La halitosis, conocida comúnmente como el mal aliento, además de ser una de las patologías más antiguas, es un pequeño problema que puede convertirse en un auténtico problema social sino se le pone solución. Normalmente, se suele asociar a una igiene bucal deficiente, Pero también puede ser un síntoma de ciertas patologias. Te explicamos sus causas y sus tratamientos.

En AXA Health Keeper tienes un amplio abanico de odontólogos que valorarán tus problemas bucales y te aconsejarán. Regístrate aquí .

Mal olor en la boca

El mal aliento, también conocido como halitosis, es un trastorno bucal más común de lo que se cree que afecta a casi de la mitad de la población en algún momento de su vida. Las causas de este mal olor en la boca suelen atribuirse a una higiene bucal deficiente, pero en algunos casos se deben a otras causas. De cualquier modo, la halitosis no es contagiosa.

¿Por qué se produce?

Entre los motivos que producen la halitosis destaca en primer lugar la mala higiene bucal. En este caso, el sarro en los dientes, que genera bacterias, podría causar las sustancias causantes del mal olor. Por otro lado, la mala higiene bucal la podría crear una caries de alguna pieza dental, algo también bastante habitual. Por último, también suele ser habitual que los piercings dentro de la boca produzcan halitosis, al retener la perforación en la piel algunas bacterias. Incluso ponerse brackets podría ser causa de mal aliento, si la limpieza no es la correcta.

En resumen, la deficiente higiene bucal provoca más del 90% de los casos de halitosis en la cavidad bucal, tal y como apunta este estudio.

Como segunda gran causa de aparición de mal aliento, aunque sea un porcentaje más pequeño, pueden estar algunas patologías como del aparato respiratorio o del tubo digestivo. Entre ellas se pueden citar al cáncer de pulmón, las bronquitis, la sinusitis, el SIBO, una hernia de hiato, una gastritis común o incluso la bacteria Helicobacter pylori. Todas estas patologías pueden provocar halitosis y mal sabor de boca. En estos casos detrás del mal aliento podría existir un problema de salud grave.

Una tercera causa de su aparición puede estar relacionada con la saliva. Aunque no es la más común, a veces, la falta de saliva provoca halitosis. La saliva tiene propiedades antisépticas para mantener la boca limpia. Sin embargo, si las glándulas salivales no segregan toda la saliva necesaria, por el motivo que sea, se podría producir un foco de halitosis en la boca.

Tratamiento de la halitosis

El tratamiento del mal aliento en la mayoría de los casos es bastante sencillo, sobre todo si está relacionado con la higiene bucal. Según los expertos, la cuestión más importante para el tratamiento de la halitosis es la determinación de su origen mediante un examen clínico detallado, para saber sobre qué actuar. En la mayoría de los casos, el manejo puede incluir medidas simples como instrucciones para la higiene bucal, limpieza de la lengua y enjuague bucal.

Como norma general, cuando un paciente se vea afectado por halitosis deberá eliminar los factores predisponentes como son disminuir tabaco y alcohol. Además, se deberá evitar el consumo de ciertos alimentos (sobre todo ajo, cebolla y especias). Por otro lado, beber agua entre las comidas también es recomendable ya que la sequedad de la boca favorece la proliferación bacteriana.

Cómo eliminar el mal aliento

Para saber cómo eliminar el mal aliento hay que mantener una higiene bucal y lingual muy estricta, por lo que llevar a cabo una limpieza correcta de ambas, será crucial para eliminar cualquier olor.

Para ello, el cepillado tendrá que seguir las siguientes pautas.

Higiene bucal

  • Colocar el cepillo en un ángulo de 45 grados apoyándolo en la unión de encía y diente y se moverá con suavidad mediante movimientos circulares o laterales
  • Cepillar las superficies externas de los dientes
  • Cepillar las superficies internas de los dientes
  • Se utilizarán cepillos interdentales
  • Se utilizará seda dental
  • Se utilizará enjuague bucal

Higiene lingual

  • Se colocará el cepillo en la parte superior de la lengua y se cepillará la zona
  • Se cepillará la parte posterior de la lengua, donde hay localizada más carga bacteriana

Chicles para el mal aliento

Uno de los recursos rápidos más fáciles ya accesibles para acabar con el problema suelen ser los chicles contra el mal aliento. Sin embargo, muchos dentistas apuntan que los chicles no son una terapéutica recomendable para tratar mal aliento o problemas de boca seca.

De hecho, los pacientes saben que su efecto enmascarador dura muy poco y por lo tanto sería abusivo asegurar que estos dos efectos están eliminando el mal aliento.

Sin embargo, sí tienen algún efecto beneficioso, resultado del aumento de la secreción salival en pacientes con boca seca. Aunque, pocos minutos después de que el paciente cese de mascar, el mal aliento y la boca seca, siguen ahí.

Efectos sociales

La halitosis es una cuestión que no solo afecta a la boca, sino que afecta a la calidad de vida. El motivo es que es una de las patologías con mayor impacto en las relaciones sociales. Padecer halitosis puede tener consecuencias psicológicas que afecten al comportamiento normal de las personas. Algunas van desde taparse la boca al hablar, a no acercarse a los demás o incluso llegar a no comer en público o evitar las relaciones sociales. Por ese motivo, ponerle tratamiento es algo muy importante y esencial para ser felices.

¿Te gustaría conocer tu estado físico? Entra en la calculadora de la edad de tu salud de la app.

Fuentes:

  • Instituto del Aliento
  • Elsevier
  • Scielo
  • NCBI