No hay famoso o deportista de élite que se precie, que no lo haya al menos probado. Otra cosa es que lo tomen habitualmente, aunque muchos juran que sí, y no dejan de hablar de sus grandes beneficios.

AXA Health Keeper responde a todas tus dudas sobre dietas saludables. Regístrate aquí y pide consejo a nuestros endocrinos y nutricionistas.

¿Qué beneficios tienen los zumos naturales de toda la vida?

La fruta contiene agua, vitaminas y minerales que ayudan al organismo a mantenerse hidratado, a cumplir sus funciones vitales y a mantener los tejidos sanos. Deben formar parte de toda dieta equilibrada.

  • Mejoran nuestras defensas, gracias a las vitaminas, como la vitamina C, que posee propiedades antibacterianas, entre otras.
  • Mejoran el aspecto de la piel, por la acción de los antioxidantes que favorecen la eliminación de los radicales libres, y por la producción de colágeno, necesario para la cicatrización de las heridas y la regeneración celular.
  • Mantienen el equilibrio sodio-potasio, por lo que tras el ejercicio son una buena fuente de rehidratación.
  • Ayudan a evitar la retención de líquidos, porque las frutas son depurativas y diuréticas.
  • Proporcionan energía gracias a los azúcares de las frutas.

Según las frutas, hortalizas o verduras que se introduzcan en un zumo su color será diferente y también sus propiedades.

Así pues, un zumo rojo de tomate, pomelo, fresas, o sandía, estará lleno de licopeno, un carotenoide antioxidante por excelencia, que ayuda a prevenir enfermedades circulatorias y cardiovasculares. Un zumo amarillo o naranja, de mandarinas, naranja, piña, melocotón, zanahoria, albaricoque, mango, papaya o limón, evitará el estrés oxidativo de las células, y mejorará el sistema inmune, además de proteger el sistema digestivo, gracias a sus efectos antioxidantes y antiinflamatorios.

¿Y qué pasa con los zumos verdes? ¿Son tan buenos como parece?

Los zumos verdes están compuestos de verduras de hoja verde, como espinacas, acelgas, brócoli, hortalizas como el pepino, el apio o el rábano y frutas como peras, uvas, kiwis y manzanas verdes.

Además a estos zumos se les pueden añadir semillas, de linaza, o sésamo, o cereales como trigo, y endulzarlo con edulcorante para evitar el amargor de algunas verduras. Según esto, los zumos verdes, que están de moda, los “Green Smoothies” tienen más nutrientes que los zumos tradicionales, porque incorporarán los hidratos, o proteínas de los otros ingredientes que se les añaden.

  • Contienen polifenol, que es un flavonoide que reduce el colesterol malo o LDL y protege las células.
  • Al prepararse en licuadora, no pierden la pulpa de las frutas y conseguimos así un licuado con fibra y de textura más densa. Por ello regulan el tránsito intestinal.
  • Son más saciantes, de modo que pueden servir para completar un desayuno, o como tentempié a media mañana o a media tarde.
  • Oxigenan la sangre gracia a la clorofila de las hojas verdes, un compuesto similar a la hemoglobina que transporta el oxígeno en la sangre.
  • Mejoran los procesos metabólicos al conseguir un pH más alcalino en la sangre.

Ten en cuenta que no es lo mismo tomar una manzana entera, que un licuado que además de manzana, tenga un pepino, una pera, unas uvas, unas hojas de lechuga y linaza. Tienes que sumar las calorías y obviamente los azúcares se multiplican.

Aun así, siempre será mejor opción tomar un “green juice” que cualquier otro aperitivo que contenga grasas o azúcares añadidos.

deporte, dieta saludable

¿Sabes cómo prepararlos?

  1. Pepino, zumo de limón, espinacas, perejil, manzana y una cucharada de jengibre. Añade agua para conseguir el espesor deseado. Te ayudará a regular el tránsito intestinal.
  2. Apio, espinacas, manzana verde y limón. Contiene fibra dietética y antioxidantes así que te ayudará a depurar.
  3. Melón, uvas, zumo de limón, té verde y una cucharada de miel para endulzar o de stevia si estás a dieta. Acelera el metabolismo y elimina líquidos.
  4. Plátano, kiwi, piña, espinacas y en vez de agua, leche de coco que endulza. Te servirá para eliminar gases, líquido y deshincharte.
  5. Aguacate, semillas de lino, piña, espinacas, y plátano. Si no estás a dieta añade leche, y si lo quieres más ligero pon zumo de piña. Es saciante y contiene ácido oleico, un ácido graso monoinsaturado.

En AXA Health Keeper encontrarás un amplio cuadro médico a los que consultar todas tus dudas. ¿Te vienes?