Razones para volver al gimnasio

A estas alturas es casi imposible que te descubramos los beneficios del deporte, porque los conoces más que de sobra. Pero por si por alguna razón, en algún momento decidiste salir del gimnasio, te vamos dar motivos para que vuelvas con más ganas y no se te ocurra abandonar nunca más. ¡Atento!

En AXA Health Keeper nos preocupa tu salud. Por eso cuentas con entrenadores personales que te orientan, gimnasios, y todo tipo de disciplinas deportivas que te van a interesar. Regístrate aquí mismo.

Razones para volver a entrenar

  1. Tu circulación se va a activar y tu capacidad pulmonar mejora, por lo que al repartir mejor la sangre por todo el cuerpo y oxigenas y nutres mejor a todas las células del organismo.
  2. Al mejorar el flujo disminuye el riesgo de formar coágulos o trombos que produzcan problemas cardiovasculares. El corazón se ve fortalecido y reduces hasta en un 50% el riesgo de sufrir un infarto.
  3. Proteges los huesos. Al fortalecer los músculos proteges el esqueleto y reduces el riesgo de sufrir fracturas, y a la larga de desarrollar osteoporosis.
  4. Reduces el riesgo de sufrir diabetes. Porque quemas calorías y mantienes estables los niveles de azúcar en sangre.
  5. Fortaleces las defensas y reduces el riesgo de infecciones y enfermedades.
  6. Descansas Porque liberas energía y con ella ansiedad y preocupación, que son las causas más comunes que no te dejan dormir.
  7. Aumentas tu autoestima. Porque te crees más capaz y aprendes a luchar y no abandonar antes el primer escollo. Así minimizas el riesgo de depresión. Además la serotonina segregada te hace estar de mejor humor.

gimnasio-máquinas

Consejos para hacerlo bien

Si has estado un tiempo sin entrenar no puedes volver de cualquier manera, o tu riesgo de lesionarte se multiplicará. Por ello  piensa uno poco:

  • Pregunta en tu gimnasio horarios y nuevas disciplinas, por si hay alguna clase nueva que te pueda interesar y se adapte mejor a tu situación.
  • Comienza despacio. Si vas a hacer circuitos y máquinas ve poco a poco aumentando el tiempo y la intensidad. Empieza yendo un día sí y otro no. Para dar tiempo a la musculatura a descansar. No te pongas el peso máximo desde el primer día. Es mejor que hagas más repeticiones con menos peso y aumenta el peso en días alternos.
  • Incluye aeróbicos para mejorar también la resistencia y la oxigenación.
  • Controla la alimentación de forma coherente. Si has aumentado de peso durante el tiempo inactivo, pregunta al monitor qué ejercicios te pueden venir mejor y olvida las dietas restrictivas. Come de todo, de forma sana y ligera, y reduce los dulces, las grasas y las comidas precocinadas.
  • Ponte metas reales, para no frustrarte. Si crees que vas a estar en plena forma en dos días, la desilusión harás que vuelvas a flaquear. Date tiempo.

Acompáñate de amigos, para formar parte de un grupo. Se abandona menos el deporte cuando hay alguien que cuenta contigo. Y es más divertido que entrenar solo. ¿Verdad?

Desde AXA Health Keeper nos comprometemos a acompañarte en tus objetivos. Registra tus resultados y consigue fitpoins que podrás canjear por servicios de salud.