Descubre los beneficios y los problemas de esta disciplina de “ciclo indoor”.

Una de las disciplinas deportivas de más fama actualmente en los gimnasios es el Spinning o Ciclo Indoor.

Es una actividad aeróbica que consiste en realizar durante unos cincuenta minutos ejercicios sobre una bicicleta estática, de modo que se trabajan principalmente los músculos de cuadro inferior, glúteos, cuádriceps, sóleos, y resto de musculatura de las piernas. También se fortalecen los músculos de la espalda, e incluso de los brazos, por lo que es una actividad que sirve para tonificar y fortalecer todo el cuerpo. Por ello es una actividad que se considera de mucha ayuda cuando se desea bajar de peso.

Además es un entrenamiento divertido, en el que se comparte el esfuerzo con otras personas en igual situación.

Debe ser dirigido por un profesional, que comenzará con un calentamiento suave que active la circulación y la respiración. Después el monitor irá aumentando la intensidad de los ejercicios así como la resistencia que se pone al pedaleo, para llegar a los límites del ejercicio aeróbico y entrar en el umbral anaeróbico. Esta combinación de ritmos hará que se quemen calorías, y que se realice un ejercicio cardiovascular óptimo.

La clase terminará con una bajada de intensidad para disminuir pulsaciones y frecuencia respiratoria y debe terminar con un estiramiento que evite contracturas y lesiones.

Es importante que la postura que lleves en la bicicleta sea la adecuada. El monitor te ayudará en eso. Si vas mal sentado lo notarás enseguida, pero si no rectificas podrías hacerte daño.

¿Cuáles son los principales beneficios del spinning?

  1. Tonificas los músculos como si hicieras ciclismo al aire libre, sobre todos los cuádriceps, los abduptores y aduptores, los glúteos, sóleos, bíceps femoral, dorsales, lumbares, bíceps y tríceps de los brazos, abdominales…
  2. Quemas calorías, más de 500, lo que te ayudará a perder peso.
  3. Aumentas la masa muscular y la resistencia y con ello acelerarás el metabolismo y quemarás más grasas.
  4. Fortaleces las articulaciones y los huesos así que disminuyen los dolores corporales.
  5. Favorece la liberación de endorfinas por lo que mejorará tu humor, aumentará tu sensación de bienestar y descansarás mejor.
  6. Mejorarás el gasto cardíaco y la circulación con lo que disminuye el riesgo de problemas cardiovasculares.
  7. Moldea tu cuerpo y da firmeza a la piel, disminuyendo el riesgo de sufrir celulitis.
  8. Ayuda a eliminar el estrés y la ansiedad y promueve la socialización y el hacer amigos, ya que formas parte de un grupo habitual.

Como en todo, la práctica de spining puede tener algunas desventajas:

  • La intensidad puede resultar excesiva para algunos, que no consigan adaptarse al ritmo de la clase.
  • Otros puede que prefieran actividades donde se fortalezca en igual medida el tren superior (brazos, hombros, caja torácica) que en el caso del spining se entrena en menor medida.
  • Las calorías quemadas, son inferiores a las que quema una hora de running, o de natación.
  • La postura y el asiento de la bicicleta puede resultar incómodo y sufrir dolor en espalda y cuello.
  • Muchos deportistas prefieren salir al aire libre y cambiar de paisaje.

Y sin embargo, es una de las disciplinas modernas que tiene más éxito, ya que muchos deportistas que prueban esta actividad se enganchan a ella y sobre todo durante los meses de invierno la practican habitualmente.

Para saber si te gusta tienes que probarla. Anímate y comprueba lo divertida que puede llegar a ser.

Con Health Keeper by AXA podrás registrar tu actividad física sincronizando tus apps favoritas o usando el tracker de nuestra app, así conseguirás Fitpoints y obtendrás precios especiales para servicios de salud y bienestar. ¿Todavía no estás registrado?