¿Acabas de tener un hijo y quieres bajar tripa? Volver a tener un vientre plano y firme tras un embarazo, no es una misión imposible sólo al alcance de las celebrities de las revistas. Sólo hace falta un poco de esfuerzo, constancia y paciencia. En Axa Health Keeper te dimos hace tiempo consejos para bajar tripa. ¿Los recuerdas?

Descubre ahora cómo bajar tripa después del parto, con estos sencillos ejercicios.

Preparados, listos, ya!!

  • Gimnasia hipopresiva.

    Son ejercicios realizados en varias posturas (de pie, tumbado boca arriba o de lado, sentado… etc) y siempre en apnea.
    Por ejemplo:
    De pie, piernas juntas, brazos delante del cuerpo, a la altura del pecho. Cabeza alta y hombros relajados. Se inspira profundamente tres veces y se espira lentamente. En la tercera espiración se vacían totalmente los pulmones y se contrae la tripa hacia dentro todo lo posible mientras se mantiene la apnea al menos 15 segundos.
    Este mismo ejercicio se puede realizar sentado o tumbado boca arriba.

  • Técnica Tupler.

    Está especialmente diseñada para reparar la separación de los músculos del abdomen y así evitar la tripa flácida. Son ejercicios que combinan la respiración profunda y consciente con una contracción y elevación de los músculos.
    Por ejemplo:
    Elevador con el trasverso del abdomen.
    Sentada en una silla firme, con la espalda apoyada y las pierna en forma de L.
    Coge aire con el abdomen e hincha la tripa. Espira profundamente y observa cómo la tripa se deshincha del todo. Aguanta ahí 30 segundos, respirando de forma normal. Tras estos segundos contrae el abdomen un poco más. Haz cinco contracciones y termina con otras respiración abdominal profunda.

  • Ejercicios de Kegel.

    Son especiales para el suelo pélvico así que deben empezar a realizarse tras la cuarentena.
    Asegúrate de que has vaciado la vejiga. Aprieta los músculos de la zona pélvica y mantén apretados al menos 8 segundos. Relaja y repita el ejercicio 10 veces, en tres ocasiones durante el día. Puedes hacerlo mientras das de mamar.

  • Abdominales.

    No se recomiendan antes de los seis meses y si has tenido un parto por cesárea o sufres diástasis abdominal consulta a tu médico.
    Pueden ser los clásicos: Tumbada boca arriba, eleva la cabeza mientras contraes el abdomen al tiempo que espiras e inspira al bajar.Puedes también hacer bicicleta, tumbada boca arriba en el suelo, o balanceo con las piernas flexionadas y los pies mirando al techo.
    Por último, prueba el ejercicio de la silla del capitán, que consiste en sentarte en el suelo, con las piernas estiradas, y la espalda apoyada en una silla firme. Sujétate a las patas de la silla y contrae el abdomen mientras separas las piernas del suelo y las mantienes unos segundos en el aire.

Si tienes cualquier duda, pregunta a los profesionales que te están atendiendo en tu recuperación y así te asegurarás de hacerlo bien.

Recuerda que en Health Keeper by AXA te premiamos por cuidarte. Ponte retos y registra tus progresos en nuestra aplicación. Así conseguirás Fitpoints para cajear por servicios de salud aprecios especiales.

Pincha aquí para registrarte.