Espirulina: propiedades y beneficios | Axa Healthkeeper

Has oído ese nombre cientos de veces y no sabes lo que es, ¿verdad? La espirulina es una cianobacteria de color azul verdoso y con forma espiral. Te vamos a explicar más detalles sobre lo que es la espirulina, beneficios y para qué se utiliza. Atento.

Pregunta a nuestros endocrinos y nutricionistas si quieres saber más. Aprende a comer bien con AXA Health Keeper. Puedes registrarte aquí.

Qué es la espirulina. Espirulina propiedades.

La espirulina es realmente un alga y está considerada casi como un superalimento por sus propiedades nutricionales.

Contiene:

  • Vitaminas, en especial de grupo B, como la vitamina B12 (o pseudovitamina), ácido fólico, niacina o riboflavina, además de vitamina K, D y vitamina C.
  • Minerales, sobre yodo, hierro, calcio, fósforo, magnesio, cobre o zinc.
  • Ácidos grasos esenciales, como el omega 6.
  • Proteínas de alto valor biológico.
  • Fibra, en forma de mucílagos.
  • Antioxidantes como betacarotenos, clorofila o zeaxantina.

Espirulina beneficios.

  • Podría evitar la anemia por su contenido en hierro.
  • Protege la piel gracias a sus componentes antioxidantes.
  • Cuida los ojos, por su contenido en betacarotenos.
  • Fortalece los huesos porque es rica en calcio.
  • Es recomendable para dietas veganas debido a su contenido en proteínas y B12.

beneficios espirulina

Espirulina para adelgazar.

Frecuentemente se utilizan complementos dietéticos de esta alga en dietas de adelgazamiento puesto que algunos expertos nutricionistas consideran que:

  • Es saciante, por lo que reduce el apetito. Esto se debe a su contenido en fibra.
  • Podría acelerar el metabolismo y controlar la absorción de grasas.
  • Es termogénico.
  • Es un alimento con “calorías negativas”. Es decir. Su aporte calórico es tan bajo que el cuerpo gasta más en metabolizarlo que la propia energía que la espirulina suma.
  • Previene los calambres musculares en deportistas por su gran contenido en minerales.

Contraindicaciones de la espirulina.

No se deben sobrepasar los 3 gramos al día, repartidos en las principales comidas. Ya que podría causar algunos efectos secundarios:

  • Sed y estreñimiento. Su alto contenido en fibra hace necesario que se aumente la cantidad de agua para evitar el efecto contrario.
  • Dolor de estómago.
  • Ligeros mareos.
  • Picazón en la piel.
  • Febrícula.

Consulta a tu médico antes de tomar espirulina y sobre todo si sufres alguna enfermedad renal o de tiroides o si pudieras estar embarazada.

Cómo consumir espirulina. Recetas espirulina

Se vende en cápsulas o en polvo para ingerirse como complemento para adelgazar, o como suplemento dietético en veganos o deportistas.

Su preparación en polvo se puede añadir a algunos alimentos, como a licuados, batidos, zumos o platos de verduras, como pestos, sopas, cremas o ensaladas.

Mira estos ejemplos:

  1. Sopa de cebolla y espirulina. Rehoga una cebolla troceada fina, con unos ajos, una pizca de comino y sal. Cuando la cebolla esté tierna incorpora caldo de verduras y hierve 15´. Añade una cucharada de espirulina y deja un minuto más. Antes de servir incorpora un huevo escalfado y unos picatostes.
  2. Licuado con frutas. En el vaso de la licuadora incorpora una cucharada de espirulina, unas espinacas crudas, una manzana y una pera, y unas avellanas o almendras molidas. Añade zumo de naranja y bate todo bien. Puedes endulzar con estevia e incorporar a tu gusto otras frutas o frutos como fresas, coco, higos…

La espirulina no es un medicamento. Tenlo en cuenta y no esperes milagros. Pregunta en tu herboristería y a tu médico o nutricionista si quieres tener más información.  En Axa Health Keeper queremos que aprendas a comer bien.

Comparte el artículo con tus amigos

categoriasNUTRICIÓN