El crecimiento excesivo de vello (o hirsutismo) en mujeres suele aparecer por un trastorno hormonal. Aunque no es una dolencia grave, puede menoscabar la autoestima y la calidad de vida de quienes la sufren. Afortunadamente, hay tratamientos que funcionan.

En AXA Health Keeper trabajan dermatólogos cualificados, capaces de ayudarte si tienes algún problema en la piel.

Se dice que una mujer padece hirsutismo cuando se le aparece vello en las patillas, en la barbilla y en las areolas mamarias. Tener pelo de forma exagerada en el cuerpo puede generar incomodidad, vergüenza e, incluso, baja autoestima.

No obstante, el hirsutismo se trata de una afección (no un problema estético), por lo que existen tratamientos que pueden mejorar la calidad de vida de las personas afectadas.

Hirsutismo, qué es

El hirsutismo supone el crecimiento excesivo del vello terminal en la mujer en las denominadas zonas andrógeno-dependientes (labio superior, barbilla, cuello, patillas, areolas mamarias, ingles, ombligo, muslos y espalda), según la Sociedad Española de Medicina Interna.

Es un problema clínico que afecta al menos al 5% de la población femenina y supone que las mujeres desarrollan pelo en partes del cuerpo donde a los hombres les suele crecer.

Esta condición a menudo se asocia con una pérdida de autoestima, ya que las mujeres se sienten avergonzadas y rechazadas delante de otras personas. Sin embargo, el hirsutismo es un trastorno muy habitual que tiene solución.

Causas del crecimiento excesivo de vello en la mujer

En pocos casos la causa es desconocida y, por tanto, inevitable. En la mayoría de casos hay un exceso de andrógenos en el cuerpo porque, o bien la mujer tiene un ovario poliquístico, o bien daño en la hipófisis o las glándulas suprarrenales (encargadas de producir hormonas).

El hirsutismo suele ir unido a la caída de cabello, los trastornos menstruales y al acné. Aunque la causa más común suele ser el síndrome de ovario poliquístico, una condición en la que se forma una gran cantidad de quistes en los ovarios.

Depilación láser

Tratamientos para el hirsutismo

Los tratamientos para acabar con el exceso de vello en el cuerpo son los que combinan un estrógeno con un antiandrógeno (como la espironolactona o acetato de ciproterona).

La elección de un tratamiento u otro dependerá de la causa y la mejoría empezará a notarse en unos seis meses.

Medicamentos con estrógenos. Pueden alterar el impacto de las hormonas andrógenas en el cuerpo y la piel. Por ejemplo, las píldoras anticonceptivas (contienen estrógeno y progesterona) pueden contrarrestar los efectos masculinos de las hormonas andrógenas y disminuir la producción de testosterona por el ovario. El hirsutismo puede mejorar después de 6 a 12 meses de uso constante de estas pastillas.

Medicamentos antiandrógenos. Pueden funcionar solos o en combinación con píldoras anticonceptivas. El fármaco más utilizado es la espironolactona (Aldactone). Hay que tener en cuenta que no es seguro tomar medicamentos antiandrógenos durante el embarazo.

Tratamientos no farmacológicos

Los tratamientos cosméticos que disminuyen los niveles de andrógenos o su impacto en los folículos pilosos también pueden ser útiles para las mujeres con exceso de vello:

Afeitado, depilación con cera, cremas depilatorias. Si bien estos son tratamientos efectivos para el hirsutismo leve, pueden irritar la piel y deben repetirse con bastante frecuencia para un éxito continuo (excepto la depilación que puede durar hasta 6 semanas).

Técnicas de depilación láser. Utilizan luz para destruir la capacidad del cabello de crecer dentro de los folículos pilosos (aunque no evita la formación de nuevos folículos). El alejandrita sirve para pieles claras y pelo castaño, en cambio, el diodo es eficaz para todo tipo de pieles. Esta técnica dura más que la depilación, pero es más costosa y requiere de un profesional.

Electrólisis. También destruye la capacidad de los folículos para hacer crecer el cabello, pero mediante el uso de electricidad dentro de los folículos pilosos. Es menos popular que el láser porque puede dejar pequeñas áreas de cicatrices.

Hirsutismo, significado emocional

La mayoría de mujeres con crecimiento excesivo de vello en la cara, pecho, abdomen o muslos sufre en silencio. Suelen sentirse avergonzadas, se culpan a sí mismas por su vellosidad y harían cualquier cosa para mantenerlo en secreto.

Desafortunadamente, según una investigación de la Universidad de Örebro (Suecia), cuando muchas de estas mujeres afectadas acuden al médico se sienten rechazadas e, incluso, ridiculizadas.

Y es que el vello facial no deseado conlleva una gran carga psicológica y representa una intrusión significativa en su vida diaria. De acuerdo con un estudio del University College Medical School de Londres, el 40% de las mujeres encuestadas se siente incómoda en situaciones sociales y el 75% informó niveles clínicos de ansiedad.

De esta manera, si estas mujeres han de encontrar la fuerza para sobrellevar la situación, seguir los consejos médicos y tomar medicación, tiene que haber un empoderamiento en la forma en que son abordados y tratados por el personal de salud.

Calcula el estado de tu salud emocional 
en el Test de la app.

Fuentes:

Sociedad Española de Medicina Interna

Escuela Médica de Harvard

Medical Xpress