El esguince es la lesión más frecuente en atletas y jugadores de fútbol o baloncesto. Aprende a prevenirlo y a tratarlo.

Una de las lesiones más comunes en deportistas es el esguince. Y de ellos el 75%  son esguinces de tobillo.

Los deportistas más propensos a sufrir esguince de tobillo son los atletas, los futbolistas y los jugadores de baloncesto.

El mecanismo habitual de un esguince de tobillo es un desplazamiento hacia fuera del tobillo con torsión plantar muy forzada. El ligamento afectado normalmente es el ligamento lateral externo del tobillo. También se podría producir el esguince en el lado contrario con afectación del ligamento lateral interno, pero es menos frecuente.

Factores de riesgo que pueden provocar un esguince

  • La edad, aunque es una lesión frecuente entre adolescentes y jóvenes deportistas.
  • Haber sufrido ya anteriormente otro esguince, por debilitamiento de la zona.
  • Sobrepeso o bajo estado de forma.
  • El deporte de competición: Es más probable lesionarse en una prueba que en un entrenamiento por la intensidad del ejercicio.

Y además existen factores comunes a todas las lesiones deportivas como: desconocimiento de la técnica, ausencia de calentamiento o de estiramientos adecuados, escasa preparación física, dureza del suelo en el que entrenes o calzado inadecuado.

¿Qué grados existen?

  1. Esguince Grado 1

Es un esguince leve. Tienes los ligamentos distendidos ligeramente, dolor en el tobillo y algo de edema.

  1. Esguince Grado 2

Es un esguince moderado. Tienes los ligamentos desgarrados parcialmente. No puedes apoyar el pie ni caminar bien y el edema y el dolor es importante. Puede haber un ligero hematoma.

  1. Esguince Grado 3

Tienes rotura total del ligamento. Es una lesión grave. El tobillo está inestable, no lo puedes apoyar ni hacer fuerza, luego hay impotencia funcional para caminar. Tienes un gran edema, dolor importante y hematoma.

¿Cómo se cura un esguince de tobillo?

  • Lo primero, y de manera inmediata es:  Hacer reposo, es decir, no caminar, ponerte hielo durante 15´ cuatro o cinco veces al día, colocarte un vendaje compresivo y poner el pie en alto. Consulta a tu médico ante cualquier pregunta.
  • Mantén el vendaje hasta que lo indique el médico, unas dos o tres semanas, dependiendo de la gravedad.
  • Según la impotencia y el dolor podrás caminar con muletas con un apoyo muy parcial.
  • Una vez retirado el vendaje realiza ejercicios para fortalecer el tobillo, con movimientos rotatorios, ejercicios de puntillas y camina descalzo y sin muletas.
  • Durante los primeros días es conveniente tomar antiinflamatorios tipo Ibuprofeno. Consulta a tu médico si tienes dudas o el dolor es muy grande.
  • En esguinces grado 1 o 2, el vendaje compresivo puede sustituirse por una férula parcial o una escayola y está absolutamente prohibido que apoyes el pie. Tras ella, es posible que durante un tiempo debas llevar un vendaje elástico y si vuelves a entrenar una tobillera que te sujete bien la articulación.
  • En casos graves o de esguinces de repetición puede que necesites cirugía. Primero se realizaría una artroscopia que observe toda la articulación y si existieran cuerpos extraños que mantienen la inflamación. Después, si se considerara necesario, se realizaría una intervención de avance y retensado del ligamento. Esta opción se tiene en cuenta para profesionales del deporte que necesitan una recuperación completa de la funcionalidad del tobillo, con ausencia de dolor y recaídas.

Normalmente los esguinces curan sin problemas siempre que se siguen las recomendaciones médicas.

No hagas ejercicio hasta que estés totalmente recuperado y protégete para evitar nuevas lesiones deportivas.

En Health Keeper by AXA premiamos tu estilo de vida saludable con servicios en salud a precios especiales, donde tendrás acceso a médicos y especialistas, como podólogos, oftalmólogos, cardiólogos, traumatólogos y otros más.

Consulta nuestro cuadro de expertos aquí.