Si eres runner, ya sabes que, según la forma de tu pisada, puedes ser pronador, supinador o neutro y que esto es importante a la hora de elegir tus zapatillas para el running.
Si metes el tobillo hacia dentro, y desgastas normalmente la suela de tus zapatillas por la parte interior eres pronador.
Si por el contrario tuerces el tobillo hacia fuera y desgastas las zapatillas por la parte exterior y delantera eres supinador.
También es posible que no tengas una pisada muy definida entre la pronación y la supinación, entonces tu pisada se consideraría neutra.

En AXA Health Keeper te damos consejos deportivos para mejores tu rendimiento. Busca asesoramiento en nuestros profesionales y quédate con nosotros. Regístrate aquí.

El tipo de pisada más común es la pronadora, pero incluso en runners con pisada en principio neutra, se puede observar que si están especialmente cansados o tienen cierto sobre peso, relajan la musculatura y en la fase de apoyo tienden a pronar en mayor o menor medida.

Comprueba cómo es tu pisada con el test para saber si eres pronador o supinador

¿Ser pronador produce más lesiones? ¿Es necesario un calzado ad oc?

El debate hace tiempo que está abierto. Algunos profesionales abogan por que cada pisada tenga un calzado propio, de modo que se consiga corregir la pisada y evitar molestias y futuras lesiones en las rodillas, cadera y espalda.

Otros profesionales, consideran que es mejor utilizar plantillas especiales, que prescriben los podólogos, en zapatillas neutras, ante la dificultad de encontrar calzado tan específico o de elegirlo correctamente.

Últimamente, muchos profesionales del running consideran que ni una cosa, ni la otra son necesarias, y que se pueden utilizar zapatillas neutras sin que haya peligro de lesiones. De hecho, un estudio llevado a cabo por la Universidad de Aarhus, en Dinamarca,  ha demostrado que los corredores novatos que teniendo pisada pronadora corren con zapatillas neutras, no presentan un mayor riesgo de lesiones.

Se realizó este estudio en 927 corredores con diferentes tipos de pisada y el riesgo en los primeros 250km era similar en todos ellos. Incluso pasando de los 1000km, había menos lesiones en pronadores de mayor grado, que en pisadas neutras o pronaciones moderadas.

Numerosos estudiosos de la materia, consideran que la pronación no es lesiva ni dañina en sí misma, sino una condición que forma parte inherente al movimiento de los humanos. Esto no significa que el riesgo de lesiones no esté presente, pero será cada persona la que decida, con qué tipo de calzado corre con más comodidad y seguridad, y elegirá unas zapatillas que le den más estabilidad, o mayor amortiguación, o ambas cosas.

Si tienes dudas, consulta con un podólogo y realízate un estudio dinámico que observe tu pisada en movimiento para que puedas elegir el calzado de manera objetiva.

Recuerda que en AXA Health Keeper te premiamos por cuidarte y registrar tus datos en la plataforma, con servicios de salud a precios especiales. Bienvenido al mundo de los ganadores.