Estabas deseando que brillara el sol en todo lo alto para salir a practicar tu deporte favorito al aire libre. Y sabes que debes proteger tu piel.

Deja que AXA Health Keeper te aconseje. Estamos para cuidarte. Consulta a nuestros profesionales.  ¿Ya te has registrado?

¿Has pensado también en tus ojos?

Para proteger tus ojos de los rayos ultravioleta no sirve cualquier gafa de sol. Las gafas de mala calidad, sin cristales homologados pueden hacerte más mal que bien.

El sol sobre tus ojos puede ser peligroso. ¡Cuidado!

  • Los rayos UVB producen quemaduras corneales o queratoconjuntivitis.
  • El esfuerzo de re-enfocar a menudo la imagen por unas lentes incorrectas a la larga puede producir cataratas.
  • Las lesiones y microcicatrices que las quemaduras del sol provocan pueden terminar en lesiones de retina o degeneración macular.
  • La piel de alrededor de los ojos es muy sensible a los rayos solares y puede desarrollar cáncer de párpado y de órbita si no está protegida del sol.

Ten todo esto en cuenta, y cuando vayas a salir a hacer deporte escoge unas gafas de sol de calidad.  ¡Atento!

  • Elige el filtro de la lente correctamente.
    Existen cinco tipos de filtros según la luminosidad:  El cero es para días nublados, el uno es para luminosidad baja y el dos para luminosidad media, y es el filtro más adecuado para el deporte, pues absorbe  entre el 60 y el 80% de la luz. El cuatro y el cinco son para la playa y deportes que se realizan en la montaña o con nieve, donde la luminosidad es fuerte o muy fuerte.
  • Color del cristal. No todos los colores son adecuados.
    Los mejores son el amarillo, gris, verde, o marrón. Bloquearán el 80% de la luz transmisible.
    Para hacer deporte el más adecuado es el marrón que aumenta el contraste y la profundidad de campo y tiene efecto relajante. Para deportes acuáticos  mejor el verde que permite percibir los colores sin alteraciones. Para el coche mejor las lentes grises o naranjas si es de noche.
  • Ten en cuenta la forma de la montura. Debe cubrir totalmente los párpados para que el sol no penetre por ningún ángulo.
  • Sujeción. Hay gomas especiales para que no se te caigan, o irás incómodo.
  • Si normalmente utilizas gafas graduadas, gradúate también las de sol y si usas lentillas con protección, no te olvides de llevar gafas que te protejan del viento, de las partículas en suspensión y de golpes fortuitos.
  • No te olvides de los niños. Deben llevas gafas adaptadas para su edad.
  • Utiliza las gafas aunque esté nublado. Los rayos UV penetran igualmente, y la claridad te hará fruncir el ceño.

Otros peligros para tus ojos, son los golpes, la introducción de cuerpos extraños, las obstrucciones lacrimales, o los contagios virales y/o conjuntivitis, sobre todo en aquellos que practican deportes acuáticos.

Haz ejercicio con AXA Health Keeper y conseguirás  fitpoints con los que conseguir servicios de salud a precios especiales.