Los expertos en virología y salud pública aún están evaluando el impacto real que pueda tener la variante Omicrom en el desarrollo de la pandemia por COVID-19. Lo que parece asegurado en un invierno más con mascarillas de alta protección, la vuelta de los test del coronavirus y el refuerzo de la vacunación en mayores y niños.

Por el Dr. Pedro L. González, especialista en Medicina Preventiva y de Salud Pública y periodista científico

Por el momento, la mayoría de los contagios se están dando en personas jóvenes. Según el último informe publicado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) respecto de esta nueva variante, los primeros contagios «se produjeron entre estudiantes universitarios, personas más jóvenes que tienden a padecer una enfermedad más leve”.

Los laboratorios empiezan a tener evidencia de que la Omicron es capaz de reinsertar a personas vacunadas o que ya han pasado la COVID-19 con más fuerza que puede hacer la variante Delta, que aun la predominante en todo el mundo.

Un estudio publicado como pre impresión sugiere que Omicron causa más infecciones en personas que se han recuperado de un ataque anterior al virus, un signo de que la nueva variante es capaz de escapar al menos a algunas de las defensas del sistema inmunitario. Aunque hay muchas incertidumbres en el documento, parece que una infección anterior sólo ofrece la mitad de protección contra Omicron que contra Delta.

Esto significa que actitud más preventiva es seguir utilizando las medidas de protección que hasta ahora han resultado efectivas:

  • Mascarilla N95 o quirúrgica en interiores, restaurantes, bares o en exteriores si hay aglomeración.
  • Lavado de manos frecuente y de al menos 20 segundos de duración.
  • Cuarentena y aislamiento de contactos y enfermos.

Es importante recordar que el coronavirus se contagia por medio de aerosoles, por lo que la medida de distancia física, si bien es recomendable, no asegura protección, por lo que hay que seguir utilizando mascarilla, aunque haya distancia de precaución.

Además, cada vez queda más claro que la COVID-19 va a ser una enfermedad endémica, es decir de aparición y brotes permanentes, como lo gripe. Por ello, al mismo tiempo que las farmacéuticas ya se han puesto manos a la obra para reformular sus vacunas contra la COVID-19, los expertos recomiendan aplicarse dosis de refuerzo, «como hacemos con la vacuna contra la gripe.

Persona jóven vacunándose

Hasta la fecha, la Omicron ya se ha introducido en muchos países de la UE/EEE. Según el organismo europeo de control de enfermedades (ECDC), “los países deberían considerar una dosis de refuerzo para las personas de 40 años o más, primero dirigida a los más vulnerables y a los ancianos, y luego podrían considerar una dosis de refuerzo para todos los adultos de 18 años o más al menos seis meses después de completar la serie primaria”.

Además, el ECDC promueve la mejora de las medidas de rastreo de contactos, como el rastreo de contactos hacia atrás y una gestión más estricta de los contactos, mediante las cuarentenas adecuadas, podría ayudar a frenar el establecimiento de la variante Omicron en el país.

De acuerdo con el ECDC, sobre la base de las limitadas pruebas disponibles en la actualidad, y teniendo en cuenta el alto nivel de incertidumbre, el nivel global de riesgo para los países de la UE asociado a la nueva aparición y propagación de la variante Omicron del SARS-CoV-2 se evalúa como ALTO A MUY ALTO.

Cómo detectar la infección por la variante Omicron de la COVID-19

El cuadro sintomático de los infectados por Omicron no se corresponde con el habitual, según explica la OMS. No suele haber fiebre, ni pérdida de olfato y gusto o tos grande. Por el contrario, el afectado suele sentir un poco de cansancio durante un día o dos, un cansancio al que no está acostumbrado, diferente, con picor de garganta y un poco de dolor en el cuerpo, como un dolor de cabeza. Lo que llamamos normalmente malestar y no te sientes bien en general.

En ese caso, lo mejor es acudir el médico y hacerse un test COVID-19 para descartar la infección, aunque ya se esté vacunado. Si diera positivo, entonces hay que mantener aislamiento durante 10 días y cuarentena de todos los contactos estrechos.

Referencias:

  • Enhancing Readiness for Omicron (B.1.1.529): Technical Brief and Priority Actions for Member States. November 28th 2021
  • Increased risk of SARS-CoV-2 reinfection associated with emergence of the Omicron variant in South Africa. Julliet R C Pulliam, et al. medRxiv preprint doi: https://doi.org/10.1101/2021.11.11.21266068; this version posted December 2, 2021
  • Implications of the further emergence and spread of the SARS-CoV-2 B.1.1.529 variant of concern (Omicron) for the EU/EEA – first update 2 December 2021