El 27 de Mayo se celebra el Día del Celíaco. Todos tenemos un familiar o conocido que sufre celiaquía, pero aún nos quedan muchas preguntas sin resolver: ¿Sabes en qué consiste? ¿Cómo debe ser su dieta? ¿Se puede cocinar sin gluten y que esté igual de rico? ¿Es mejor que todos comamos una dieta sin gluten? Vamos a intentar dar respuesta a todas estas dudas.

Recuerda que si no sabes muy bien qué hacer, los nutricionistas y endocrinos de AXA Health Keeper pueden asesorarte. Regístrate y conócenos.

DietaGluten

¿Qué es el gluten?

Es una glicoproteína que actúa como elemento aglutinante y es responsable de la consistencia elástica de las masas elaboradas con harina. Es “gelificante” y emulgente, y actúa como estructurador porque liga las moléculas de agua. Está presente en cereales como el trigo, la cebada, el centeno y derivados, y posiblemente la avena (que se cultiva y recoge junto al trigo).

Sensibilidad y alergia al gluten

Son dos patologías relacionadas con el gluten pero diferentes de la enfermedad celíaca.

La sensibilidad al gluten produce una reacción no digestiva de la persona al ingerir gluten, se siente cansado y sin fuerzas. Mejora ostensiblemente al evitar alimentos con gluten.

La alergia al gluten es una hipersensibilidad por la producción de anticuerpos contra el gluten. Estas personas reaccionan de forma exagerada al ingerir gluten, y los síntomas son los típicos de una reacción alérgica alimentaria: prurito, urticaria, edemas, etc. Desaparecen tras unas horas de suspender la ingesta.

Intolerancia al gluten o celiaquía

La enfermedad celíaca o celiaquía es una enfermedad que causa daño en el revestimiento del intestino delgado. Se produce por una intolerancia y respuesta del organismo a la ingesta de gluten. El intestino lesionado no puede absorber correctamente los nutrientes de los alimentos por lo que las personas celíacas pueden sufrir algunos déficits, como falta de hierro o vitaminas.

Los síntomas son muy diversos y pueden ir desde afecciones cutáneas a manifestaciones gástricas más graves:

  • Dolor abdominal.
  • Estreñimiento o diarreas.
  • Debilidad
  • Nauseas, vómitos.
  • Heces con mal olor.
  • Pérdida de peso.
  • Retraso en el crecimiento.
  • Dermatitis
  • Acné.
  • Ulceras en mucosas.
  • Calambres musculares.
  • Comportamiento irritable (más frecuente en niños de corta edad).
  • Aumentos o pérdida de peso inexplicable.

Además, la celiaquía es un factor de riesgo que aumenta la probabilidad de sufrir otros trastornos como:

  • Artritis reumatoide.
  • Lupus
  • Colitis ulcerosa.
  • Cáncer de colon.
  • Intolerancia a la lactosa.
  • Diabetes

Cómo debe ser una dieta sin gluten.

El único tratamiento posible para eliminar los síntomas de un celíaco es retirar de forma absoluta todos los alimentos con gluten de su dieta. Esto no significa sólo evitar los cereales, puesto que cientos de productos elaborados tienen en su composición gluten. Además, se debe evitar ingerir alimentos cocinados o preparados con los mismos utensilios (cazuela, sartén, cubierto, …) que se usaron para cocinar alimentos que contengan gluten, pues existe el riesgo de contaminación cruzada. Así pues, la cosa se complica.

Alimentos prohibidos para celíacos

¿Qué alimentos llevan gluten o son susceptibles de llevarlo?

Todos los alimentos que lleven harinas de trigo, cebada, centeno o derivados.

  • Pasta.
  • Cuscús.
  • Pan.
  • Tortitas.
  • Galletas
  • Bollería.
  • Cervezas
  • Cereales de desayuno.
  • Muchas salsas y aliños.
  • Cubitos para caldos.
  • Rebozados ultracongelados: pescados, croquetas, san jacobos, ….
  • Pizza.
  • Embutidos.
  • Postres lácteos como natillas, pudding, flanes, tartas, batidos, ….
  • Sucedáneos del café o del chocolate.
  • Dulces y snacks salados.

Por tanto, es muy importante que leas las etiquetas y que sólo adquieras aquellos productos que están etiquetados como “gluten free” o “sin gluten”.

Alimentos sin gluten

Hay muchos cereales que no contienen gluten como el arroz, el maíz, mijo, amaranto, la tapioca, o la quinoa; y la mayoría de los alimentos frescos y naturales no lo contienen, por lo que puedes llevar perfectamente una dieta libre de gluten que sea sabrosa, variada y completa.

  • Fruta y frutos secos crudos.
  • Hortalizas y verduras.
  • Legumbres.
  • Leche y derivados.
  • Carnes, pescados y marisco (sin rebozar).
  • Huevos.
  • Patatas.
  • Aceites y mantequillas puras. Las margarinas no deberían tampoco tener, pero hay que asegurarse.
  • Miel y azúcar.
  • Café, té, refrescos, zumos naturales, vino o champán.

¿Es mejor que todos comamos sin gluten?

La respuesta es NO. Una dieta rica en alimentos frescos y pobre en alimentos procesados sí es una dieta equilibrada y sana. Pero no tomar gluten si no somos celíacos, no nos va a proteger de ninguna enfermedad ni hará que perdamos peso.

Además, los productos manufacturados sin gluten son más caros y suelen contener más azúcar y grasas trans para compensar la falta de sabor y textura.

Pregunta a tu médico si sufres trastornos gástricos o de la piel y no sabes por qué. Una sencilla prueba te hará salir de dudas. En AXA Health Keeper encontrarás a todos los profesionales que necesites.