El ejercicio físico es fundamental para nuestra vida. Y debemos practicarlo a cualquier edad. Desde Health Keeper by AXA te lo repetimos a diario y te premiamos por cuidarte con servicios de salud a precios especiales.
Los beneficios que nos reporta practicar alguna actividad física de manera regular son incuestionables. Pero a lo largo de los años nos hemos creído a pies juntillas ciertos mitos sobre el deporte y sobre el ejercicio físico en general, que no son exactamente ciertos y que conviene matizar para no confundirnos. ¿No te parece?

  1. Hay que hacer deporte en ayunas.

Falso. Quemamos las mismas calorías por la mañana o por la tarde. Es posible que estemos más frescos por la mañana, pero siempre que hayamos dado a nuestro cuerpo energía para realizar la actividad. El momento del día no es relevante.

  1. Los abdominales bajan tripa.

Falso. Si quieres movilizar las grasas para eliminarlas no te servirá realizar sólo ejercicios en un grupo muscular. Fortalecerás los músculos abdominales y evitarás la flacidez, pero no los eliminarás si no lo combinas con musculación y dieta.

  1. Al sudar más adelgazas más.

Falso. Al sudar se pierde peso, porque eliminas líquido, pero no grasa. Cuando bebas agua volverás a recuperar el peso perdido.

  1. Se queman grasas tras 20 minutos de ejercicio.

Fifty-fifty. Los primeros depósitos de energía que se queman al hacer ejercicio son los de glucógeno. Cuando éste se agota empiezas a movilizar las grasas. Pero ese es también el momento en el que notas más fatigas y sueles claudicar en el ejercicio. No depende del tiempo, sino que cuanto mejor forma física tengas, mayor será tu masa muscular y más grasas necesitarás como combustible para los músculos. Y la tonicidad y la masa muscular se lograrán entrenando de forma regular y continua.

  1. Si dejas de hacer ejercicio tu músculo se transformará en grasa.

Falso. Si dejas de hacer ejercicio tus músculos perderán tonicidad y fuerza, pero en ningún caso van a cambiar de estado. Lo que debes controlar es ingerir menos calorías, pues si no haces ejercicio y no varías tu dieta, engordarás.

  1. Todos los deportes son igual de buenos.

Cierto. Cada persona debe saber cuál es su forma física y su preparación y escoger el deporte que mejor se adapte a ella. No todos podemos practicar los mismos deportes, por físico, destreza o gustos. Consulta con tu médico si tienes dudas de que tu salud sea adecuada para algún tipo de disciplina y prueba hasta encontrar la tuya.

  1. Si estoy cansado no podré dormir.

Falso. Procura no hacer deporte justo antes de acostarte, para que te dé tiempo a relajarte, bajar la temperatura y desactivar la mente. Pero hacer deporte elimina estrés ansiedad y las endorfinas ayudan a conciliar un sueño reparador y profundo.

  1. El deporte es educativo.

Cierto. Hacer deporte refuerza en los jóvenes el trabajo en equipo, el compañerismo, la pertenencia a un grupo y enseña que el esfuerzo y el trabajo tienen recompensa.
Pero la competitividad excesiva, la superación al límite o el deporte por encima de la familia, los estudios y los amigos, pueden hacer mucho daño si no se reconducen hacia valores positivos. Depende del espíritu de cada uno.
En Health Keeper by AXA queremos que te cuides y premiamos tu fidelidad con servicios de salud a precios especiales. ¡Bienvenido al mundo de los ganadores!
Descubre nuestra aplicación y regístrate aquí.