Tomar el sol es una inyección  de energía y beneficios, siempre y cuando se sigan las medidas adecuadas. Exponerse a sus rayos sin precaución puede desembocar en quemaduras, dermatitis, fotoenvejecimiento cutáneo  e, incluso, cáncer de piel.  La fotoprotección es la mejor manera de disfrutar del sol de manera inteligente.
Consulta a los dermatólogos de AXA Health Keeper siempre que tengas dudas. Están para aconsejarte. Regístrate.
Cómo nos afecta el sol
La radiación solar que incide directamente en la piel es la ultravioleta (UV), dentro de la cual están los rayos UVB o visibles, que pueden producir quemaduras por el sol, y los infrarrojos o UVA, que se asocian a la pérdida de elasticidad y pueden tener efectos cancerígenos .
Dependiendo de factores como la latitud en la que nos ubicamos, la época del año y la presencia de nubes, recibiremos mayor o menos dosis de radiación. Igualmente, la piel de cada uno reacciona de forma distinta a los rayos solares.
Qué factor de protección solar usar
De acuerdo con la Academia de Dermatología y Venereología, el Factor de Protección Solar (FPS) hace referencia al tiempo en que la piel tarda en ponerse roja.
Así por ejemplo, si tu piel sin protección tarda 20 minutos para empezar a enrojecerse, usando un protector solar con FPS de 20 prevendrás el eritema durante de casi 5 horas.

Fototipo Efectos Cabello/ojos Nº FPS

I

Se quema siempre y nunca se broncea.  Ojos y pelo claros. Piel muy blanca. Protección ultra 50.
II

Se quema casi siempre y, a veces, se broncea.

Ojos azules, verdes o grises. Pelo rubio o pelirrojo, piel blanca.

Protección ultra 50.
III A veces se quema y, normalmente, se broncea. Cabello castaño, piel clara o ligeramente oliva. Protección máxima 30.
IV Se broncea con facilidad y rara vez se quema. Ojos y pelo oscuro. Piel un poco tostada. Protección moderada 20.

Ningún protector solar es eficaz después de dos horas, por lo que, cuando estemos bajo el sol, debemos aplicárnoslo frecuentemente, y siempre 15 minutos antes de exponernos.
El protector solar pantalla total
La Skin Cancer Foundation recomienda a todas las personas (a partir de 6 meses) utilizar protector solar a diario, tanto si se trabaja al aire libre o en oficina, puesto que la mayoría de ventanas no bloquean los rayos UVA. Además, hay que tener en cuenta es que, si sudamos, la crema desaparecerá más rápidamente. Protector solar
En un día de playa deberíamos usar entre un cuarto y la mitad de un  bote de protector solar de 250 mililitros. Eso sí, los expertos indican que el protector ‘pantalla total’ no existe, ya que no hay ningún producto en el mercado que proteja al cien por cien.
Además de estas recomendaciones este verano recuerda beber abundantes líquidos (a mayor sudoración, mayor hidratación), seguir una alimentación ligera y protegerte con gafas de sol homologadas.