Los ensayos clínicos para probar la eficacia y seguridad de las vacunas contra la COVID-19 no incluyeron a niños, ni a adolescentes. Sin embargo, vacunar a estos grupos es importante para conseguir una buena inmunidad de grupo. Según la Academia Americana de Pediatría, no sería raro que tuviésemos una candidata para niños y adolescentes de cara al próximo curso 2021-2022.

Por el Dr. Pedro L. González, especialista en Medicina Preventiva y de Salud Pública y periodista científico

AstraZeneca y la Universidad de Oxford han iniciado las pruebas clínicas para comprobar la eficacia de su vacuna contra el coronavirus en menores de 6 a 17 años. Pfizer-BioNTech está probando su vacuna en 2259 niños de entre 12 y 15 años. Moderna ha seleccionado a 3000 participantes de entre 12 y 17 años, y Johnson & Johnson dijo que pondría en marcha un ensayo similar.

Los sistemas inmunitarios de los niños todavía están madurando y son impredecibles, así que pueden reaccionar al coronavirus de forma distinta o presentar efectos secundarios que no ocurren en adultos.

Además, como los sistemas inmunitarios de los niños se desarrollan con el paso del tiempo, se necesitará una nueva estrategia para evaluar las vacunas anti-COVID19 en niños más pequeños, para comprobar si necesitan una dosificación o formulación diferentes.

La vacunación en niños no es un asunto urgente para los sistemas sanitarios. El motivo es que es raro que los menores de 16 años lleguen a enfermar de forma severa por la COVID-19 o a padecer síntomas persistentes tras su curación, de acuerdo con los datos clínicos recogidos desde el inicio de la pandemia.

Un estudio actualizado este marzo, confirmaba que en varios países -entre los que están Francia y España- las muertes a causa de la COVID-19 en niños fueron raras, en tasas de 0,19 por millón de personas (en España hasta el momento han muerto 234 niños). Las tasas más bajas se dieron en Corea del Sur y las más altas en España.

Además, las infecciones entre niños son de baja frecuencia. Cerca del 2% por ciento del total de casos que han dado positivo al coronavirus en el mundo correspondieron a niños.  Por otro lado, un reciente estudio islandés en 40.000 personas descubrió que los niños de menos de 15 años tenían la mitad de las probabilidades que los adultos de contraer y propagar el coronavirus.

Aunque la vacunación puede proteger a los niños de contraer y propagar la COVID-19, los pediatras también esperan que prevenga una enfermedad rara conocida como síndrome inflamatorio multisistémico infantil, que se ha documentado en niños con coronavirus. La enfermedad puede provocar inflamación en varias partes del cuerpo, como el corazón, los pulmones y el cerebro pero, por fortuna a su baja frecuencia se asocia una mortalidad muy baja.

Conseguir que los niños participen en ensayos es mucho más complejo si no corren peligro inmediato y la participación exige citas y supervisión frecuentes. Los padres son más propensos a renunciar si un estudio tiene horas rígidas o si el cuidado de los niños o el transporte suponen un inconveniente.

Además, unirse a los ensayos de vacunas anti-COVID19 exige un compromiso considerable. Para el estudio de Moderna los menores tuvieron que acceder a mantener síntomas diarios durante una semana tras recibir ambas dosis, asistir a citas telemáticas regulares y someterse a cuatro pruebas de coronavirus y cuatro extracciones de sangre a lo largo de 13 meses.

Tomando temperatura a niña como medida prevención COVID-19

El sistema inmune de los niños les protege de la COVID-19 grave

Los niños están protegidos contra la COVID-19 grave porque su sistema inmunológico innato ataca rápidamente al nuevo SARS-CoV-2.

En un estudio del Murdoch Children’s Research Institute (MCRI) en Australia, publicado en Nature Communications, se describen las razones por las que los niños tienen la COVID-19 más leve que los adultos y los mecanismos inmunológicos que sustentan esta protección.

La infección por coronavirus en los niños se caracteriza por la activación de los neutrófilos, el glóbulo blanco especializado que resuelve las infecciones eliminando el virus antes de que tenga la oportunidad de arraigar y colonizar las células.

Fuentes:

When can children get the COVID-19 vaccine? James Campbell, MD American Academy of Pediatrics.

Children and young people remain at low risk of COVID-19 mortality. Sunil S Bhopal, et al.
The Lancet Published:March 10, 2021 DOI:https://doi.org/10.1016/S2352-4642(21)00066-3

An evidence summary of Paediatric COVID-19 literature, Don’t Forget the Bubbles, 2020. Boast A, Munro A, Goldstein H. Available at: https://doi.org/10.31440/DFTB.24063

Multisystem inflammatory syndrome associated with SARS-CoV-2. An emerging entity? Oltra Benavent M, Ochoa Sangrador C.  Evid Pediatr. 2021;17:3.

A COVID-19 vaccine study for adolescents. Moderna. Connect Trials Scope

Innate cell profiles during the acute and convalescent phase of SARS-CoV-2 infection in children. Neeland, M.R., Bannister, S., Clifford, V. et al. Nat Commun 12, 1084 (2021). https://doi.org/10.1038/s41467-021-21414-x