Los tres factores más frecuentes para padecer enfermedades cardiovasculares son la obesidad, el exceso de colesterol en sangre y la hipertensión. Podemos actuar sobre estos tres factores de forma rápida y sencilla, modificando nuestros hábitos y adaptando nuestra dieta para convertirla en una dieta equilibrada y sana.

En AXA Health Keeper nos preocupamos por tu salud. Regístrate aquí.

Claves de una alimentación cardiosaludable:

  • Rica en frutas y verduras
  • Rica en carbohidratos complejos como pasta, arroz, o cereales integrales.
  • Rica en carnes magras, como pollo, o pavos y pescados.
  • Rica en productos lácteos desnatados.
  • Con un aporte extra de omega 3 o grasas protectoras del corazón a través de pescado azul y frutos secos.
  • Con aceite de oliva para cocinar y aliñar ensaladas.
  • Pobre en bebidas azucaradas, con gas y alcohólicas.
  • Pobre en alimentos con grasas trans como bollería, precocinados, dulces, salsas…
  • Pobre en sal

corazón-salud

Tranquilo, te vamos a ayudar para que puedas seguirla de forma sencilla. Observa:

Dieta Equilibrada Semanal Cardiosaludable

Lunes

Desayuno: Zumo de pomelo. Bol de leche desnatada con muesli.

Comida: Garbanzos con espinacas. Bacalao al horno. Una manzana.

Cena: Crema de champiñones. Tortilla francesa. Queso fresco.

Martes

Desayuno: Zumo de naranja. Café descafeinado con leche desnatada y una tostada de pan integral con aceite.

Comida: Sopa de cocido. Pechuga de pavo a la plancha con ensalada de lechuga y cebolleta. Un yogur natural desnatado.

Cena: Puré de calabaza. Lomo de salmón en papillote. Bol de frutos rojos.

Miércoles

Desayuno: Un kiwi. Leche desnatada con cacao y seis galletas de avena integral

Comida: Brócoli al ajillo. Filete de ternera a la plancha con setas salteadas. Dos mandarinas.

Cena: Menestras de verduras con jamón. Una cuajada. Valeee… con un chorrito de miel… 😉

Jueves

Desayuno: Zumo de piña. Bol de leche desnatada con copos de avena integral

Comida: Macarrones integrales con verduras. Escalopín de pollo con pimientos asados. Yogur desnatado de sabor.

Cena: Pastel de pescado con ensalada de tomate. Queso fresco.

Viernes

Desayuno: Un bol de fresas. Café descafeinado con leche desnatada y una tostada de pan de cereales con mermelada.

Comida: Puré de lentejas. Albóndigas de ternera. Una nectarina

Cena: Ensalada de espinacas con pasas y queso azul. Un huevo escalfado. Un yogur desnatado con tres almendras.

Sábado

Desayuno: Zumo de melocotón. Té rojo. Un yogur natural con cereales integrales.

Comida: Patatas en salsa verde. Merluza con guisantes. Unas natillas.

Cena: Tomates rellenos de carne picada y ensalada de canónigos. Un yogur natural desnatado edulcorado.

Domingo

Desayuno: Un bol de frambuesas. Leche desnatada con avena.

Comida: Arroz con almejas. Pollo al horno. Una naranja.

Cena: Tortilla de patatas y ensalada verde. Yogur con muesli.

A media mañana y de merienda varía cada día entre una pieza de fruta, un puñado de almendras, cuatro nueces o un yogur desnatado. Dependerá de lo que hayas tomado de postre en las comidas principales.
Si tienes intolerancia o no te gusta la leche de vaca prueba con bebidas vegetales como leche de soja o de almendras.
Acompaña las comidas principales con un trozo de pan integral de unos 40 gramos. Bebe ocho vasos de agua al día repartidos entre las comidas y haz ejercicio cardiovascular regularmente, running, ciclismo, fitness, natación, senderismo…

En AXA Health Keeper tienes endocrinos y nutricionistas, para resolver todas tus dudas, ¿lo sabías?