Casi un 50% de la población española ha hecho dieta alguna vez en su vida. Y en muchas ocasiones sin éxito. También hay personas que “siempre” están a dieta, o eso dicen, pero está claro que algo hacen mal. Al inicio de una dieta es más fácil perder peso, pero tras los dos o tres primeros kilos, perder 500 gramos puede ser un auténtico milagro.

En AXA Health Keeper nos encanta que te preocupes por tu salud. Regístrate aquí.

¿En qué fallamos? ¿Qué errores estamos cometiendo?

  • Eliminar alimentos. Restringir algún alimento sólo hace que tengamos más ansiedad por consumirlo. Los especialistas insisten en que hay que comer de todo y reducir a ocasiones especiales los alimentos menos recomendables.
  • No tomar suficiente líquido. Haz la prueba. Si tomas abundantes líquidos cuando empiezas una dieta, te deshinchas mucho más rápidamente. Esto es porque el agua, nos aguda a eliminar toxinas y a drenarnos, y porque además engaña al hambre y nos sacia. No tiene que ser sólo agua, toma caldos, sopas, zumos naturales o infusiones.
  • Saltarse una comida. En AXA Health Keeper te lo hemos dicho más de una vez. Si te saltas una comida, tu metabolismo se desacelera, pues el cuerpo se vuelve ahorrador. Además llegarás a la siguiente comida medio muerto de hambre, si no caes en la tentación antes y picoteas cualquier cosa. Come cinco veces al día. A media mañana y de merienda, fruta o yogur desnatado, es la mejor opción. Las cenas siempre deben ser ligeras, pero no te las saltes. Ya sabes que no sólo debes cenar ensalada para adelgazar, hay más opciones.
  • No tener en cuenta el alcohol. Las calorías vacías del alcohol, no hacen más que sumar, en vez de restar. Si de verdad estás a dieta, olvídate de tomar alcohol, ni siquiera los finas de semana. No te aporta nada.
  • Pasarse con la sal. No es necesario que la comida no te sepa a nada, pero si sigues comiendo todo muy salado, retendrás líquidos y no conseguirás deshincharte y bajar de peso. Adereza los platos con hierbas, limón, especias… Algunas como el curry o la canela, ayudan a quemar grasas, pero sin pasarse eh? Que tu estómago protestará.

Errores en tu dieta

  • Consumir poca fibra. Si disminuyes las grasas, pero no añades fibra, lo que te pasará es que te vas a estreñir. Así que consume cereales integrales, como pasta, arroz, pan, y no te olvides del líquido, para que la fibra se hinche y cumpla su función.
  • Pasar hambre. Si estás pensando en comer a todas horas, es que no comes lo suficiente, y eso te hará abandonar rápidamente. Si comes más a menudo (cinco o seis veces) no tendrás tanto apetito, porque evitarás los picos de glucemia. Consume alimentos saciantes que no te aporten apenas calorías como la manzana, las verduras como el repollo o la lechuga, hortalizas como el tomate, huevos o las setas. Prueba empezar las comidas con una sopa de verduras o legumbres (sin grasa), así añadirás líquido y tendrás menos apetito.
  • No hacer ejercicio. Sin ejercicio no hay dieta que valga. Debes realizar actividad física dos o tres veces por semana y si ya lo hacías aumenta la frecuencia o la duración un poco, según tu forma física te lo permita. Caminar, correr, nadar, montar en bici, aeróbic, o fitness, combinado con algo de musculación (abdominales, sentadillas, mancuernas, burpees, flexiones…) es una opción que te ayudará a quemar más calorías y perder peso de manera sana y natural.

En Health Keeper By AXA tenemos endocrinos y nutricionistas que estudiarán tu caso y te darán las mejores indicaciones. ¡Conócelos!