Es una afección de la piel que provoca manchas rojas y picor. Aunque no es grave, puede disminuir la calidad de vida de quienes la sufren. Hidratar la dermis y usar los productos adecuados puede ayudar a aliviar las molestias y prevenir los brotes.

En AXA Health Keeper tienes a tu disposición numerosos dermatólogos, que te ayudarán en caso de tener problemas con tu piel. Llámales.

La dermatitis atópica es una afección inflamatoria y crónica de la piel que provoca enrojecimiento y picazón severa.

Se denomina atópica, porque no afecta a un área específica, sino que puede manifestarse en diferentes partes del cuerpo.

Aunque es frecuente en niños, este trastorno cutáneo puede aparecer a cualquier edad y hacerlo junto con otras patologías, como asma y rinitis alérgica.

Síntomas de la dermatitis atópica

Los signos varían de una persona a otra y son distintos según la edad. En el caso de los niños, estas son las manifestaciones más habituales:

  • piel seca
  • manchas rojas
  • costras y escamas
  • picores intensos

En los adultos, los síntomas son más intrusivos y la dermatitis atópica puede causar estas molestias:

  • Picazón intensa. Resulta especialmente persistente e incómoda durante la noche.
  • Hiperqueratosis. Se trata de un engrosamiento de la capa exterior de la piel, debido a una acumulación de queratina.
  • Manchas de color rojo o marrón. Suelen aparecer en manos, pies, tobillos, muñecas, cuello, codos, rodillas y párpados.
  • Pequeñas protuberancias, que pueden supurar líquido y formar costras, si te las rascas.

Dermatitis atópica en bebés

Causas de la dermatitis atópica

Existen varios factores que pueden provocar este trastorno cutáneo. Estos son los principales:

  • Predisposición genética
  • Sudor
  • Estrés

El Hospital Universitario La Paz (Madrid) encontró una relación entre el estrés y los brotes de dermatitis atópica. Además, el estrés también puede ser una consecuencia de esta afección y puede repercutir en la autoestima de quien la padece.

  • Alteraciones en la actividad de las enzimas que protegen la piel
  • Exposición a alérgenos o sustancias irritantes

Piel atópica en bebés y niños

Es la enfermedad dermatológica más frecuente en la infancia y afecta al 10% de los niños de esa etapa.

Se manifiesta entre los dos meses y los 7 años, edad en la que desaparece la enfermedad en la mayoría de los casos. Los eccemas suelen aparecer en mejillas, brazos, tórax, detrás de las rodillas y en los párpados.

Algunas medidas pueden prevenir o minimizar los brotes:

  • Hidratación. Un par de veces al día, aplícale crema, vaselina o aceites emolientes especiales para pieles atópicas. A mayor hidratación, menos picores y brotes.
  • Agua tibia. Entre 5 y 10 minutos es suficiente para bañar a un niño con piel atópica. Y siempre mejor con agua templada.
  • Evitar colonias. No uses perfumes ni jabones con olor intenso. El gel de avena y los aceites limpiadores son buenas opciones.
  • Ropa de algodón. Evita las prendas sintéticas y abrigar en exceso a tu hijo, ya que el sudor empeora el aspecto de la piel.
  • Leche materna. Hidrata, brinda nutrientes esenciales y aumenta las defensas del sitema inmune. Pero, además, usada de forma atópica, puede aliviar los brotes atópicos.

La Universidad de Medicina de Arak (Iran) concluyó que la leche materna puede mejorar el eccema atópico infantil con los mismos resultados que la pomada de hidrocortisona al 1%.

En niños, la dermatitis atópica también puede causar estrés, así como vergüenza y miedo al rechazo por el aspecto que presenta la piel. Los brotes deben tratarse adecuadamente, siguiendo las pautas marcadas por el pediatra o el dermatólogo:

Corticoides. Si tiene las placas de eccema enrojecidas, el pediatra suele recomendar el uso de corticoides (en crema o emulsión) una o dos veces al día durante un corto periodo de tiempo.

Antihistamínico oral. Si la dermatitis provoca un picor intenso en el niño, el experto suele pautar un antihistamínico oral.

Tratamiento para la dermatitis atópica

Aunque no existe una cura definitiva contra la dermatitis atópica, determinados hábitos y algunos tratamientos farmacológicos pueden aliviar la picazón y prevenir nuevos brotes.

Humectar la piel.  Aplícate emolientes para piel seca varias veces al día para hidratarás la dermis.

Jabón neutro. Utiliza jabones suaves para evitar que resequen la piel.

Secarse con toques. Hazlo con una toalla suave, dando toquecitos y aplícate después una crema.

Fototerapia. El sol mejora el estado de la piel. La radiación UV artificial se usa como tratamiento.

Corticoides. Antiinflamatorios que deben aplicarse sobre la piel hidratada.

Fármacos inmunomoduladores sistémicos. Es útil para casos de dermatitis atópica grave.

Como ves, el cuidado diario de la piel y el uso de productos específicos puede prevenir los brotes y mejorar el estado de la dermatitis atópica. De todos modos, es conveniente acudir a un dermatólogo, que puede ayudarnos a mantener bajo control esta afección cutánea.

¿Consideras que tienes buena salud? 
¡Descubre la edad de tu salud en la calculadora de la APP!

Fuentes:

Tratamiento de la dermatitis atópica. E. Sendagorta Cudós, R. de Lucas Laguna. Rev Pediatr Aten Primaria vol.11 supl.15 Madrid abr./jun. 2009 https://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1139-76322009000300004

Efficacy of topical application of human breast milk on atopic eczema healing among infants: a randomized clinical trial. Hengameh Kasrae BSc, Leila Amiri Farahani MSc, Parsa Yousefi. International Journal of Dermatology. Feb 2015. http://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1111/ijd.12764/abstract

Guía para pacientes con dermatitis atópica. J.C. Moreno Giménez, Gloria Garnacho Saucedo. Academia Española de Dermatología y Venereología. https://aedv.es/wp-content/uploads/2020/06/Gui%CC%81a-dermatitis-ato%CC%81pica-VF.pdf

Dermatitis atópica. Mercedes Escarrer Jaume, M.ª Teresa Guerra Pérez.  Asociación Española de Pediatría. 2019; 2:161 https://www.aeped.es/sites/default/files/documentos/11_dermatitis_atopica.pdf