Un 10-15 % del total de calorías diarias debe proceder de las proteínas. La mitad, de proteínas provenientes de alimentos de origen animal y la otra mitad de proteínas de origen vegetal. ¿Sabes qué alimentos son ricos en proteína vegetal?
En AXA Health Keeper tienes endocrinos y nutricionistas que te darán las pautas para una alimentación completa y saludable. Regístrate aquí.

Proteínas, qué son.

Las proteínas son macromoléculas formadas por cadenas lineales de aminoácidos. Existen 20 aminoácidos diferentes y de sus múltiples combinaciones nacen las diferentes proteínas de nuestro organismo.
11 de esos aminoácidos se sintetizan en el propio organismo, pero los otros 9, los llamados aminoácidos esenciales no somos capaces de sintetizarlos, por lo que debemos introducirlos con la dieta.

Proteínas funciones

Las proteínas son uno de los grupos principales de nutrientes, porque participan en casi todos los procesos vitales. Así pues, sus funciones son muy diversas.

  • Función enzimática.
  • Función hormonal.
  • Función estructural.
  • Función reguladora.
  • Función de reserva.
  • Función de transporte.
  • Función defensiva.
  • Función energética.

Es decir, no solo forman parte del músculo, sino que ayudan en su contracción, transportan sustancias que lo alimentan, intervienen en procesos enzimáticos y hormonales, pueden crear anticuerpos y regulan procesos vitales.

Proteínas de origen animal. Alimentos con proteína animal

Son aquellas que proceden de alimentos animales como la carne, el pescado, el marisco, la leche y derivados o los huevos.

Proteínas vegetales. Alimentos con proteína vegetal

Son las que proceden de alimentos de origen vegetal, como legumbres, frutos secos, cereales y derivados, semillas, levadura de cerveza y algas.
Introduce en tu dieta de forma habitual: Guisantes, tofu, tempeh, judías verdes, espinacas, brócoli, kale o col rizada, acelgas, chía, quinoa, semillas de girasol o lino, seitán, garbanzos, espirulina, amaranto o nueces. Entre otros muchos.
proteína vegetal interior-530784487

Beneficios de las proteínas de origen vegetal

El valor biológico de una proteína viene dado por la proporción de aminoácidos esenciales que contenga. En ese sentido, al parecer, las proteínas animales son de mayor valor biológico. Además, las proteínas que provienen de alimentos animales se aprovechan de forma más eficaz por parte de nuestro organismo.
Pero el problema está en que los alimentos de origen animal, también suelen ser alimentos más calóricos y que contienen mayor cantidad de grasas saturadas.
Los últimos estudios científicos han concluido que el consumo de proteína vegetal podría estar asociado con la prevención de la Diabetes tipo 2. Además, una dieta rica en alimentos vegetales disminuiría claramente los factores de riesgo asociados a la diabetes tipo 2 (obesidad, lipidemias, hipertensión…).
Si sigues una dieta vegetariana, procura que sea lo más variada posible (sobre todo si eres deportista) para conseguir las mejores combinaciones y las proteínas de mayor valor biológico. ¿Recuerdas los batidos de proteínas y las recetas veganas fáciles que te hemos enseñado?
¿Quieres algunas ideas? Pon atención.

Recetas con proteínas vegetal, deliciosas y saludables

  1. Garbanzos con espinacas. Cuece los garbanzos remojados durante 12 h en una olla con agua y sal durante 30 minutos. Añade las espinacas troceadas y cuece otros 30 minutos. Haz un refrito de ajos y añade. Cuece unos últimos 15 minutos. En olla a presión el tiempo se acorta bastante. Puedes añadir huevo cocido si deseas.
  2. Quinoa con verduras. Lava la quinoa y cuece 15 minutos. Saltea en una sartén cebolla, zanahoria, pimiento y unos champiñones, todo bien picado. Añade la quinoa y un poco de caldo de verduras. Deja que reduzca. Salpimenta. Se puede condimentar con salsa de soja, pero cuidado porque es muy salada.
  3. Hamburguesa vegetariana. Pon a remojo en agua caliente unos 100 g de soja texturizada. Pica un ajo, media cebolla y medio pimiento. Elimina el exceso de agua de la soja ya hidratada y mezcla con las hortalizas. Añade 4 cucharadas de harina y chorrito de salsa de soja y pimienta. Amasa bien. Forma las hamburguesas y fríe en aceite de oliva. Deja escurrir en papel de cocina. Sirve con una ensalada.

Combina a tu gusto ingredientes y realiza las recetas más sabrosas y más ricas en proteínas vegetales. ¡Son infinitas! En AXA Health Keeper queremos que aprendas a comer bien.