Ejercicios para quemar grasa al aire libre | Axa Healthkeeper

Los ejercicios de alta intensidad ( entrenamiento HIIT) se utilizan como quema grasas ya que tienen la facultad de utilizar más energía en menos tiempo y desgastar los depósitos de grasa. Sólo son necesarios unos 20 minutos, alternando intensidades muy altas con ejercicios de reposo activo, de forma que el metabolismo se acelere por el esfuerzo y se mantenga así después incluso del entrenamiento. Aprende estos ejercicios para quemar grasa que te presentamos.

En AXA Health Keeper te ponemos al día con los mejores y más efectivos ejercicios. Si tienes dudas consulta a nuestros entrenadores personales. Regístrate y empieza a cuidarte.

Ejercicios quemagrasas

Este tipo de ejercicios:

  • Son más efectivos porque aumentan la quema de calorías, bajan la presión arterial y mejoran el aporte de oxígeno a tus células.
  • Consiguen que superes tus marcas de forma más rápida.
  • Mejoran el tono y la masa muscular.
  • Te ayudan a controlar mejor el peso sin tener que realizar una dieta específica. Incluso caminando puedes conseguir adelgazar, ¿lo recuerdas?

Ahora bien, ten en cuenta que:

Debes tener una forma física inicial y es importante que antes te realices las pruebas médicas necesarias para comprobar que estos ejercicios son convenientes para ti. Por ejemplo una prueba de esfuerzo y una analítica. No te saltes los días de descanso o tu cuerpo se resentirá y tendrás más probabilidad de lesionarte.

Rutina de ejercicios para quemar grasas

Te hemos preparado unos ejercicios que puedes realizar al aire libre, para oxigenar tu cuerpo con aire limpio y dilatar tus vasos de forma que mejore la circulación, además de mantener tus músculos a temperatura. Si lo haces sobre la arena, o sobre hierba, e incluso en el agua, limitarás el riesgo de lesiones y conseguirás una mínima resistencia que te estimulará. La irregularidad del terreno, en comparación con el piso de un gimnasio mejorará tu postura y tu equilibrio, y las articulaciones sin embargo sufrirán menos impacto.

No olvides que si hace calor deberás hidratarte correctamente, que deberás proteger tu piel frente a los rayos solares, aun cuando esté nublado y que el calentamiento a nivel de los tobillos debe ser especial, máxime si realizas los ejercicios descalzo (barefoot running). Pon atención:

  1. Running intenso. Marca visualmente o con algún objeto una distancia de unos 50 metros. Corre esa distancia lo más rápido que puedas y descansa 20 segundos. Vuelve a realizarla a tope y descansa. Repite los sprints durante 20 minutos. Recuerda los beneficios de correr 30 minutos.
  2. Serie piernas. Realiza cada ejercicio de esta serie durante 60 segundos a velocidad elevada. Entre un ejercicio y otro corre en el sitio (skipping) durante 30 segundos. Cuando termines la serie competa descansa un minuto.
    -Sentadillas con las piernas un poco separadas. Desciende sin que las rodillas superen las puntas de los pies. Como si fueran a sentarte en una banqueta. Mantén la cabeza alta y la espalda sin curvar.
    -Zancada. De pie. Piernas juntas. Da un gran paso hacia delante y dobla la rodilla 90 grados. La otra pierna queda estirada. Repite con la pierna contraria.zancada
    -Tumbado boca arriba. Manos bajo la nuca. Separa los hombros del suelo. Realiza abdominales en bicicleta. Es decir, eleva las piernas hasta la perpendicular y simula el pedaleo.
    -Escalador. Ponte a cuatro patas. Las manos apoyadas en el suelo y separadas la anchura de los hombros. Flexiona una rodilla acercándola a la mano apoyada y estira. Cambia de pierna.
  3. Tras toda la serie, descansa 60 segundos y empieza con esta nueva serie de brazos. Cada ejercicio dura medio minuto.
    -Apóyate de espaldas, con las manos solo un poco abiertas al asiento de un banco a una silla. Aleja los pies y baja el cuerpo hacia el suelo sin llegar a tocar.
    -Fondo clásico. Boca abajo con las punteras de los pies apoyadas y las manos sobre el suelo. Manos a la altura de los hombros. Estira y flexiona los codos manteniendo el cuerpo duro y recto como una tabla.
    -Dominadas. En la barra de un columpio, agárrate con las manos dedos mirando hacia ti e intenta, suspendido en el aire llevar la barbilla por encima de la barra.
    -Si este ejercicio no es posible cámbialo por la tabla: Colocado boca abajo con los brazos estirados y las manos en el suelo a la altura de los hombros. Las punteras de los pies sosteniendo el peso. Flexiona los codos y baja el cuerpo recto y duro. Mantén el abdomen prieto y aguanta los 30 segundos. plancha

Si al principio no puede realizar todos los ejercicios no pasa nada, y si no aguantas tanto tiempo empieza por períodos más pequeños. Lo importante es que sean intensos y respetes los períodos. Ya irás mejorando las marcas.

En AXA Health Keeper te proponemos que registres tus retos y consigas Fitpoints para canjear por servicios de salud a precios imbatibles.

 

Comparte el artículo con tus amigos