Es la verdura de la que todo el mundo habla. Pero no es nueva. Es la col rizada de toda la vida. ¿Sabía que es un alimento súper completo? Hoy vamos a enseñarte las propiedades de la verdura kale.
En AXA Health Keeper encontrarás endocrinos y nutricionistas que te darán las pautas para que aprendas a comer bien. Puedes registrarte aquí.
KALE

Kale, ¿qué es?

Es una verdura de hoja verde, de la familia de las berzas o coles. Su nombre científico es Brassica oleracea y viene de Asia, aunque en Europa se conoce desde el siglo VII.
La col rizada, col abierta o col gallega, es una verdura muy conocida y utilizada en la gastronomía de la Península Ibérica (España y Portugal) y también muy frecuente en el resto de Europa.

Kale, composición nutricional

  • Es muy rica en agua.
  • Es fuente de calcio.
  • Es rica en vitamina C, que ayuda al mejor aprovechamiento del calcio.
  • Contiene gran cantidad de vitamina A.
  • Aporta mucha vitamina K.
  • Es rica en fibra.
  • Es pobre en oxalatos, que interfieren en la utilización de los minerales y favorecen la formación de cálculos renales.
  • Contiene carotenoides y glucosinatos antioxidantes, que evitan la oxidación celular.
  • Aporta ácidos grasos omega 3 y 6.
  • Contiene hierro, magnesio y potasio.
  • Aporta proteínas, por lo que es un buen complemento en dietas vegetarianas.

Kale propiedades

Gracias a todo este aporte de nutrientes esenciales, el kale o col rizada:

  • Ayuda a depurar el organismo.
  • Protege los huesos y previene la aparición de osteoporosis.
  • Activa el sistema inmunológico y favorece la síntesis de colágeno.
  • Mejora la oxigenación de la sangre y reduce el riesgo de anemias.
  • Favorece la coagulación sanguínea.
  • Mejora el tránsito intestinal y previene el estreñimiento.
  • Mejora el trabajo hepático.
  • Gracias a su contenido en glucosinatos y carotenoides, diversos estudios consideran que su consumo habitual podría proteger al organismo frente a algunos tipos de cáncer como el cáncer de próstata, colon o pulmón.

Kale, contraindicaciones

Es una verdura digestiva, pero se recomienda consumir con cuidado si padeces de colon irritable. Si estás en tratamiento con anticoagulantes, deberás preguntar al médico, ya que por su contenido en vitamina K, podría interferir en tu tratamiento.

Cómo preparar kale

La col rizada se puede consumir de cientos de formas, tanto cruda (en ensaladas o bocadillos) como cocida, salteada, guisada o al horno. Incluso se pueden hacer licuados o batidos utilizando hojas de kale.
¿Te apetece probar algún plato con kale? Pon atención

Kale recetas

  • Batido verde

Introduce en tu vaso de la licuadora o batidora, unas hojas de kale, unas hojas de lechuga, una manzana troceada, unas hojas de espinacas, un zumo de naranja y unas semillas de chía. Bate bien y añade agua si queda muy espeso.
Es ideal como desayuno previo a un entrenamiento, por su contenido en calcio y vitamina C.

  • Pasta con Kale.

Mientras se cuece la pasta, saltea en una sartén una cebolla roja picada y un ajo. Deja que se hagan unos minutos. Añade unas hojas de kale bien picado y saltea todo junto. Puede añadir una taquitos de jamón o bacon.
Coloca en el plato la pasta hervida y escurrida, por encima las verduras y espolvorea queso rallado.
Es un plato completo para el mediodía. Termina con una pieza de fruta.

  • Judías blancas con Kale.

Sofríe en una cazuela una cebolla picada. Añade un ajo entero y un poco de romero. Añade las alubias que habrás puesto a remojo la noche anterior.
Cubre con caldo de verduras. Lleva a ebullición. Baja el fuego y mantén cociendo una hora. Añade un kale picado. Sigue cociendo hasta que las judías estén tiernas. En olla a presión el tiempo se reduce mucho.
También puedes realizar el plato con judías blancas de bote. Entonces el tiempo de cocción dependerá de las verduras. Sazona con sal y pimienta.
Es un plato contundente y nutritivo, para los días fríos. También puedes hacer este plato con romanesco, sale igual de sabroso.
Recuerda que hablamos de un alimento, no de un medicamento. Así que para poder aprovechar todos sus beneficios debe formar parte de una dieta equilibrada.
En AXA Health Keeper queremos que aprendas a comer bien.