Metodo Pilates: ¿Conoces en qué consiste y sus beneficios?

Metodo Pilates: ¿Conoces en qué consiste y sus beneficios? – Infografía

Regístrate en AXA Health Keeper y comprueba beneficios del deporte en tu cuerpo. Pincha aquí.

Infografia Pilatespilates

Método Pilates: ¿Conoces en qué consiste y sus beneficios?

Este método de gimnasia fue creado por Joseph Pilates en los años 20. Este alemán había sufrido en su infancia fiebres reumáticas y asma y desarrolló un sistema de acondicionamiento físico y mental mezclando sus conocimientos sobre yoga, culturismo y artes marciales.

En un primer momento se utilizó este método para la recuperación de bailarines y deportistas de élite que necesitaban recuperar la fuerza tras una lesión. Posteriormente, ya a finales del siglo XX surgieron los primeros centros especializados en este método, pero ha sido en esta última década cuando el Método Pilates ha cruzado fronteras y se ha hecho conocida en todo el mundo.

¿En qué consiste este método?

Son ejercicios anaeróbicos, breves e intensos, basados principalmente en la fuerza. El objetivo no es quemar grasas o gastar calorías sino aumentar la fuerza, el control y la flexibilidad de la musculatura y las estructuras óseas. Aun así, el esfuerzo y la intensidad consiguen que el metabolismo se acelere y ayude a mantener el peso.

Se necesitan cumplir seis principios básicos: concentración, respiración, control, fluidez, precisión y centro. El “centro” son los músculos abdominales, la base de la espalda y los glúteos, más o menos el “core” en fitness.

Los movimientos son lentos, suaves, con un control exhaustivo de la respiración, con plena concentración y una postura correcta.

¿Qué beneficios puedes conseguir practicando Pilates?

  • Mejor coordinación de movimientos.
  • Mayor flexibilidad.
  • Mayor fuerza muscular y resistencia articular.
  • Reeducación postural y disminución de dolores y contracturas.
  • Mayor conocimiento del cuerpo y mejora de la autoestima.
  • Eliminación de la ansiedad y el estrés gracias al control de la respiración y la concentración.
  • Disminución de las lesiones y molestias generales.

¡¡Es impresionante. Los beneficios del ejercicio físico son infinitos!!

¿Quieres aprender algunos ejercicios de Pilates?

¡Claro que sí! Pon atención

  1. Tumbado boca abajo, con los brazos y el cuerpo bien estirado. Apóyate en las manos y comienza a levantar el cuerpo. No levantes las caderas del suelo. Siente como estiras la espalda y los músculos abdominales. ¡Se nota!
  2. De rodillas en el suelo con las manos apoyadas. Estira la pierna derecha y el brazo izquierdo. Aguanta el equilibrio mientras estiras todo lo posible como si tiraran de ti. Aguante unos segundos y cambia la pierna y el brazo. ¡Aguanta!
  3. Tumbado boca abajo. Apoya los antebrazos abiertos la anchura de los hombros. Apoya las punteras de los pies y eleva el cuerpo. Aguanta metiendo el ombligo para dentro y sin respirar todo lo que puedas. Levanta una pierna estirada y aguanta el equilibrio. Cambia de pierna y repite. ¡Intenso!
  4. Sentado con las piernas estiradas y cruzadas. Apóyate sobre el pie derecho y levanta el cuerpo. Apoya la mano izquierda en el suelo y estira el brazo. Sujeta todo el cuerpo sobre la mano y el brazo estirado izquierdo. Mientras mantienes el equilibrio estira el brazo derecho por encima de tu cabeza y siente el estiramiento en la espalda. ¡Resiste!
  5. Boca arriba con las piernas flexionadas y abiertas la anchura de la cadera. Brazos a lo largo del cuerpo. Levanta la pelvis sin llegar despegar los hombros del suelo. Levanta una pierna y pásala por encima de la otra. Aguanta unos segundos y cambia de pierna. También pueden colocar una pelota entre las piernas y apretar y soltar sin que la pelota llegue a caer y manteniendo los glúteos contraídos. ¡Ya lo tienes!

 En AXA Health Keeper puedes encontrar entrenadores personales y centros para practicar Pilates o Yoga. ¿No te apetece?

 

Comparte el artículo con tus amigos