El acné es una dolencia que también puede afectar a la espalda (no solo al rostro). Y, en ocasiones, incluso, puede extenderse a los hombros y los brazos. Te contamos qué motiva la aparición de granos y puntos negros tan molestos en esta zona del cuerpo y cómo actuar para eliminarlos.

Consulta a los expertos de AXA Health Keeper siempre que tengas dudas. Están para aconsejarte. Regístrate.

El acné no solo es una patología del rostro. La espalda también es una de las zonas más propensas a que aparezca y recibe el nombre de “bacné”. Y es que la piel de esta parte del cuerpo es más gruesa y esto provoca que los poros se obstruyan más fácilmente como consecuencia de un exceso de sebo o acumulación de células muertas. Además, según el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Valencia, este trastorno dermatológico puede extenderse a los hombros y los brazos.

¿Qué es el acné?

El acné es una enfermedad de la piel caracterizada por una inflamación crónica de las glándulas sebáceas (productoras de aceite). Quienes la padecen tienen unas glándulas particularmente sensibles a los niveles normales de ciertas hormonas en la sangre. Estas hacen que las glándulas produzcan un exceso de grasa. Al mismo tiempo, las células muertas de la piel que recubren los poros no se desprenden adecuadamente y obstruyen los folículos. Estos dos efectos dan lugar a una acumulación de grasa, produciendo espinillas (donde es visible un tapón oscuro de grasa y piel muerta) y puntos blancos.

Además, en la piel de todas las personas vive una bacteria del acné conocida como Propionibacterium acnés. Generalmente no causa problemas. Sin embargo, en aquellas propensas al acné, la acumulación de grasa crea un ambiente ideal en el que estas bacterias pueden multiplicarse. Esto desencadena la inflamación y la formación de manchas rojas o llenas de pus.

Aunque el acné está considerada una patología puberal y pospuberal, es decir, que lo más habitual es que aparezca entre los 15 y los 19 años, también puede presentarse a cualquier edad y puede persistir a lo largo de muchos años. Según los expertos, en la edad adulta este proceso persiste en un 1 % en hombres y un 5 % en mujeres.

Granos en la espalda Causas

Causas del acné en la espalda

No hay una única causa que explique la aparición del acné, ya sea en la espalda o en otra zona del cuerpo. Algunas causas comunes son:

  • Predisposición genética. La aparición del acné tiene un fuerte componente hereditario.
  • Medicamentos. El acné puede desarrollarse como efecto secundario de algunos medicamentos como algunos antidepresivos.
  • Hormonas. Los cambios hormonales en la adolescencia suelen ser la causa del acné. Pero en el caso de las mujeres que han pasado la pubertad, los brotes de espinillas pueden estar relacionados con los cambios hormonales que se producen durante la menstruación y el embarazo.
  • Sudor. Puede empeorar el acné, especialmente si queda retenido bajo ropa ceñida.
  • Estrés. No es una causa directa del acné, pero puede contribuir a que aparezca.
  • Alimentación. Aunque el acné no está provocado por el tipo de alimentos que se ingieren, algunos de ellos pueden causar un empeoramiento de la sintomatología.

Cómo eliminar los granos

Según la Academia Americana de Dermatología (AAD), no hay que esperar a que el acné en la espalda desaparezca por sí solo. Es importante tomar medidas porque un tratamiento y cuidado adecuado de la piel pueden ayudar mucho.

Así, pueden tratarlo en casa quienes tienen acné leve (algunas manchas en la espalda) o moderado (tienen una mezcla de espinillas, puntos negros y granos en la espalda, pero nada que sea doloroso o profundice en la piel) y quienes lo han desarrollado recientemente. Y deben ayudarse de un dermatólogo aquellas personas con un acné profundo y doloroso en la espalda (también en cualquier otro lugar).

En ambos casos, es imprescindible una limpieza frecuente de la piel. Los dermatólogos de la AAD ofrecen estos consejos:

  • Limpia la piel de tu espalda suavemente: no la frotes porque empeorarás el acné.
  • No irrites tu piel con productos para el cuidado de la piel: los jabones antibacterianos, los astringentes y los exfoliantes abrasivos pueden empeorar el acné. Lo mismo ocurre con las esponjas, los cepillos de espalda y las esponjas para pulir. Utiliza productos para el cuidado de la piel suaves y sin fragancia.
  • Usa productos de cuidado de la piel y cosméticos sin aceite: encontrarás en el envase las siguientes frases: «no comedogénico», «no acneico», «no obstruirá los poros» o «sin aceite».
  • Nunca revientes los granos: solo empeoras el acné.
  • Evita usar cualquier cosa que roce tu espalda e irrite tu piel: por ejemplo, una mochila. Puede causar un brote de acné en la espalda.

Además, cuando hagas ejercicio o rompas a sudar, usa ropa de entrenamiento holgada elaborada de algodón o tela que absorba el sudor. Lávala después de cada uso. Después de hacer ejercicio o cualquier actividad que incite la sudoración, dúchate y cámbiate de ropa lo antes posible. Y, si no puedes ducharte inmediatamente, utiliza una toallita sin aceite para limpiar suavemente la piel sudorosa y cámbiate la ropa sudada.

Y no hay que olvidar la protección solar. Es muy habitual que la gente crea que los rayos del sol ayudan a eliminar el acné. Sin embargo, según la AAD, el sol puede empeorarlo. Los rayos del sol tienden a oscurecer el acné y hacer que dure más tiempo. La AAD aconseja utilizar siempre un protector solar sin aceite, no comedogénico, de amplio espectro, de factor 50 y resistente al agua cuando estés al aire libre. Conviene ponerse protector solar en toda la piel que la ropa no cubre.

Ante todo, recuerda que debes consultar a los dermatólogos ante cualquier duda. Ellos te proporcionarán la ayuda que necesitas para recuperar una piel sana.

¿Te gustaría saber si tienes un estilo de vida saludable? Averígualo 
en la calculadora de la edad de tu salud de la App.

Fuentes:

  • ElSevier: estudio “El acné: qué es y cómo combatirlo”, de Ramón Bonet.
  • British Association of Dermatologist (BAD)
  • Colegio Oficial de Farmacéuticos de Valencia (MICOF)
  • Healthline
  • American Academy of Dermatology, Association (AAD)