Cuáles son las lesiones más comunes del menisco y cómo puedes prevenirlas

El menisco es un cartílago fibroso que forma parte de la articulación de la rodilla.

Su trabajo consiste en distribuir las fuerzas que se ejercen sobre la rodilla, equilibrar las cargas, conseguir estabilidad y absorber bien los impactos para proteger el cartílago articular. Tiene forma semilunar y no está muy vascularizado, por ello su reparación es más difícil, porque su cicatrización es lenta y limitada a la zona periférica, que es donde tiene más riego.

El menisco interno, con forma de “C”,  se sitúa en la zona anterior de la espina tibial, por delante del ligamento cruzado anterior y el menisco lateral con forma de “O” que es más móvil que el interno y se mantiene estable gracias a los ligamentos menisco femorales.

¿Qué lesiones de menisco son las más frecuentes?

Los meniscos se rompen normalmente por una flexión exagerada de la articulación. Es habitual en jugadores de fútbol, en los que la bota queda anclada al suelo por los tacos pero el jugador hace un movimiento del cuerpo y gira bruscamente la rodilla.

En ese brusco movimiento no sólo sufre el menisco que puede rasgarse sino los ligamentos que lo acompañan. Pueden simplemente sufrir una distensión pero sin romperse, pueden romperse algunas fibras y producir un esguince de ligamentos, o puede sufrir una rotura total del ligamento.

La lesión más compleja y por lo tanto más temida en deportistas es la “Triada”, que consiste en la rotura tanto del menisco, interno o externo, el ligamento cruzado, y un ligamento colateral interno o externo.

¿Qué síntomas produce la rotura del menisco?

  • Dolor en la rodilla al caminar.
  • Dolor de rodilla a la presión.
  • Ruido seco, como un chasquido, en el momento de la lesión.
  • Edema en la articulación.
  • Dificultad de movimiento, o bloqueo. No se puede estirar del todo.

Para confirmar el diagnóstico se suele necesitar una radiografía de rodilla o una resonancia magnética y en caso de duda o si se sospecha que algún ligamento esté también afectado se puede realizar un artroscopia de rodilla.

¿Cuál será el tratamiento?

  • Frío local. 20 minutos cada hora durante al menos los primeros cuatro días.
  • Reposo absoluto los primeros dos días.
  • Elevación de la extremidad.
  • Vendaje compresivo elástico durante al menos dos semanas.
  • Ejercicios de rehabilitación para potenciar la musculatura y evitar la sobrecarga de la articulación.

Si en unos días la situación no mejora o el bloqueo persiste puede ser necesaria una artroscopia que consiga acercar el fragmento roto de nuevo a su lugar, o eliminarlo si es un fragmento muy pequeño que lo único que hace es estorbar, producir edema y mantener el bloqueo.

La recuperación en el caso de sutura del menisco es más lenta y precisará de reposo, apoyo progresivo y rehabilitación. En la eliminación del fragmento de menisco la recuperación de la movilidad es más rápida.

El problema de la extirpación del menisco es que si el fragmento es importante y el esfuerzo físico continúa se incremente mucho el riesgo del desgaste articular y una futura artrosis. Un menisco recuperado si no ofrece bloqueo normalmente evoluciona bien y el riesgo de artrosis es menor.

¿Qué se puede hacer para prevenir las lesiones del menisco?

Las lesiones de menisco y de los ligamentos de la rodilla se producen de manera fortuita. Es decir, son accidentales y por lo tanto más que prevenirlas puedes tomar precauciones que limiten el riesgo de sufrirlas.

  • Entrenamiento. Si los músculos, ligamentos y tendones del tren inferior están entrenados, su fuerza y masa aumenta y su flexibilidad, resistencia y estabilidad de las articulaciones será mayor, por lo que estarás más protegido frente a flexiones o giros bruscos o extremos.
  • Calentamiento. A la hora de practicar deporte calienta todos los músculos y articulaciones que se van a ver implicados en el ejercicio. Así la posibilidad de rasgar las fibras musculares y articulares será menor.

En Health Keeper by AXA premiamos tu estilo de vida saludable con servicios en salud a precios especiales, donde tendrás acceso a médicos y especialistas, como podólogos, oftalmólogos, cardiólogos, traumatólogos y otros más.

Consulta nuestro cuadro de expertos aquí.