Conoce las calorías extras que te aportan las bebidas alcohólicas y tenlo en cuenta en estas próximas fiestas

Llegan las fiestas. Tienes claro que no quieres acabar en cuatro días con lo que tanto tiempo  y esfuerzo te ha costado. Vas a comer más de lo que debes estos días, pero te has propuesto compensar los excesos y has planificado una serie de entrenamientos durante tu tiempo libre para eliminar toxinas y mantener el peso a raya.

Tienes la sensación de que por unos cuantos polvorones no puedes haber engordado mucho y sin embargo te sientes hinchado y la báscula te da la puntilla: Has engordado varios kilos.

¿Cómo es posible? ¿Qué has hecho mal?

Te lo explicamos ahora que aún estás a tiempo.

Lo primero de todo es que en esa reflexión te has olvidado de incluir el alcohol.

¿El alcohol engorda mucho?

Vamos por partes:

En primer lugar TODO el mundo miente, primero a sí mismos, y a los demás, cuando relata su percepción sobre la cantidad de alcohol que ha bebido.

Muy posiblemente no haya sido una copa, ni dos, sino muchas más y todos o casi todos los días. Posiblemente haya caído un combinado o dos o más, en cada fiesta. Y posiblemente, en las cenas o comidas en familia, habrás comido con vino. A esto añádele los aperitivos que acompañan a esas copas, como son unas rabas, unas croquetas, unos polvorones….y que no incluyes en el repaso mental de los excesos navideños.

¿Quieres conocer cuánto engorda de verdad?

Cada gramo de alcohol que bebes te proporciona 7 kilocalorías.

Para calcular los gramos de alcohol que tiene una bebida alcohólica utiliza la siguiente fórmula:

Gramos de alcohol = Mililitros de alcohol x graduación de la bebida x 0,8 (densidad del alcohol)/100

Así una cerveza de 250 ml contendría estos gramos de alcohol:

250 x 5 (graduación media de la cerveza) x 0,8 /100   =   10gr

Y una copa de vino de 100ml, de 13 grados sería:

100 x 13(graduación media del vino) x 0,8 /100 =  10,4 gramos de alcohol puro.

También para calcular los gramos de alcohol en los últimos tiempos se utiliza la UBE, la Unidad de Bebida  Estándar, que en España se calcula en 10 gramos. En otros países puede variar, y estar en torno a los 8 gramos, como en el Reino Unido.

Así pues, una cerveza de 250 ml, un vaso de vino, una copa de cava, una copa de licor o de vermouth de 50ml, contienen una UBE. Y una copa de ginebra, whisky o ron, de tan sólo 60ml sumarían dos Unidades de Bebida Estándar. Una botella de sidra serían 3,5 Unidades.

Esto significa que:

Si en tu nochevieja tomas una cerveza antes de la cena (10 gr) y dos copas de vino con la comida (9,6 x 2gr), brindas con dos copitas de cava (10 x 2gr) y en el cotillón te bebes tres copas combinadas de ron con coca-cola (19,2 x 3 + las calorías del refresco), las calorías se te van a disparar.

Haz un cálculo rápido:

106,8 gramos de alcohol puro x 7 kilocalorías= 747,6 kilocalorías vacías.

Añade a esto las calorías de los refrescos 105 x 3= 315

Es decir: sólo con las bebidas alcohólicas habrás ingerido 1062 kilocalorías.

Esto es sólo un ejemplo de lo que el alcohol puede suponer para tu peso corporal. Además deberías tener en cuenta de que son calorías sin nutrientes (salvo el azúcar de los refrescos) por lo que no te alimentan ni te nutren.

Pásalo bien, no queremos tampoco agobiarte, pero sé consciente de lo que bebes, hazlo con moderación, compensa los excesos y no olvides que el ejercicio físico y una dieta equilibrada te ayudarán a eliminar toxinas y a recuperar tu cuerpo para que comiences el año en buena forma y con energía positiva.

Recuerda que en la plataforma Health Keeper By AXA, tendrás acceso exclusivo a una biblioteca de consejos saludables. Además, sólo por registrarte tendrás acceso gratuito a orientación médica telefónica las 24 horas del día.

Si todavía no te has registrado, solicita ahora tu invitación aquí.