que se transmite como la gripe, de persona a persona. Un 80% de las personas que han pasado la Covid-19 se recuperan sin tratamiento hospitalario, pero una de cada cinco presenta un cuadro grave y sufre dificultades para respirar, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Esto ocurre, sobre todo, en cierto tipo de personas y frente a determinadas afecciones médicas previas. Ello no significa, sin embargo, que al resto de personas no se les puedan complicar los síntomas.

¿Cuáles son los grupos de personas de mayor riesgo?

La Covid-19 puede afectar a cualquier persona, pero para algunas, el riesgo es mayor:

  • Personas mayores: el riesgo de enfermar gravemente a causa de la Covid-19 aumenta a medida que envejecemos, especialmente, a partir de los 60 años. El mayor riesgo de enfermedad grave por Covid-19 se encuentra, según los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC), entre las personas de 85 años o más. En Estados Unidos, ocho de cada 10 muertes relacionadas con Covid-19 se ha producido entre adultos de 65 años o más.
  • Personas que viven o trabajan en instituciones cerradas como residencias de ancianos.
  • Fumadores: el tabaco puede dañar los pulmones e inhibir el sistema inmunológico, lo que aumenta el riesgo de complicaciones graves.
  • Mujeres embarazadas: de acuerdo con lo que se conoce hasta el momento, las mujeres embarazadas podrían tener un mayor riesgo de contraer enfermedades graves por Covid-19 y pueden tener un riesgo más elevado de sufrir parto prematuro.

Enfermedades de riesgo para la Covid-19

Las personas de cualquier edad con las siguientes afecciones tienen un mayor riesgo de sufrir enfermedad grave por Covid-19.

  • Diabetes y obesidad severa. Estas dolencias reducen la eficacia del sistema inmunológico de una persona y, por tanto, aumenta el riesgo de infecciones en general. El azúcar en sangre mal controlado puede hacer que las enfermedades virales, incluido Covid-19, sean más peligrosas. Posiblemente porque un nivel alto de azúcar en sangre puede crear un entorno favorable para que los virus prosperen.
  • Enfermedades pulmonares. El coronavirus se dirige a los pulmones. De ahí que sea más probable que se desarrollen síntomas graves si hay problemas pulmonares preexistentes, como EPOC, cáncer de pulmón, fibrosis quística o pulmonar.
  • Afecciones cardiacas importantes. Cardiomiopatía, hipertensión pulmonar, enfermedad cardíaca congénita, insuficiencia cardíaca o enfermedades de las arterias coronarias pueden aumentar el riesgo de enfermedad grave. Es importante mantener controlada la presión arterial y no dejar la medicación prescrita por el médico.
  • Pacientes inmunodeprimidos. En condiciones normales, un sistema inmunológico saludable es capaz de luchar contra los gérmenes que causan enfermedades. Pero algunas afecciones como trasplante de órganos o tratamientos contra el cáncer, pueden debilitarlo. También influye el uso prolongado de corticosteroides en dosis altas, medicamentos antirreumáticos y la infección por VIH.
  • Cáncer. Una persona que sufra algún tipo de cáncer también tiene un mayor riesgo de desarrollar más complicaciones. Este riesgo varía en función del tipo de cáncer y el tratamiento que está recibiendo, como quimioterapia o radioterapia.
  • Enfermedad crónica del hígado. Una enfermedad renal crónica puede aumentar también el riesgo de enfermar gravemente con Covid-19, porque el sistema inmunológico está más debilitado.

¿Cómo podemos protegernos?

Protegerse de la Covid-19 es importante en todos los casos. Sin embargo, lo es más para las personas que tienen un mayor riesgo de sufrir complicaciones. La OMS recomienda en estos casos tomar precauciones para reducir el riesgo de infección:

  • Lavarse las manos de manera frecuente.
  • Limpiar y desinfectar con frecuencia los objetos y las superficies que se tocan habitualmente.
  • Evitar tocarse la nariz, la boca y los ojos.
  • Mantener una distancia de un metro medio a dos metros con los demás y evitar los espacios abarrotados y las multitudes. Fuera de casa, usar siempre mascarilla.
  • Evitar el contacto directo con cualquier persona que tenga tos o fiebre.
  • Mantener una rutina saludable, como hacer ejercicio a diario y mantener una alimentación equilibrada.

Además, si tienes una enfermedad crónica debes hacer todo lo posible para mantener tu afección bien controlada. Esto significa seguir las recomendaciones del médico.

En  AXA Health Keeper  tenemos una serie de artículos en torno a COVID19 que te ayudarán a navegar mejor estos tiempos de pandemia. Infórmate con nosotros.

Fuentes:

  • Centros de Control y Prevención de Enfermedades Estadounidense (CDC)
  • Organización Mundial de la Salud (OMS)
  • Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades (ECDC)