Se denomina tensión arterial a la fuerza que se ejerce contra las paredes arteriales a medida que el corazón bombea sangre. Hoy queremos que aprendas qué es la hipertensión arterial y cómo el deporte puede ayudarte a reducirla.

Regístrate en AXA Health Keeper y consulta tus dudas a nuestros cardiólogos y entrenadores personales.

En la lectura de la presión arterial se dan dos mediciones:

  • La presión arterial sistólica, que se produce en la contracción del corazón.
  • La presión arterial diastólica, que es la registrada durante la relajación del músculo cardíaco.

Una presión arterial normal se haya entre 120/80 mmHg. Se mide en milímetros de mercurio.

“Hipertensión” es el mantenimiento de la presión arterial en valores altos de forma crónica o mantenida. Es “prehipertensión” (leve) si sube hasta 140/90mmHg. Hipertensión en estadio 1 (moderada) si llega hasta 150/100, estadio 2 (grave) si sube a 160/110 y estadio 3 (muy grave) si se acerca a 170/120mmHg.

En ocasiones sólo se eleva uno de los dos valores, más frecuentemente la tensión diastólica, que con que esté cercana a 100, puede dar lugar a muchos problema de salud.

Factores de Riesgo:

  • Sobrepeso u obesidad.
  • Hipercolesterolemia en sangre y placas de ateroma.
  • Ingesta excesiva de sal en las comidas.
  • Tabaquismo y alcoholismo.
  • Diabetes.
  • Enfermedades renales, hiperparatiroidismo, preeclampsia, desequilibrios hormonales, diabetes o algunos tumores.
  • Toma de algunos medicamentos y drogas.
  • El estrés y la ansiedad.
  • Ser de raza afroamericana.
  • Factores genéticos
  • La Edad.

El deporte es un gran aliado contra la hipertensión. La Organización Mundial de la Salud recomienda el deporte como prevención y tratamiento de la hipertensión.

¿Sabes cómo influye?

  • Las personas que practican deporte están más preocupados por mantener un peso adecuado, por lo que evitan el sobrepeso, una de las causas más comunes de hipertensión.
  • Además el ejercicio físico regular mejora la circulación sanguínea y disminuye así la tensión arterial.
  • Por otro lado, la práctica de una actividad física libera el estrés y la ansiedad, por la liberación de endorfinas, y eso, por sí solo, reduce la tensión arterial.
  • Un estado de forma adecuado y un estilo de vida saludable consigue reducir los niveles de colesterol y reduce la formación de placas de grasa en las arterias, responsables del aumento de la presión intravascular.
  • El deporte ayuda también a movilizar los depósitos de glucógeno y a regular la glucosa en sangre, por lo que los diabéticos mejoran su glucemia y eso equilibra la tensión.

Es importante que conozcas la causa que produce tu hipertensión. Hazte las pruebas que tu médico estime oportunas, para que sepas qué tipo de ejercicio puedes realizar y elegir así la práctica deportiva que más adecuada. No te lances a hacer ejercicio de alta intensidad sin saber en qué condiciones están tu corazón y tus arterias. Si tu hipertensión es de estadio 2 o 3, siempre deberás consultar antes al médico.

Además del tratamiento farmacológico que tu médico decidirá si lo cree necesario, es recomendable que: controles tu peso, elimines el tabaco, moderes el consumo de alcohol, reduzcas la sal en las comidas, aumentes la ingestas de alimentos ricos en potasio (como legumbres, frutas y verduras), evites las grasas saturadas y realices como te hemos explicado, ejercicio físico de forma habitual.

Los mejores deportes contra la hipertensión arterial son aquellos básicamente aeróbicos, en los que muevas todo el cuerpo como el running, la bicicleta, la natación, el baile o simplemente caminar, al menos treinta minutos todos los días.

En AXA Heatlh Keeper premiamos tu estilo de vida saludable con servicios en salud a precios especiales. Consigue fitpoints registrando tus progresos y objetivos.